El Karate y los diferentes objetivos en su práctica

Se dice que la modernización del「唐手」Tode (la mano de China) fue debida a las gestiones y actos del Maestro Yasutsune Anko Itosu. 

Imagen Stéfan

En octubre de 1908, para lograr la introducción del Karate a las Escuelas de Okinawa, el maestro Itosu escribió una carta abierta al Ministerio de Educación del Japón, y al pueblo de Okinawa; en la que se mencionaban los beneficios de la práctica del arte marcial para el país, y algunos parámetros para su práctica.

De los Díez puntos enunciados en la Carta Abierta que dió origen a la apertura del Karate y su enseñanza en las Escuelas Secundarias, la Normal de Maestros, y en general en todas las Instituciones Educativas de la Prefectura de Okinawa ,es el Séptimo punto el que nos habría de dar una idea de las intenciones y pensamientos del Maestro Itosu, aunque hay una intencionalidad clara, no difusa, a lo largo de todo el texto: Que el Karate contribuya a la formación de soldados bien dotados físicamente y aptos para el Combate y la Guerra. Y no creo que necesite mas explicaciones el párrafo que dice: Si los niños practicaran Karate desde sus días de Escuela Primaria , estarían bien preparados para el Servicio Militar. «Teniendo en cuenta que cuando se encontraron el Duque de Wellington y Napoleón Bonaparte, se llegó a la conclusión de que la victoria de mañana llegaría como fruto de las actividades de los educandos en el patio de recreo de hoy».

Por lo tanto la intencionalidad Militar es manifiesta en la intención del Maestro Itosu, y no admite otra interpretación porque está perfectamente definida en sus palabras, y con ese fin creó los Katas de Pinan.

Sin embargo, en el Punto Séptimo dice: «Se debe decidir si la práctica del Karate es para cultivar un cuerpo sano, para defenderte, o para asistir tu deber».

Es decir, que ya el propio Maestro Itosu preveía que el Karate podía tener diferentes objetivos en su práctica: 

La mera práctica como cultura física, como gimnasia, o deporte.

La práctica del Karate como un Sistema de Defensa Personal.

La práctica del Karate como preparación militar.

Ayer, mientras repasaba las ayudas en las que se basará la conferencia de hoy en Karate Virtual TV de Argentina, quise releer lo que escribió el propio creador de un Sistema de Enseñanza basado en Naifanchin y los Katas de Pinan, intentando descubrir los motivos que le llevaron a modificar el Naifanchin original, dividirlo en tres Katas diferentes, y modificar la posición de Mabu o Kibadachi original, a una posición típica del Changquan o Boxeo Largo de China llamada Deng San Bu o posición para subir la montaña. Mi Sifu me dijo que también se conoce como «sujetar la cabra con las rodillas»lo que indica una tensión «un apretar o shime» hacía abajo y al interior distinto al de la posición normal de Mabu o Kibadachi. De todas formas, como dice el Maestro Yang Jwing-ming, la preocupación principal debe ser dirigir el poder de las piernas directamente hacía abajo y no hacia los lados, y está para mi claro que se refiere al enraizamiento que dota de estructura o Kotai a una posición.

Itosu Sensei nos señala, ya en 1908 , que el Karate y su visión es múltiple y variado, y que una de las opciones a considerar es la de la cultura física a través del Karate. Pero, si interpretamos la frase en su sentido literal, dice : » Se debe decidir si la práctica del Karate es ….» Lo cual implica que hay que tomar una decisión para elegir uno de los tres Caminos que él marca o distingue. ¿Sería posible elegir los tres? En los años 30 y 40 del Siglo XX, principalmente en Japón y en sus Universidades o Clubes universitarios se creía que sí, que era posible hacer un Karate multiobjetivo y adaptativo.Ahora los Maestros que creyeron eso están desapareciendo, incluso la generación inmediatamente posterior, y, vista la evolución del Karate que dirige la WKF, muchos han renegado de aquel pensamiento, y es por eso que se habla de Tradición, desde mi punto de vista de forma errónea, puesto que el Karate no ha hecho otra cosa que evolucionar, y aquellos que se autotitulan como depositarios de la Tradición fueron los primeros en romperla.

Es ahora cuando toma toda su importancia la frase del Maestro Itosu  » Se debe decidir si la práctica del Karate es ….» cualquiera de las tres que él señala, o mejor lo podemos dejar reducido a dos esencialmente: La cultura física y el Deporte, o la Defensa Personal. Pero….¿Alguno tiene diafanamente claro que haya que hacer esa decisión?.

Los trabajos de investigación realizados por el Teniente Coronel del US ARMY David Grossman, basados en concienzudos estudios y entrevistas, miles de ellas, a soldados norteamericanos que regresan del Campo de Batalla y que han participado activamente en Combate, cuyas conclusiones han sido publicadas en el libro On Combat, llegan a la conclusión de que el tipo de entrenamiento, y el estrés que le acompaña, necesarios para competir a buen nivel en el Deporte, tienen una capacidad de transferencia evidente en la preparación para la Guerra.No es una opinión, son las conclusiones de un Estudio científico, basado en parámetros cuantificables y reproducibles, es decir, utilizando el Método científico. Dice el Teniente Coronel Grossman que los efectos indeseados, típicos del Combate, de: abstracción del sonido circundante, visión de túnel, y falta de control de los esfínteres, pueden paliarse y controlarse en las personas que han entrenado y competido en el Deporte de máximo nivel, o de mucha exigencia.

Ramon Fernandez-Cid

Author: Ramon Fernandez-Cid

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad