Origen y evolución del Karate hasta Extremadura.
Jul15

Origen y evolución del Karate hasta Extremadura.

Es preciso situar el origen del Karate en la actual isla de Okinawa, ubicada entre la costa oriental de China y el sur de Japón. A finales del siglo XIV, Satto, primer rey de la mencionada isla, tomó la decisión de abrir sus puertas al Imperio chino, comenzando una proselitización cultural de la que el Chuan-Fa (término utilizado para denominar al conjunto de artes marciales chinas) fue uno de los elementos. Los Sapposhi, diplomáticos chinos, y los Bin Yin, familias chinas instaladas en Okinawa, fueron las personas que lo introdujeron y expandieron por toda la isla, surgiendo a raíz de ello, un arte marcial autóctono, el denominado Tō-De. En 1429, el rey Shō Hashi unificó los Tres Reinos que formaban la isla de Okinawa en uno, el Reino de Ryūkyū, provocando el fortalecimiento de la misma, convirtiéndose en el centro de las redes de comercio marítimo del sureste de Asia. Posteriormente, el rey Shō Shin prohibió la posesión y almacenamiento privada de armas, precepto que facilitó la ocupación de parte de la isla por el clan japonés Satsuma en 1609, quien no encontró apenas resistencia. Este cúmulo de acontecimientos dio lugar al Kobudō (arte marcial que estudia el uso de implementos domésticos y agrícolas comunes como armamento) y al inicio del periodo de mayor desarrollo del Tō-De, el cual influenciado principalmente por el Chuan-Fa, y en menor medida por otras disciplinas de países del sureste asiático, evolucionó al Tō-Te a mediados del siglo XVIII. Kanga Sakugawa fue su principal precursor, puesto que fue él quien reglamentó sus técnicas, quedando claramente definidas. El Tō-Te fue evolucionando gradualmente en tres lugares diferentes de la isla de Okinawa, aflorando en el siglo XIX tres estilos de trabajo desarrollados a partir de requerimientos físicos diferentes. El Shuri-Te, nacido de la mano de Sōkon Matsumura, pero sistematizado por su alumno Ankō Itosu; el Naha-Te, que tuvo como máximo exponente a Kanryō Higaonna; y el Tomari-Te, que dispuso de Kōshaku Matsumora como la figura más relevante. En 1879 el Reino de Ryūkyū se adhiere definitivamente a Japón, hecho que facilitaría el crecimiento del Tō-Te, y su integración en las escuelas públicas de la Isla de Okinawa en 1901, quedando como responsable Ankō Itosu, quien apoyado en Kentsū Yabu, basó su pedagogía en los métodos de formación militar. Cinco años más tarde se realizarían las primeras exhibiciones públicas de esta disciplina en la mencionada isla. En 1917 el Karate sale por primera vez de la Isla de Okinawa y se introduce en Honshū, la isla principal de Japón, con motivo de la invitación de la Dai Nippon Butokukai, para realizar una demostración pública en su sede...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad