Sobre keishikika (formalización) y más.
Jul21

Sobre keishikika (formalización) y más.

Imagen: Mahir Özkan A menudo la mayoría de los practicantes de Karate intentan aproximarse a el con mentalidad propia y Occidental. Entienden que toda la parafernalia nipona es folklore del que se puede prescindir. Craso error. Cuando se aprende sin entender la tradición cultural que está detrás de lo que se practica, se pueden cometer graves errores de apreciación y comprensión, que no nos permitirán progresar por falta de entendimiento. El Karate-Do, como todas las Artes Marciales japonesas, y aunque no lo parezca también las chinas, pues unas derivan de otras, o de una filosofía común, está muy influido por doctrinas filosóficas como el Taoísmo o el Budismo, especialmente por su secta Zen, y muchos Conceptos y Principios están enraizados en esas doctrinas, también en el Shinto, y, desde luego por lo que respecta a las relaciones interpersonales y a la moral, por el Confucianismo. Se toma al Karate-do como algo meramente físico, como una esgrima de puños y piernas que sólo contempla la habilidad en la técnica y el combate. Y el Karate-Do es bastante más que eso. La influencia del Taoísmo (y de la MTC) y del Budismo Zen es esencial para poder profundizar en la esencia del Karate. CARACTERÍSTICAS DE LAS ARTES JAPONESAS TRADICIONALES Las características más frecuentemente asociadas con las artes japonesas tradicionales son: keishikika (formalización), kanzen shugi (la belleza de la perfección total), seishin shūyō (disciplina mental), tōitsu (integración y compenetración con la habilidad). Los pasos que se siguen son los siguientes: El establecimiento y formalización del patrón o forma (Kata): cada acción se vuelve sujeta a reglas (keishikika). La repetición constante del patrón o forma (hampuku). Dominar el patrón o forma, también como la clasificación de la habilidad en el camino hacia el dominio, que resulta en licencias y calificaciones (kyū y dan). Perfeccionamiento del patrón o forma (kanzen shugi): la belleza de la perfección. Ir más allá del patrón o forma, volverse uno con él (tōitsu). Expresiones comunes en japonés reflejan estos pasos: Kata ni hairu (seguir la forma), Kata ni jukutatsu suru (perfeccionar la forma) Kata nukeru (ir más allá de la forma). Toda la práctica se lleva a cabo en una atmósfera de quietud, obediencia y respeto, reflejando la absoluta obediencia y respeto de la relación...

Read More
La importancia de fundamentos y preceptos del Karate en el día a día de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad españolas
Jul19

La importancia de fundamentos y preceptos del Karate en el día a día de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad españolas

Con este artículo, el autor quiere mostrar que los preceptos del Karate que se analizan a continuación, son perfectamente identificados en las características exigibles y que un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad debe de demostrar en el día a día. El efecto producido en el mismo, garantiza su seguridad y la de terceras personas, todo ello con la adecuación que los significados y sentido que los preceptos del Karate enfoca a un arte marcial, transformándolos a las normas legislativas que le son de obligado cumplimiento y aplicación a un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Algunos principios y pilares fundamentales en los que el Karate basa su camino de vida (Do) y como arte marcial (Jitsu), están presentes y estrechamente conectados con la actuación y comportamiento de un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cuando se tiene que enfrentar a situaciones de extraordinaria complejidad donde las acciones a las que se enfrentan en décimas de segundo, tiene que hacer uso proporcionado de la fuerza para ejercer las funciones que le son encomendadas sin infringir las multitudes de normativas jurídicas que le son de aplicación y que analizarán su actuación. Dentro de los principios y pilares a desarrollar, el autor del presente trabajo se centrará en los siguientes fundamentos: – 1º SOHÖ – 2º METSUKE CHAKUGAN – 3º FUDO SHIN – 4º NI SENTI NASHI IKKEN HISSATSU 1º SOHÖ (Etiqueta) La etiqueta (Sohö), tanto en Karate como en otras artes marciales de origen oriental, muestra un aspecto fundamental a la hora de ofrecer respeto a su lugar de práctica (Dojo), a sus oponentes e igualmente mostrarse respeto así mismo. (por ejemplo el saludo marcial en el karateka y el saludo “militar” de cortesía que un miembro de las FFy CC de seguridad muestra al ciudadano como primer acto de interactuación) El “Sohö” o etiqueta, el practicante de Karate no solo lo debe mostrar en la forma de vestir (Karate-gi) sino que representa su más fiel sentimiento y se muestra en los procedimientos del saludo marcial, su forma de expresarse y su postura, es decir, “Sohö” no es una sola forma o detalle, sino que es un conjunto de aspectos físicos y sensoriales que hacen que el practicante desprenda una aura de respeto hacia los que le rodean en su día a día, su práctica o su batalla. Un ciudadano lo primero que observa en un agente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que se aproxima hacia él es su forma de vestir, su correcto porte, la forma en la que se dirige hacia él, la colocación de los instrumentos y/o material que...

Read More
¿Cómo (NO) enseñar el Karate en la actualidad?
Jul15

¿Cómo (NO) enseñar el Karate en la actualidad?

Imagen Cesar Martín Un prestigioso maestro de karate, al cual admiro mucho por diversas razones y que por respeto no mencionaré, hace unos años realizó un planteamiento que es muy compartido en las redes sociales por parte de múltiples maestros de karate. Precisamente debido a la cantidad de personas que se hacen eco de sus palabras, y que la esencia de éstas se contradicen con el contexto en que se desarrolla el karate en la actualidad, creí necesario incluir algunas acotaciones, para evitar inadecuadas formas de pensar, y actuar, por parte de los seguidores. En ese mismo sentido, como oponerme al planteamiento de tan merecidamente venerado maestro no constituye una posición que sea de mi agrado, me gustaría pensar que cuando él plantea “en los días antiguos”, aluda solamente a una referencia histórica ajena a su costumbre personal. “En los días antiguos en el karate no había explicaciones, solo tenías que seguir al sensei en silencio. No se podía hacer preguntas (ese proceder pertenece a la pedagogía tradicional, en la que el alumno asumía un rol pasivo y se limitaba a recibir información sin cuestionarla, que hace mucho tiempo está demostrada su ineficacia para cualquier tipo de enseñanza, no solo por entorpecer el aprendizaje desde el punto de vista cognoscitivo, sino que desde el punto de vista socio-afectivo y educativo induce a la sumisión, contrario a la actualidad que busca formar líderes. En ese mismo sentido, para ese proceder no se necesitaría un sensei- que debe dominar y aplicar la metodología de enseñanza-, solo una persona que realice el movimiento y que el alumno siga). Uno siempre estaba preguntándose el porqué de cada cosa y de todo (eso es natural y adecuado, por ser el proceso neurológico que sirve de base de la interiorización y comprensión del conocimiento, motivo por el cual debe ser estimulado en lugar de reprimido). De esa forma era que cada uno debía llegar a entender todo por sí mismo (¿Pero cómo puede lograrlo sin una guía? Está bien la comprensión particularizada de acuerdo a las potencialidades y preferencias individuales, pero sin ayuda esa comprensión individual puede ser equivocada, con consecuencia fatales. Para ese caso existe el método del descubrimiento guiado, donde el maestro modela el proceso de aprendizaje que el propio alumno va construyendo, partiendo de los recursos cognoscitivos que recibe en la clase). Experimentando con su propio cuerpo (Igual que el punto anterior ¿Cómo hacerlo sin ayuda? En ese caso se observa cierta alusión al método sensoperceptual o propioceptivo de enseñanza, pero que necesariamente depende de la información inicial que guíe el proceso). Esa era la vieja escuela. Lo que antiguamente podía tomar...

Read More
Beneficios del Karate en la escuela
Jul09

Beneficios del Karate en la escuela

Imagen Fernando Martín Efectos de una intervención de kárate en la escuela sobre el rendimiento académico, el funcionamiento psicosocial y la aptitud física: un ensayo controlado aleatorio por conglomerados de varios países. Tania Pinto-Escalona aErica Gobbi bPedro L. Valenzuela cSimon J. Bennett dPierluigi Aschieri eManuel Martin-Loeches fAntonio Paoli gOscar Martinez-de-Quel h aFacultad de Educación, Universidad Complutense de Madrid, Madrid 28040, EspañaBDepartamento de Ciencias Biomoleculares, Universidad de Urbino “Carlo Bo”, Urbino 61029, ItaliaCDepartamento de Biología de Sistemas, Universidad de Alcalá, Madrid 28805, EspañaDInstituto de Investigación en Ciencias del Deporte y el Ejercicio, Facultad de Ciencias, Universidad John Moores de Liverpool, Liverpool L3 3AF, Reino UnidomiFederación Italiana de Judo, Lucha, Karate y Artes Marciales, Roma 00122, ItaliaFPsicobiología y Métodos para el Departamento de Ciencias del Comportamiento, Universidad Complutense de Madrid, Madrid 28040, EspañagramoDepartamento de Ciencias Biomédicas, Universidad de Padua, Padua 35122, ItaliahFacultad de Educación, Universidad Complutense de Madrid, Madrid 28040, España https://doi.org/10.1016/j.jshs.2021.06.005 En comparación con las lecciones de educación física tradicionales, una intervención de kárate de 1 año realizada durante las lecciones de educación física mejoró el rendimiento académico y redujo los problemas de conducta en niños de 7 a 8 años de 5 países europeos diferentes. La intervención también proporcionó beneficios en diferentes marcadores de aptitud física, como la aptitud cardiorrespiratoria, el equilibrio y la flexibilidad. Estos hallazgos apoyan la implementación del karate durante las lecciones de educación física para niños de escuela primaria. Resumen Propósito Examinar los efectos de una intervención de kárate en la escuela sobre el rendimiento académico, el funcionamiento psicosocial y la aptitud física en niños de 7 a 8 años. Métodos Veinte escuelas en 5 países europeos diferentes (2 aulas de segundo grado por escuela) participaron en un ensayo controlado aleatorio por grupos (ensayo Sport at School). Los participantes fueron asignados a un grupo de control, que continuó con sus lecciones habituales de educación física, oa un grupo de intervención, que reemplazó estas lecciones con una intervención de kárate de 1 año (programa Karate Mind and Movement). Un total de 721 niños (344 niñas y 377 niños, 7,4 ± 0,5 años, media ± DE) completaron el estudio, de los cuales 333 y 388 fueron asignados al grupo de control y al grupo de intervención, respectivamente. Los resultados incluyeron rendimiento académico (calificación promedio), funcionamiento psicosocial (Cuestionario de fortalezas y dificultades para padres) y diferentes marcadores de aptitud física (aptitud cardiorrespiratoria, equilibrio y flexibilidad). Resultados La intervención proporcionó beneficios pequeños pero significativos en comparación con el grupo de control para el rendimiento académico ( d  = 0,16; p  = 0,003), problemas de conducta ( d  = –0,28; p  = 0,003), aptitud cardiorrespiratoria ( d  = 0,36; p <0,001), y equilibrio ( d  = 0,24; p  = 0,015). Hubo una tendencia hacia beneficios significativos para la flexibilidad ( d  = 0,24; p  = 0,056). No se observaron beneficios significativos para otras variables, incluidas las dificultades psicosociales, los síntomas emocionales,...

Read More
Ohashi (お箸) – Comiendo con los palillos japoneses
Jul07

Ohashi (お箸) – Comiendo con los palillos japoneses

Si te gusta la comida japonesa o tienes planes de ir a Japón, este es un tema que seguramente te pueda interesar. Como muchos ya saben, en Japón así como en muchos otros países de Asia se acostumbra a comer con palillos. A estos “palillos” en japonés se les llama “Ohashi”, y son ni más ni menos que utensilios tradicionales que se usan para comer una gran variedad de platos. Ohashi – Foto de: Tatsuo Yamashita / CC BY Un poco de historia Los palillos llegaron a Japón en el siglo VIII, a través de China, que en aquel entonces tenía mucha influencia sobre los países cercanos como Japón y Corea. Los palillos que llegaron de China tenían una terminación redonda, y más tarde los japoneses fueron modificando su forma dándole una terminación puntiaguda, como los conocemos hoy. Actualmente los palillos son los utensilios habituales en Japón, y se fabrican de muchos materiales, como madera, bambú, metal e incluso de plástico. Tipos de palillos Hay muchos tipos de palillos,y entre los más comunes están los “Waribashi” (割り箸), que son palillos descartables, muy populares en restaurantes de Japón, e incluso muy comunes en tiendas de sushi del extranjero. Si alguna vez fuiste a algún un restaurante japonés de tu ciudad, quizás los hayas usado. Foto: Masaaki Komori on Unsplash Los waribashi son simplemente dos palillos de bambú pegados, que hay que separarlos cuando los sacamos de su envoltorio, y se desechan luego de usarlos. Luego están los que no son descartables, como los Saibashi (菜箸), que son mucho más largos y se usan sólo para cocinar. Y finalmente están los palillos clásicos, que encontramos en cualquier hogar japonés: unos palillos de madera de unos 22 cm de largo que se usan para comer prácticamente de todo, y son los que usan los japoneses en sus casas todos los días. Foto: MIKI Yoshihito / CC BY Cómo usar los palillos japoneses Usar los palillos japoneses es algo realmente sencillo. Sólo hay que tener en cuenta dos cosas: la primera es que sólo uno de los palillos debe moverse (el de arriba), mientras que el otro debe quedar fijo e inmóvil. La segunda cosa a tener en cuenta es que tienen que estar parejos y terminar en punta, para poder tomar mejor los alimentos. Veamos a continuación este vídeo en donde muestran muy bien cómo sujetarlos. Cómo comportarnos en la mesa Ahora que ya sabes cómo usar correctamente los palillos, sólo te falta conocer un poco sobre la etiqueta y principalmente las cosas que jamás se deben hacer con ellos. Es una buena idea tener en cuenta estos tips a la hora de compartir la mesa con comensales japoneses. Foto: Japanexperterna / CC BY-SA Tip 1 – No clavar los palillos en el tazón Para empezar, jamás debemos clavar los palillos en el arroz....

Read More
La tradición del karate
Jun30

La tradición del karate

He leído discusiones a cerca de si un Maestro no aceptó a tal alumno en su Dojo, que eso no debía ser……. , etc, etc. Me vais a permitir que opine sobre este asunto desde la visión de la Tradición del Karate. Imagen gdraskoy Away in Europe En el Karate, por si alguien no se ha dado cuenta, existe una Línea Jerárquica. En un Dojo hay un Maestro principal que toma las decisiones y los demás obedecen sin discutir. No es una democracia en la que todos opinan. Y esto es así porque el Maestro del Dojo sigue una línea de progresión en la formación SHU-HA-RI. El Karate es un Arte Marcial, por lo tanto es un arma, que en las manos equivocadas puede causar mucho daño. Por eso, un Maestro de Karate, tiene la obligación de poner los filtros necesarios para que sus alumnos se comporten adecuadamente ante la Sociedad, y evitar crear matones que abusen de los demás con los conocimientos que reciben. Así es que debe seleccionar a aquellos que han de recibir sus enseñanzas, y eso implica prescindir de aquellos que él considere no aptos para recibir sus enseñanzas. Por otra parte, un Dojo no es, primariamente, un negocio, sino una Escuela de vida. Y eso es importante señalarlo. Todos los que hemos enseñado hemos tratado de conformar un grupo humano cohesionado y en el que la ayuda mutua sea permanente para poder progresar todos juntos. A veces ocurre como en el refrán que dice que un garbanzo negro te puede estropear un buen cocido… Detectar eso y apartar a aquel que rompe la armonía del grupo, invitándole a marcharse, es algo que ha ocurrido siempre a lo largo de la historia del Karate. A veces eso es necesario, aunque parezca injusto. Leyendo la historia del Karate Goju-ryu, y viendo como lo hacía el Maestro Chojun Miyagi, uno puede entenderlo perfectamente, y como se deshizo de algunos alumnos, como Higa Seiko, con los que después en la vejez tenía, ante el asombro de todos, excelentes relaciones. La Dinámica de Grupos, en la que el Maestro es el líder indiscutible, a veces necesita golpes de timón que sirvan para ordenar el grupo adecuadamente, y prescindir de algún miembro que daña esa Dinámica de Grupo es necesario, por muy doloroso que pueda parecer. No pocas veces que eso no se hace bien, la cosa termina en un cisma que destruye al grupo. Y esa es una habilidad difícil de adquirir, y también de enseñar, pero imprescindible en quien lidera un grupo. Aunque el Karate sea esencialmente un Camino individual que ha de recorrerse sólo, cuando se está...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad