Karate Tradicional. (Parte-2)
Ago01

Karate Tradicional. (Parte-2)

ESPÍRITU DEL KARATE TRADICIONAL El Saludo, símbolo deRespeto y Cortesía Quizá se está mal utilizando la palabra TRADICIONAL al referirse a lo que muchos consideran el verdadero Karate Do (seguramente, ya que sería confuso determinarlo en el tiempo, en la historia… y en la técnica). Pero todos saben a qué se refiere el término, por lo que quizá no es más que un asunto lingüístico sin importancia. No obstante el Karate Tradicional siempre puede considerarse, técnicamente, el de los años en torno a la creación de los estilos conocidos hoy y hasta, aproximadamente, la desaparición de sus fundadores o años posteriores (es decir desde los años 40 a los 80 aproximadamente). Por ello aunque seguramente la expresión acuñada de Karate Tradicional no sea la más adecuada pero en la actualidad es la utilizada en dicho sentido en todo el mundo. Ese periodo de tiempo indicado como origen del Karate Tradicional actual es el que simboliza el Karate Do, aunque su historia  anterior, China, lo determina en muchos aspectos y hay que conocer para entender. Ese Karate Do Tradicional no solo lo determina por tanto lo que se hace (con un rigor técnico histórico basado en las características del estilo e incluyendo todo tipo de técnicas sin influencia de reglamentos o modas) sino y especialmente la actitud con que se hace, su ética y moral, sus objetivos, su Camino y el comportamiento de sus practicantes (y eso teniendo en cuenta también el entorno cultural e histórico en que se vive, pues a pesar de hacerlo nosotros ahora en pleno siglo XXI, ese tipo de valores deben seguir siendo importantes). No se trata tanto de hacer exactamente lo mismo que hacían los maestros de la época dorada en torno a la mitad del siglo 20 sino de buscar con la práctica lo que buscaban ellos. El Karate es parte del Budo japonés. Siempre se ha traducido este como el Camino de las Artes Marciales. Pero sus kanji, los caracteres orientales con que se escribe, incluyen unos trazos que le hacen significar “el camino PARA DETENER la guerra, el conflicto, la violencia”.  Gichin Funakoshi, el más conocido líder del Karate japonés en los años dorados de sus principios mantuvo que… “aquellos que siguen el Karate deben considerar la cortesía como de básica importancia, y sin ella se pierde la esencia del Karate. El estudiante de Karate debe ser humilde y respetuoso, y tener buenos modales.” La máxima expresión técnica del Karate, el kata, comienza siempre (y a menudo también termina) con técnica de bloqueo. Nunca con ataque. Eso indica el espíritu defensivo del Karate en el que su utilización en la calle...

Read More
Karate Tradicional. (Parte 1)
Jul22

Karate Tradicional. (Parte 1)

Karate Do, el TradicionalCamino de la Mano Vacía Aunque en realidad no debería ser necesaria la puntualización o explicación, el término Karate Tradicional, como el Karate Do en su justo sentido de verdadero Camino de la Mano Vacía, es utilizado por aquellos karatekas e instructores que entienden la práctica y enseñanza de esta disciplina como parte de la cultura japonesa, como un arte marcial (Budo) que complementariamente a su sistema de lucha desarrolla una serie de valores basados en el antiguo Bushido (código del Samurai que marca premisas como el Respeto, Honestidad, Coraje, Justicia, Lealtad, Honor y Benevolencia) y que en la época actual se transmite en el código del Karate conocido como Dojokun y que habla sobre la perfección del Carácter, la Fidelidad y la Lealtad, la Determinación, el Respeto, el Autocontrol de la actitud impetuosa,… características muy pregonadas pero poco aplicadas lamentablemente. DOJO & SENSEI Goshi Yamaguchi,ejemplo de gran Sensei En efecto, profundamente el Karate tiene toda una filosofía basada en el tradicional Dojokun o Código Ético, por todos conocido pero no por todos  llevado a cabo en la vida cotidiana, dentro y fuera del tatami. El DOJOKUN, nos indica una actitud moral a los que creemos en un Karate como parte de la cultura de Japón, vinculado a su historia. El Dojokun nos enseña a contener la conducta impetuosa y violenta, a ser respetuoso, tolerante y compasivo, a cultivar el espíritu de perseverancia, a ser fiel, leal, sincero y humilde. Por ello debemos decir que el Karate Tradicional no se desarrolla en un gimnasio sino en un dojo, un lugar casi sagrado donde no se busca una mera práctica o entrenamiento sino que se busca seguir ese Camino de perfeccionamiento personal. Basado en el Dojokun el Karate enseña además que se llega más lejos admirando que criticando, que no hay que preocuparse por las imperfecciones de otros sino por las nuestras, que al final el cinturón negro, símbolo de la aptitud en Karate no es el fin sino el principio y no debe rodear solo la cintura… sino también el corazón, y que las artes marciales, sin un desarrollo paralelo de la personalidad no serían más que escuelas de violencia y chulería. En origen la palabra DOJO es en realidad una traducción del término sanscrito “BODHIMANDA” y se refiere al “asiento del diamante”, el asiento desde el cual Buda obtuvo su nirvana, su iluminación, bajo el árbol Bodhi. En consecuencia se utilizaba este término para denominar el lugar donde se estudiaba y desarrollaba el Budismo. Debido a esas connotaciones espirituales y de auto superación la palabra fue adoptada también para el mundo del Budo japonés. Aunque...

Read More
Karate Superior: Karate Espiritual
Abr17

Karate Superior: Karate Espiritual

  El Budo japonés, el auténtico y verdadero, siempre se ha identificado un poco con la religión, con los dioses y así sus grandes maestros han alcanzado la categoría de «casi dioses» en el país del Sol Naciente. Pero cuando digo religión me refiero, por supuesto, a las religiones de Japón, patria del karate; es decir, al Budismo y al Shintoismo. en efecto, el enfoque y desarrollo del karate ha ido siempre paralelo a estas dos religiones. Sus motivos tiene y, como veremos también numerosos puntos en común que conforman ese paralelismo. El Budismo, creado por Buda, el «iluminado que fuera Sidarta Gantama», y desarrollado en la India hacia el siglo VI antes de Cristo bajo dogmas marcados por el Brahmanismo, no tiene unas doctrinas fijas, sino que, más bien, puede adaptarse a cada ocasión según la inspiración, como proclamaba el Maestro de la Secta Zen, dentro del Budismo, Muso Kokushi. Así reza en algunos Monasterios Budistas: «Mil monjes, mil religiones». El Budismo se basa en la meditación y su principal característica podría ser su especial culto a la muerte. En el siglo VI, en el año 538 concretamente, esta religión que ya había pasado a China algunos siglos antes, lo hace ahora al Japón, tras la enorme influencia de Bodhidarma (Daruma) creador del Budismo ZEN. En Japón ya existía otra religión autóctona, el Shintoismo, sin moral, sin filosofía y sin fundamentos. El Shintoismo o «Camino de los Dioses» da carácter divino y sagrado a cualquier rama, roca, insecto,… reverencia a los espíritus de los antepasados y de los mayores y su principal objetivo es la armonía con la Naturaleza. Por ello sus meditaciones, ritos purificantes,… tienen como base elementos de ésta, a los que otorgan el carácter de «Kami»; es decir, algo divino, aún sin importancia hasta ese momento. Más tarde, incluso edificarán, a veces, sus templos en remotos lugares en torno al «Kami». !Ah!, el Shintoismo no quiere dar culto a la muerte, a la que margina por no tener vida. Por eso es muy frecuente en Japón que la gente recurra a las dos religiones, al Shintoismo para momentos alegres (bautizos, bodas,…) y al Budismo en el momento de la muerte. en resumen, el Shintoismo da culto a la Naturaleza y busca la armonía con ella. BUDISMO Y KARATE El karate, desde sus comienzos, muy lejanos, en la India y China, ha evolucionado de la mano del Budismo y de Bodhidarma Daruma. Juntos se empezaron a desarrollar en la India, pasaron a China y más tarde al Japón. Pero esa comunión no es casual. Los verdaderos objetivos del karate en ese momento inicial fueron espirituales y...

Read More
Profesor de karate: una labor difícil
Mar07

Profesor de karate: una labor difícil

Con este artículo quiero romper una lanza a favor de esos Profesores de karate cuya labor no trasciende a las páginas de las revistas por no ganar sus alumnos grandes campeonatos, pero que día a día en sus clubs realizan una gran misión, educando, entrenando y desarrollando a numerosos niños y adultos a través de este deporte. La labor de estos hombres y mujeres no es fácil, pues a menudo tienen que hacer que sus clases gusten a gente que busca en el karate un medio de defensa, un medio de mantenimiento físico, un método para relacionarse con nuevos amigos y muchas cosas más, sin permitir que el karate aparezca de forma equivocada y dentro de la disciplina y filosofía de éste. A menudo, todo esto no concuerda del todo con lo que la mayoría busca en este Arte Marcial, pero el profesor tampoco puede traicionarse a sí mismo, ni a su Arte y su labor se hace más difícil. ANTE TODO EDUCADOR Un profesor ha de ser ante todo un educador, debe ser un almacén de ideas que sepa transmitirlas alumno. No es necesario, como a menudo se piensa, que sea un gran competidor o que tenga un alto “Dan”, esto lo único que le va a producir es una mejor propaganda que llegará más a la gente desconocedora del tema. Lo que debe tener es una gran capacidad para transmitir sus conocimientos, que por supuesto los debe poseer, de manera clara y con la adecuada progresividad, metodología, etc… El profesor ha de demostrar unas cualidades físicas y humanas también, pues el alumnos, a veces involuntariamente tiende a imitar al profesor en muchos aspectos. Este los debe conocer bien y descubrir qué es lo que verdaderamente tiene que dar a cada uno dentro del karate. Bajo mi punto de vista, el profesor debe saber mantener un ambiente agradable en clase que permita al alumno estar relajado y a gusto, pero esto dentro de la disciplina que un arte como éste tiene y debe tener. Un profesor debe idear las clases de forma amena, completa, teniendo en cuenta todos los aspectos del karate y la progresión deseada en relación con las actividades del club. La clase no es un minicursillo aislado, sino que debe guardar relación la anterior, con la posterior, con el ambiente, con la época del año… y siempre manteniendo un margen de improvisación por si hay gente nueva en clase, por si los alumnos piden algo especial o por si, simplemente, el profesor tiene un día desanimado por cualquier cosa. Un buen profesor nunca dejará en ridículo a ninguno de sus alumnos mareándole con técnicas o...

Read More
UCHI UKE & SOTO UKE
Feb10

UCHI UKE & SOTO UKE

En la mayoría de estilos de Karate se denomina Uchi Uke al bloqueo realizado de dentro hacia fuera y bloqueando con el antebrazo o muñeca (lado del dedo pulgar), como se ve en la figura 1. Figura 1: Uchi uke en cualquier estilo pero en este caso Soto uke (por fuera) en Wado Ryu. Por su parte Soto uke es bloqueo de fuera hacia dentro en sentido contrario, con el lado del dedo meñique (Figura 2).   Figura 2: Soto uke en cualquier estilo, y en este caso también Soto uke en Wado Ryu. En el tradicional Wado Ryu los conceptos Uchi Uke y Soto uke son diferentes. Es el bloqueo realizado de manera que el defensor se quede del atacante, es decir, hacia su pecho (por el lado expuesto en las figuras 3 y 4). Figuras 3 y 4: Uchi uke (por dentro) en Wado Ryu.     Por su parte es el bloqueo en el que el defensor se queda , es decir, hacia su espalda (figuras 5 y 6, y las propias 1 y 2).   Figura 5 y 6: Soto uke (por fuera) en Wado Ryu. Todo ello al margen de que se bloquee con el lado del dedo pulgar o del índice… O incluso con otro tipo de bloqueo. Pero… ¿Que pasa si se está practicando al aire y por tanto no podemos apreciar esos conceptos? En este caso lo habitual es denominar Uchi Uke al realizado hacia dentro (lado dedo meñique) y Soto Uke al otro (con el lado dedo pulgar), es decir de manera contraria a la generalidad de estilos de Karate. Resulta así porque se considera a ambos con la misma guardia (Hai Kamae) y con ataque realizado con la misma mano adelantada (como es habitual en Wado Ryu). Con esas premisas y de manera imaginaria estaríamos quedando por dentro o por fuera respectivamente y refiriéndonos a los bloqueos de acuerdo a los conceptos...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad