SOBRE HARA-KIRI Y SEPPUKU

腹切り HARA-KIRI

Los Kanji en este término son : 腹 Hara,y  切 Setsu o 切り  Kiri que  es una composición de dos ideogramas: 七 + 刀 y que tiene como significado : cortar; rebanar; trinchar; picar con un cuchillo ; desconectar.

腹切り proviene de la union de 腹 (hara, “vientre, entrañas”) y del verbo  切 る (kiru, “cortar”).

腹切り (はらきり) : Hara-kiri, autodestripamiento

Significado y uso : 

Harakiri, o 切腹 (seppuku), era la práctica samurái de cometer un suicidio honorable en el Japón histórico, visto como un acto final para limpiarse de los pecados y eliminar la vergüenza.  Como sufijo verbal, 切 る (kiru), que de otro modo significa «cortar», tiene la connotación de ser minucioso o decisivo al realizar una acción, lo que indica la determinación de un samurái al hacerlo.

Se suele confundir la acción física del  Hara-kiri  con el significado que tenía para un Samurai, y para la Sociedad de su época ,la ceremonia del Seppuku 切腹 que era, mas que la acción física de cortarse el vientre , una forma de suicidio ritual por destripamiento realizado habitualmente con su wakizashi o tanto ,y que, como hemos visto mas arriba en la definición del Diccionario, era practicado por los samuráis japoneses, especialmente para librarse de la vergüenza, como forma de protesta o, antes, como método de pena capital.

Como alguno habrá notado Harakiri se escribe con el mismo kanji que seppuku pero en orden inverso y con un okurigana .

Origen e historia

El Seppuku 切腹 era habitualmente la última manifestación publica que realizaba un Samurai .

La Wikipedia anglosajona dice al respecto: 

Originalmente estaba reservado para los samuráis en su código de honor, pero también fue practicado por otros japoneses durante el período Shōwa (particularmente los oficiales cerca del final de la Segunda Guerra Mundial) para restaurar el honor para ellos mismos o para sus familias.  Como práctica samurái, los samuráis utilizaban voluntariamente el seppuku para morir con honor en lugar de caer en manos de sus enemigos (y probablemente ser torturados), como una forma de pena capital para los samuráis que habían cometido delitos graves.  

El primer acto registrado de seppuku fue realizado por Minamoto no Yorimasa durante la Batalla de Uji en 1180. El Seppuku fue utilizado por los guerreros para evitar caer en manos enemigas y para atenuar la vergüenza y evitar una posible tortura. Un Samurai también podría ser ordenado por sus daimyō (señores feudales) para llevar a cabo seppuku.  Más tarde, a los guerreros deshonrados a veces se les permitió realizar seppuku en lugar de ser ejecutados de la manera normal.  La forma más común de seppuku para los hombres estaba compuesta por el corte del abdomen, y cuando el samurái terminó, estiró el cuello para que un asistente le cortara la médula espinal.  El trabajo del asistente era decapitar al samurái de un solo golpe, de lo contrario, sería una gran vergüenza para el asistente y su familia.  A los que no pertenecían a la casta samurái nunca se les ordenó ni se esperó que llevaran a cabo seppuku.  Los samuráis generalmente solo podían realizar el acto con permiso.

 A veces, se pedía a un daimyō que realizara seppuku como base de un acuerdo de paz.  Esto debilitaba al clan derrotado, de modo que así cesaba efectivamente la resistencia.

 Toyotomi Hideyoshi utilizó el suicidio de un enemigo de esta manera en varias ocasiones, la más dramática de las cuales puso fin a una dinastía de daimyōs.  Cuando los Hōjō fueron derrotados en Odawara en 1590, Hideyoshi insistió en el suicidio del daimyō retirado Hōjō Ujimasa y en el exilio de su hijo Ujinao;  con este acto de suicidio, la familia daimyō más poderosa del este de Japón vio su fin .

La práctica no se estandarizó hasta el siglo XVII.  En los siglos XII y XIII, como con el seppuku de Minamoto no Yorimasa, la práctica de un kaishakunin (su “segundo”) aún no había surgido, por lo que el rito se consideraba mucho más doloroso.  La característica definitoria fue hundir el tachi (espada larga), wakizashi (espada corta) o tantō (cuchillo) en el intestino y cortar el abdomen horizontalmente.  En ausencia de un kaishakunin, el samurái quitaría la hoja y se apuñalaría a sí mismo en la garganta, o caería (desde una posición de pie) con la hoja colocada contra su corazón.

 Durante el período Edo (1600-1867), la realización de seppuku llegó a implicar un ritual elaborado y detallado.  Esto generalmente se realizaba frente a los espectadores si se trataba de un seppuku planificado, a diferencia de uno realizado en un campo de batalla. El samurái se bañaba  en agua fría (para evitar un sangrado excesivo), se vestía con túnicas blancas y se le servía  su comida favorita como última comida.  Cuando estaba listo , el cuchillo y la tela se colocaban en otro sanbo y se entregaban al guerrero.  Vestido ceremonialmente, con su espada colocada frente a él y, a veces, sentado con ropas especiales, el guerrero se preparaba para la muerte escribiendo un poema sobre la muerte.  Probablemente consumiría una importante cantidad de la bebida ceremonial, que era sake.  También le daría a su asistente una taza de la misma bebida para mostrar su aprecio por él .   Estaría vestido con el shini-shōzoku, un kimono blanco usado para morir. 

Con su kaishakunin seleccionado en espera, abría su kimono, tomaba su tantō, que el samurái sostenía por la hoja con un paño envuelto para que no le cortara la mano y le hiciera perder el agarre, y lo sumergía en  su abdomen, haciendo un corte de izquierda a derecha.  El kaishakunin luego realizaría kaishaku, un corte en el que el guerrero era parcialmente decapitado.  La maniobra debía hacerse siguiendo los modales del dakikubi (literalmente, «cabeza abrazado»), de modo que se deja una ligera banda de carne que une la cabeza al cuerpo, de modo que pueda colgarse al frente como si estuviera abrazado.  Debido a la precisión necesaria para tal maniobra, el segundo era un hábil espadachín.  El director y el kaishakunin acordaban de antemano cuándo este último iba a hacer su corte.  Por lo general, el dakikubi ocurriría tan pronto como la daga se hundía en el abdomen.  Con el tiempo, el proceso se volvió tan ritualizado que tan pronto como el samurai alcanzaba su espada, el kaishakunin atacaba.  Con el tiempo, incluso la hoja se volvió innecesaria y el samurái podría alcanzar algo simbólico como un abanico, y esto desencadenaría el golpe mortal de su segundo.  El abanico probablemente se usó cuando el samurái era demasiado grande para usar la hoja o en situaciones en las que era demasiado peligroso darle un arma.  Este elaborado ritual evolucionó después de que el seppuku dejara de ser utilizado principalmente en el  campo de batalla o una práctica en tiempos de guerra y se convirtiera en una institución parajudicial.  El segundo solía ser, aunque no siempre, un amigo.  Si un guerrero derrotado hubiera luchado con honradez y valor, un oponente que quisiera saludar su valentía se ofrecería como voluntario para actuar como su segundo.

En el Hagakure, Yamamoto Tsunetomo escribió:

“ Desde épocas pasadas, los samuráis han considerado de mal agüero ser solicitado como kaishaku.  La razón de esto es que uno no gana fama incluso si el trabajo está bien hecho.  Además, si uno comete un error, se convierte en una desgracia para toda la vida.  En la práctica de tiempos pasados, hubo casos en los que la cabeza salió volando.  Se dijo que lo mejor era cortar dejando un poco de piel restante para que no volara en dirección a los verificadores.”

Otras Formas de Seppuku 

Una forma especializada de seppuku en la época feudal se conocía como kanshi (諫 死, «muerte de protesta / muerte de entendimiento»), en la que un criado se suicidaría en protesta por la decisión de un señor.  El retenedor haría un corte horizontal profundo en su abdomen, luego vendaría rápidamente la herida.  Después de esto, la persona aparecería ante su señor, pronunciaría un discurso en el que anunciaría la pr