Karate Tradicional. (Parte-4 y última)
Sep07

Karate Tradicional. (Parte-4 y última)

GRADOS & CINTURONES NEGROS El simbólico Cinturón Negro,consecuencia a la dedicación El grado de Cinturón Negro y “Dan” en Karate, es un tema goloso por lo simbólico y por el dinero que mueve, pero hay que decir que su validez en realidad eminentemente moral, y depende en gran medida en el Karate Tradicional de las personas que lo otorgan y/o respaldan, sea en la organización que sea, pues los aspectos a tener en cuenta pueden ser sensiblemente diferentes. Por ello los altos grados “Dan” deportivos o de organizaciones deportivas no tienen hoy ya especial importancia en sí mismos (a pesar de la posible valía personal de muchas de las personas que los tienen) porque esa organización puede no ser moralmente competente en esa materia (ya que los grados “dan” son parte del aspecto tradicional del Karate y no del deportivo-competitivo, donde lo son las medallas y copas). Son tiempos ya en los que las diferencias son muy patentes y las organizaciones deportivas no representan lo que es la realidad del Karate y de hecho existe una gran cantidad de karatekas y maestros fuera de ese ámbito deportivo y que se estima como mínimo en otro tanto. A menudo las instituciones deportivas del Karate atacan al resto en base a un intrusismo irreal y en el que muy a menudo, incluso muy al contrario, es el mundo deportivo quien es intruso en el auténtico Karate Do, el Camino del Karate Tradicional). Intrusismo no es el No pertenecer a la federación deportiva correspondiente, pues las características de las artes marciales tradicionales hacen que muchos consideren estar fuera de ella (mientras pertenezcan a organizaciones legalmente constituidas, lideradas por reconocidos maestros de prestigio y respaldadas en su caso por internacionales o con matriz en Japón, con esas mismas características. Los exámenes de grado son un tema sobre el que reflexionar y también  sobre la forma de aceptar sus resultados, máxime cuando son negativos. El maestro Yamazaki contaba que pasó muchos años sin saber el motivo de sus suspensos para 1er Dan. Nunca preguntó ni se le explicaron. Esa es la actitud. Treinta años más tarde los supo, y por cierto, habían sido el exceso de confianza.  El maestro Hironori Ohtsuka siempre ha hablado del exceso de confianza como uno de los males del Budo, junto al menosprecio, cólera, temor, etc…  Dicho sea de paso, eran tiempos en que los exámenes no contaban con fecha previa, por lo que no se podían preparar específicamente durante los meses anteriores. Solo se conocía la fecha un par de días antes. Eso obligaba a estar siempre preparado, lo cual es más real. Ello forma parte también del...

Read More
Karate Tradicional. (Parte-3)
Ago21

Karate Tradicional. (Parte-3)

COMPETICIÓN DEPORTIVA La competición deportiva,una  pequeña parte del Karate El Karate Tradicional se suele desarrollar alejado de los ámbitos deportivos y competitivos con los que tiene grandes diferencias a veces incluso contraposiciones. Por ello lo suelen desarrollar organizaciones y/o asociaciones extra federativas. De hecho la importancia y razón de ser de una asociación es llevar un camino diferente a las organizaciones de corte exclusiva o eminentemente deportivo y tener el respaldo nacional e internacional de otras organizaciones respetadas en su ámbito y con reconocidos maestros a la cabeza. Todo lo demás (instituciones públicas, etiquetas de oficialidad, olimpismo, etc…), a los amantes del Karate Tradicional no importa ni afecta gran cosa. El Karate Tradicional no se ocupa de medallas y trofeos sino de heredados criterios técnicos y de mejorar la sociedad a través de las enseñanzas y valores de los antiguos maestros del Karate. Como en todo en la vida, en cualquier organización, federación, etc…  ni están todos los que son… ni son todos los que están y no depende en ocasiones de qué organización sea mejor ni peor sino de cual se ajusta más o menos a la forma de entender el Karate que se tenga, así como sus grados, sus aCtitudes (además de aPtitudes). La competición en principio era una forma positiva de probarse y mejorar uno mismo, sirviendo para destapar los puntos débiles a mejorar. Ese debiera ser su objetivo. Hasta ahí beneficiosa en su justa medida. El problema surge cuando la competición se torna como objetivo principal. Cuando se justifica el deseo de vencer a toda costa se puede volver nociva. Controlada por la tradición puede ser una evolución, pero sin ese control puede llevar a la trasgresión del arte. El pensamiento y actitud de Karate Tradicional no quita a los competidores de élite ni un ápice en su mérito atlético, tras los que hay muchas horas de entrenamiento y disciplina. Pero cuando el dinero, poder, dietas, viajes y hoteles son golosos caramelos de azúcar, es fácil que se queden a un lado las intenciones limpias de una actividad sana pudiéndose convertir los competidores en auténticos adversarios. Quizá no haya nada de honorable en querer ser mejor que los demás en un Camino en el que el objetivo es llegar a ser mejor que uno mismo y superar cada uno sus propias circunstancias. Los que vencen lo hacen sobre adversarios que pierden, mientras que en un Karate Tradicional como parte del Budo tradicional japonés no hay adversarios sino compañeros… y no hay perdedores pues todos ganan. Decía Mahatma Gandhi  que “la alegría está en la lucha, en el esfuerzo que supone y no en la victoria...

Read More
Karate Tradicional. (Parte-2)
Ago01

Karate Tradicional. (Parte-2)

ESPÍRITU DEL KARATE TRADICIONAL El Saludo, símbolo deRespeto y Cortesía Quizá se está mal utilizando la palabra TRADICIONAL al referirse a lo que muchos consideran el verdadero Karate Do (seguramente, ya que sería confuso determinarlo en el tiempo, en la historia… y en la técnica). Pero todos saben a qué se refiere el término, por lo que quizá no es más que un asunto lingüístico sin importancia. No obstante el Karate Tradicional siempre puede considerarse, técnicamente, el de los años en torno a la creación de los estilos conocidos hoy y hasta, aproximadamente, la desaparición de sus fundadores o años posteriores (es decir desde los años 40 a los 80 aproximadamente). Por ello aunque seguramente la expresión acuñada de Karate Tradicional no sea la más adecuada pero en la actualidad es la utilizada en dicho sentido en todo el mundo. Ese periodo de tiempo indicado como origen del Karate Tradicional actual es el que simboliza el Karate Do, aunque su historia  anterior, China, lo determina en muchos aspectos y hay que conocer para entender. Ese Karate Do Tradicional no solo lo determina por tanto lo que se hace (con un rigor técnico histórico basado en las características del estilo e incluyendo todo tipo de técnicas sin influencia de reglamentos o modas) sino y especialmente la actitud con que se hace, su ética y moral, sus objetivos, su Camino y el comportamiento de sus practicantes (y eso teniendo en cuenta también el entorno cultural e histórico en que se vive, pues a pesar de hacerlo nosotros ahora en pleno siglo XXI, ese tipo de valores deben seguir siendo importantes). No se trata tanto de hacer exactamente lo mismo que hacían los maestros de la época dorada en torno a la mitad del siglo 20 sino de buscar con la práctica lo que buscaban ellos. El Karate es parte del Budo japonés. Siempre se ha traducido este como el Camino de las Artes Marciales. Pero sus kanji, los caracteres orientales con que se escribe, incluyen unos trazos que le hacen significar “el camino PARA DETENER la guerra, el conflicto, la violencia”.  Gichin Funakoshi, el más conocido líder del Karate japonés en los años dorados de sus principios mantuvo que… “aquellos que siguen el Karate deben considerar la cortesía como de básica importancia, y sin ella se pierde la esencia del Karate. El estudiante de Karate debe ser humilde y respetuoso, y tener buenos modales.” La máxima expresión técnica del Karate, el kata, comienza siempre (y a menudo también termina) con técnica de bloqueo. Nunca con ataque. Eso indica el espíritu defensivo del Karate en el que su utilización en la calle...

Read More
Karate desconocido | Salvador Herraiz | TEDxAlcarriaSt
Dic29

Karate desconocido | Salvador Herraiz | TEDxAlcarriaSt

Salvador Herráiz nos ofrece una visión muchas veces desconocida del Karate, su origen y su fin último. Salvador Herraiz en Okinawa Salvador Herráiz Embid nació en Guadalajara hace 59 años, iniciándose en la práctica del Karate a la edad de 11. Profesor de esta disciplina marcial desde 1980, Arbitro y Juez Internacional, El sensei Herráiz, 8º Dan de Karate, titulado en Japón, complementa sus clases diarias en Guadalajara con la autoría de libros y artículos en revistas especializadas en varios países. Salvador ha sido un viajero incansable por motivos de su afición y profesión, siendo Japón uno de sus destinos más frecuentes. Multitud de grandes maestros de todo el mundo, especialmente de la cuna oriental del arte marcial, le han aportado una preparación especial y una visión del Karate como algo mucho más allá del deporte, con una serie de valores paralelos a...

Read More
Escuela de Karate Hombu Dojo de Guadalajara
Jun19

Escuela de Karate Hombu Dojo de Guadalajara

Durante este año 2020 la Escuela de Karate Hombu Dojo de Guadalajara cumple 40 años de vida en los que ininterrumpidamente el Sensei Salvador Herraiz Embid, 8º dan de karate ha ejercido su labor como instructor. Con 47 años de estudio y práctica, la especial preocupación de Herráiz es que el karate se desarrolle, mucho más allá de un deporte, como un arte marcial parte de la ancestral cultura japonesa, con el principal objetivo del desarrollo de la personalidad del practicante y con base en el respeto, la cortesía, y otros valores en peligro de extinción. Los innumerables artículos escritos y publicados desde hace más de 35 años por Herráiz en revistas especializadas, una quincena de libros, entrevistas y recientemente una serie de espacios de radio en la cadena SER complementan la enseñanza práctica del karate.    Esta escuela de karate fue fundada en la guadalajareña calle Chorrón, en 1980, con el nombre de Wadokan, por los hermanos Faustino, José María y Salvador Herráiz Embid, que ya practicaban este arte desde el año 1974 bajo la batuta del maestro madrileño Carlos Alfaro. Fue abierta con una clase inaugural del Maestro Yasuharu Igarashi. Por entonces Salvador obtiene de la Federación Española de Karate su cinturón negro primer dan (siendo el primero de nuestra provincia). Meses después Salvador consigue en Madrid el título de profesor. Manteniéndose la instrucción ininterrumpida del Sensei Salvador Herráiz, y aunque localizada durante un tiempo en otro lugar de la ciudad, la escuela volvió a su sede original y fue reinaugurada en marzo de 1997 como el  Hombu Dojo  (lugar de entrenamiento) del club Wado Ryu Alcarria Karatedo por el entonces alcalde de la ciudad, José María Bris Gallego. Asistieron alumnos, familiares y amigos entre los que se encontraban los discípulos más antiguos del Maestro Igarashi.   El 6º dan de Salvador Herráiz En diciembre de 2000 se realiza en este lugar la ceremonia de entrega a Salvador Herráiz del título de 6º dan firmado por el presidente de World Karate Confederation, el alemán Fritz Wendland y el vicepresidente, el italiano Carlo Henke, en presencia de autoridades como el subdelegado del Gobierno, Jonás Picazo, representantes de otras disciplinas, un nutrido grupo de cinturones negros de karate y altos grados (6º, 7º y 8º dan). El Sensei Herráiz realizó una demostración con técnicas de Sonkei Gumite (hoy conocidas como Reiwa en honor a la actual era de Japón).  En el verano de 2009, tras 36 años de práctica, 28 de ellos ya como cinturón negro, 9 años como 6º dan y muchas actividades realizadas, Salvador obtiene el 7º dan tras la prueba de acceso realizada en Okinawa (Japón) ante el...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad