Karate desconocido | Salvador Herraiz | TEDxAlcarriaSt
Dic29

Karate desconocido | Salvador Herraiz | TEDxAlcarriaSt

Salvador Herráiz nos ofrece una visión muchas veces desconocida del Karate, su origen y su fin último. Salvador Herraiz en Okinawa Salvador Herráiz Embid nació en Guadalajara hace 59 años, iniciándose en la práctica del Karate a la edad de 11. Profesor de esta disciplina marcial desde 1980, Arbitro y Juez Internacional, El sensei Herráiz, 8º Dan de Karate, titulado en Japón, complementa sus clases diarias en Guadalajara con la autoría de libros y artículos en revistas especializadas en varios países. Salvador ha sido un viajero incansable por motivos de su afición y profesión, siendo Japón uno de sus destinos más frecuentes. Multitud de grandes maestros de todo el mundo, especialmente de la cuna oriental del arte marcial, le han aportado una preparación especial y una visión del Karate como algo mucho más allá del deporte, con una serie de valores paralelos a...

Read More
Karate de Tradición vs Innovación
Dic21

Karate de Tradición vs Innovación

A menudo se habla en el Karate de Tradición vs Innovación, y para entenderlo veamos que es lo que se entiende por Tradición según la definición de la Wikipedia: Imagen Florian F. «Tradición es cada una de aquellas pautas de convivencia que una comunidad considera dignas de constituirse y mantenerse de generación en generación. Después de esto sigue como una parte integral de sus usos y costumbres y se mantiene para que sean aprendidas por las nuevas generaciones, como parte indispensable del legado cultural. La tradición suele versar genéricamente sobre el conocimiento y también sobre principios o fundamentos socioculturales selectos, que por considerarlos especialmente valiosos o acertados se pretende se extiendan al común, así unas generaciones los transmitirán a las siguientes a fin de que se conserven, se consoliden, se adecuen a nuevas circunstancias. También se llama ‘tradición’ a los patrones que pueden formar idiosincrasias, como las tradiciones: egipcia, griega, romana, etc. El cambio social altera el conjunto de elementos que forman parte de la tradición. La tradición es un modelo mental heredable, que se transmite de manera individual o colectiva, con base en las enseñanzas o experiencias adquiridas en las diferentes etapas de la vida de los seres humanos. Haciendo que este modelo mental pueda efectuarse de forma similar en diferentes personas, con tradiciones idénticas en múltiples partes del mundo. La tradición, por lo tanto, es algo que se hereda y que forma parte de la identidad. El arte característico de un grupo social.  Es importante destacar que, muchas veces, la tradición se asocia a una visión conservadora, ya que implica mantener intactos ciertos valores a lo largo del tiempo. Por tanto, las creencias de quienes no se interesan por las tradiciones  o que intentan cambiarlas suelen ser vistas como ‘rupturistas’. Los sociólogos advierten, sin embargo, que la tradición debe ser capaz de renovarse y actualizarse para mantener su valor y utilidad. Esto quiere decir que una tradición puede adquirir nuevas expresiones sin perder su esencia.» A pesar de los pesares, dentro del Karate, se menciona continuamente a la Tradición, a lo tradicional, cuando, en realidad, lo que se menciona como tradicional, intentando asimilarlo a puro, no ha sido otra cosa , si lo analizamos historicamente, que el establecimiento de nuevos paradigmas que rompían con la tradición anterior. No se puede considerar a Itosu como el transmisor de una tradición anterior que él modificó y rompió, como no se puede considerar a Funakoshi y a su creación, como es el Shotokan, como una Tradición, sino más bien como el punto de ruptura con una Tradición okinawense anterior, que fue muy modificada tanto en la letra como en el...

Read More
BUDO más allá de las barreras culturales
Dic14

BUDO más allá de las barreras culturales

Imagen: Christian Kaden En Francia, un número considerable de personas están interesadas en las artes marciales, en particular el budo japonés. Sin embargo, la práctica del budo no conoce una difusión suficiente porque se ubica al margen del deporte donde domina la competencia. Más curiosamente, ni en la investigación, ni en la docencia universitaria, ni siquiera en el marco de la Sociedad de Estudios Japoneses, el budo no parece constituir un tema de estudio serio. Sin embargo, si se busca profundizar en el conocimiento de la cultura tradicional japonesa, me parece fuera de lugar descartar el budo y el estudio de la tradición guerrera. De hecho, los guerreros marcaron la historia de Japón desde muy temprano y gobernaron la sociedad japonesa durante 7 siglos, hasta la Restauración Meïji, hace poco más de un siglo. Por lo tanto, la cultura de los guerreros jugó un papel sociocultural importante que continuó incluso después del final de su dominación política. Si la cultura de los guerreros está presente hoy en forma manifiesta en el budo, No diré como dicen algunos que el boom económico japonés posterior a la Segunda Guerra Mundial se deba a la aplicación de comportamientos bélicos en el ámbito económico porque la realidad me parece mucho más compleja. Sin embargo, no me parece equivocado decir que la tradición de la guerra sigue profundamente arraigada en los patrones de comportamiento de los japoneses. El período feudal nos ha dejado un gran número de obras literarias y artísticas y se manifiesta en muchas obras culturales modernas. En estas condiciones, ¿cómo podría uno acercarse a la cultura tradicional japonesa ignorando los elementos de la guerra? El teatro no, la ceremonia del té, el haiku, el bunraku, el kabuki… se desarrollaron en una sociedad dominada por la espada. Esto significa una concepción de la vida y la muerte diferente a la de nuestro tiempo. La sensibilidad de estas obras culturales fue moldeada por quienes vivieron en los días en que la espada desempeñaba un papel efectivo. En Francia, los estudios en profundidad de la cultura japonesa parecen limitarse a campos literarios y artísticos que desconocen las concepciones del cuerpo y de la muerte que, sin embargo, eran fundamentales para todos en la sociedad tradicional. El hecho de que el budo esté excluido de la reflexión intelectual probablemente se deba a la tendencia cultural francesa donde el modelo intelectual tiende a excluir los problemas planteados por el cuerpo. No repetiré aquí esta pregunta ya conocida. Simplemente, esta situación me parece lamentable y espero que el budo obtenga un lugar honorable y justo en los estudios franceses sobre la cultura japonesa. Para esto, es esencial que los practicantes de budo franceses actúen para hacer del budo una...

Read More
Karate-Do y Competencia. Bueno o malo depende del prisma con que se mire.
Dic04

Karate-Do y Competencia. Bueno o malo depende del prisma con que se mire.

Imagen Jesus Hurtado Una postura que se observa en cierta cantidad de instructores de Karatedo en la actualidad, consiste en criticar la competencia. Frases como “un entrenador piensa en la próxima competencia y un sensei en la próxima generación” y “la competencia es para un día pero el karatedo para toda la vida”, entre otras, son las premisas que esgrimen en defensa de su postura (aunque increíblemente muchos de ellos mismos luego son vistos llevando a sus alumnos a los campeonatos). En lo personal siempre he pensado que el karatedo es uno solo, y que bien enseñado debe servir para cualquier momento y circunstancia. Esa realidad se constata al analizar los componentes de la preparación, donde se observa la total congruencia de los planteamientos metodológicos propuestos en 1888 por Kanryo Higaonna en Okinawa, y los criterios posteriores al 2000 emitidos por diversos autores de España, Japón, y en Cuba por este humilde servidor en su tesis doctoral. En ese mismo sentido, si se analiza la situación más a fondo, se observa que a nivel internacional está aumentando la tendencia de participación en campeonatos de participantes en categoría master y senior, llegando incluso hasta los 80 años de edad a participar en eventos mundiales. Eso hace repensar los planteamientos anteriores, induciendo a cuestionarse no si la competencia es buena o mala para el karatedo (y sus practicantes), sino si la concepción que se tenga de la competencia de karatedo es buena o mala. O sea, si el error está en la esencia de la actividad o en la comprensión (o conveniencia) que de ella tengamos. Como diría un perito investigador de accidentes aéreos: si la causa fue una falla mecánica o humana. Para ese análisis parto de las siguientes bases: – Independientemente que a todos les gusta ser ganadores, la idea de hacer juegos deportivos entre países partió de buscar unidad y salud entre las personas, de acuerdo al postulado del Barón Pierre de Coubertin.- Como se dijo anteriormente, tanto en los componentes de la preparación tradicional y deportiva están las competencias como instrumento de evaluación. Sobre esas bases, terminaremos el análisis desde el punto de vista pedagógico. La enseñanza del Karatedo, desde sus inicios hasta la actualidad (independientemente de la competencia) busca formar mejores personas. Eso solamente se logra mediante un proceso educativo, que tiene como eje transversal la pedagogía, y que en este caso se concreta mediante el karatedo. Todo proceso pedagógico precisa de diversas mediciones y evaluaciones, que indican la eficacia del proceso, indicando los aspectos a mantener, modificar o eliminar, de acuerdo a los objetivos que se persigan y su posible cumplimiento. En ese caso existen...

Read More
Tiempos buenos están por venir
Nov01

Tiempos buenos están por venir

Al igual que la principal causa de un divorcio es la boda; la principal causa de un desencuentro es el encuentro entre las personas. Imagen de JamesDeMers en Pixabay  Los encuentros, asociaciones, etc…generan intereses. Pero…¿podemos entendernos las personas cuando hay intereses en juego? Mi humilde opinión es que para avanzar en las empresas necesarias en nuestra colectividad, necesitamos recuperar “valores humanos” y de crecimiento solidario. Presumimos de tener valores que nos aporta la práctica del karate, y será cierto que los tenemos. Pero, ¿somos capaces de aplicarlos? Es obvio que, entender los valores del karate que evitan conflictos, no es nada fácil con nuestros ojos de occidentales. En parte porque hay que conocer lo que palpita en la mente y el corazón de un oriental. Yo conozco algunas pequeñas cosas sobre eso …y voy a intentar ilustrarlo, de momento, con uno de estos VALORES HUMANOS aunque solo sea una explicación para mi mismo, puesto que soy consciente de que, si bien es cierto que, a veces no me interesan ni mis opiniones, como para que a otro le interesen las mias. Ahí va un pequeño ejemplo. El experimento se  llama «TODO PARA MI, NADA PARA TI».  Dos maestros occidentales comprobaron una experiencia sorprendente en un colegio de una aldea japonesa. Se coloca una cesta llena de juguetes en lo más alto de una pila de mesas y sillas. Y se les dice: El primero que coja la cesta, todos los juguetes son para él. Pues bien, en vez de correr empujando a los demás, y pasar por encima de todos para ser cada uno de ellos el primero…la sorpresa fue que, a la voz de ¡¡¡GAMBATTE!!! todos avanzaron juntos y despacio, apoyándose cada uno en el hombro de los demás. En equipo, cogieron la cesta y se repartieron los juguetes. Los maestros indagaron qué fue lo que les motivó a una acción tan desconcertante. Y, uno de los niños explicó que nadie quería sentir la vergüenza de como uno lo gana todo mientras los demás sufren. GAMBATTE es hacer el mejor esfuerzo. Enfocarse en lo mejor. Y, esto se relaciona con todo resultado de nuestras acciones aunado al deseo humano de mejorar nuestras relaciones. Extrapolando este concepto ideal a nuestra situación práctica de la vida cotidiana, no significa que los hechos no tengan consecuencias. Es evidente que toda acción las genera. Buenas y malas. Aunque… También es cierto que debemos tener la INTELIGENCIA de construir puentes con los demás por donde algún día vamos a pasar. Y necesitaremos pasar. Hay quienes creen que nunca van a tener sed y rompen los vasos. Pero…lo que me parece a mí es que, debemos enseñar...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad