La Serpiente y el Fuego

Un maestro del oriente vio que una serpiente estaba muriendo quemada y decidió sacarla del fuego, pero cuando lo hizo, la serpiente le picó. Por la reacción de dolor, el maestro la soltó y el animal cayó de nuevo al fuego y se estaba quemando de nuevo. El Maestro intentó sacarla otra vez y otra vez, la serpiente le picó. 

Alguien que estaba observando se acercó al maestro y le dijo:
“Disculpe, pero usted es terco… No entiende que todas las veces que intentar sacarla del fuego va a molestarlo”.

El maestro respondió:
“La naturaleza de la serpiente es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar”.

Entonces, con la ayuda de un pedazo de hierro, el maestro sacó la serpiente de fuego y salvó su vida. No cambies tu naturaleza si alguien te hace algún daño, no pierdas tu esencia; sólo toma precauciones.

Algunos persiguen la felicidad, otros la crean. Preocúpate más de tu conciencia que de tu reputación. Porque tu conciencia es lo que eres, y tu reputación es lo que piensan los demás de ti. Y lo que piensan los demás, no es nuestro problema… Es problema de ellos.

Foto: ThuyHaBich

Avatar

Author: Rincondeldo

Share This Post On

2 Comments

  1. Avatar

    Creo que la declaración de: porque tu consciencia es lo que eres, me parece un poco absolutista y con sesgos, porque el ser se compone de mas cosas que solo la consciencia, incluso de inconsciencia..

    Post a Reply
    • Avatar

      No somos nuestro cuerpo, aunque también lo somos, no somos nuestra mente, aunque también lo somos, no somos lo que piensan los demás, realmente nuestro ser interno, o como lo quieras llamar, es lo que realmente somos, aunque no nos conozcamos.

      Post a Reply

Responder a admin Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad