El arquero y el monje zen
May20

El arquero y el monje zen

Después de ganar varios concursos de tiro con arco, el joven y vanidoso campeón desafió a un maestro zen que era famoso por su habilidad como arquero. El joven había demostrado un gran dominio técnico al dar en el blanco en su primer intento y luego dividir esa misma flecha a la mitad con su segundo disparo. Imagen de Paul Barlow en Pixabay “Dime si puedes igualar eso”, retó al anciano. Sin embargo, el maestro no sacó su arco, sino que le hizo un gesto al joven arquero para que lo siguiera a través de la montaña. Curioso por las intenciones del viejo monje zen, el campeón siguió sus pasos hasta la cima de una montaña. Entonces llegaron a un profundo abismo atravesado por un tronco bastante enclenque e inseguro. El viejo maestro caminó sobre el peligroso tronco, se detuvo a la mitad y eligió un árbol lejano como su objetivo. Entonces sacó su arco y realizó un disparó certero. “Ahora es tu turno”, le dijo al joven arquero dijo mientras caminaba con gracia hacia el terreno seguro. El joven miró con terror al abismo que se abría ante sus pies y fue incapaz siquiera de dar un paso en el tronco, de manera que no pudo disparar al objetivo. “Tienes mucha habilidad con tu arco”, le dijo el viejo maestro, “pero tienes poca habilidad con la mente que permite soltar el disparo”. » Solo el equilibrio mental nos garantiza que podremos hacer uso en tiempos revueltos de las habilidades y competencias que hemos aprendido. Sin esa paz interior, sin el autocontrol y la autoconfianza necesarias, nuestros conocimientos se diluirán y nos servirán de poco». Jennifer Delgado...

Read More
El problema del HikiTe
May11

El problema del HikiTe

Cuando los dos adversarios atacan con kizami tsuki, el que lleva el hikite en la cadera es el que mayores probabilidades tiene de recibir un tsuki en el rostro. Se dice frecuentemente que el hikite es importante porque la fuerza del golpe aumenta cuando se tira fuertemente del hikite hacia atrás. Sin embargo, este gesto crea un gran vacío delante del rostro. Volvemos a decir que la idea del hikite representa una trampa técnica fortalecida por el karate moderno que se autoproclama tradicional. En el Karate del período clásico las posiciones del hikite eran más variadas que hoy. Algunos adeptos decían que en el combate de karate el hikite no existe, al menos como hecho habitual, y ellos ejecutaban los kata sin hikite. Según mi experiencia, en un combate donde se dan golpes, los que llevan automáticamente el hikite a la cadera tienen mayores probabilidades de recibir un tsuki cuando su ataque se cruza con el del adversario. Están entonces obligados a modificar la posición de su hikite para no recibir un tsuki en el rostro. Pero no es fácil cambiar el hábito, porque incluso si lo sabéis, el cuerpo no siempre obedece. A fuerza de recibir los golpes en el rostro todos sin excepción tienden a utilizar la mano para la defensa en lugar de continuar buscando el aumentar la fuerza del golpe mediante la retirada del hikite. Los kata clásicos Naifanchi y Jion muestran esta técnica, lo que prueba que los karatekas de antaño habían resuelto este problema ¿Por qué entonces no estudiarlo en lugar de encontrar la solución haciendo un...

Read More
Los falsos alumnos
May06

Los falsos alumnos

Imagen Kai Schreiber en flickr C.C. Los falsos alumnos que buscan sacar provecho de manera egoísta y temporal sin verdadero interés en aprender ni contribuir pueden socavar la confianza de quienes les dan acceso a su conocimiento o experiencia. Este comportamiento puede reflejar una falta de integridad, respeto y gratitud hacia aquellos que están dispuestos a compartir sus conocimientos. Además, puede generar desconfianza y hacer que las personas sean más cautelosas al abrir sus puertas a otros en el futuro. En última instancia, este tipo de actitud puede perjudicar el ambiente de aprendizaje y colaboración, socavando los valores de honestidad, reciprocidad y respeto mutuo. La capacidad de discernir y elegir con sabiduría a quién permitirle acceso a nuestro conocimiento y experiencia es crucial. Al elegir cuidadosamente a quienes permitimos entrar en nuestras vidas y en nuestro círculo íntimo de aprendizaje, podemos proteger nuestra confianza y mantener la integridad de nuestros valores. Es fundamental buscar cualidades como la sinceridad, la humildad y el compromiso genuino con el aprendizaje y el crecimiento mutuo al decidir con quién colaborar y compartir conocimientos. Al hacerlo, podemos cultivar relaciones sólidas y constructivas basadas en el respeto y la reciprocidad. Descubrir a un falso alumno antes de que cause daño puede requerir atención a ciertos indicadores. Aquí hay algunas señales que podrían ayudarte a identificarlos: 1. **Falta de compromiso genuino:** Si el alumno muestra poco interés en aprender o mejorar, y solo parece interesado en obtener beneficios personales rápidos, podría ser una señal de alerta. 2. **Falta de respeto por tu tiempo y esfuerzo:** Si el alumno no valora tu tiempo ni tus conocimientos, constantemente cancela citas o no cumple con las expectativas acordadas, podría indicar una falta de compromiso genuino. 3. **Evasión de responsabilidades:** Si el alumno constantemente evade sus responsabilidades o busca excusas en lugar de asumir la responsabilidad de su aprendizaje, es probable que no esté comprometido realmente. 4. **Actitudes manipulativas:** Si el alumno intenta manipularte o aprovecharse de ti emocional o psicológicamente para obtener lo que quiere, es una señal clara de que no está siendo honesto en su enfoque. 5. **Historial inconsistente o dudoso:** Si hay inconsistencias en su historial educativo o laboral, o si descubres que ha tenido problemas similares con otros mentores o profesores en el pasado, podría indicar una falta de compromiso genuino. 6. **Falta de progreso o mejora:** Si a pesar de tus esfuerzos y apoyo, el alumno muestra poco o ningún progreso real en su aprendizaje o desarrollo, podría ser una señal de que no está comprometido con el proceso. Es importante confiar en tus instintos y observar de cerca el comportamiento y las actitudes...

Read More
Mottainai, el concepto japonés que nos invita a no desperdiciar la vida
Abr25

Mottainai, el concepto japonés que nos invita a no desperdiciar la vida

El concepto de mottainai es una de las principales razones por la que muchos japoneses no dejan ni un grano de arroz en su cuenco cuando comen. Pero esta idea tan arraigada en su cultura va mucho más allá de respetar los recursos que tenemos y no desperdiciarlos. Este principio va más allá del desperdicio cero para invitarnos a usar las cosas con un sentimiento de respeto y gratitud. También nos invita a reflexionar sobre la manera en que aprovechamos o malgastamos nuestro tiempo y energía. Imagen de Guru Bhullar en Pixabay Un kimono, mil vidas Mottainai no es solo una palabra, es una forma de pensar y actuar profundamente arraigada en la sociedad japonesa, cuyas raíces se remontan al budismo y el sintoísmo. De hecho, su origen es muy antiguo, aunque no siempre se utilizó tal y como la conocemos en la actualidad. La palabra en sí se remonta al siglo XIII. En aquella época se usaba para indicar un problema, daño o algo inapropiado. Esa impronta negativa ha sobrevivido, pero su significado ha cambiado. Para comprender su evolución debemos remontarnos al periodo Edo de los samuráis, aproximadamente entre los siglos XVII y IX. Entonces las personas debían usar sus kimonos durante 10 o 20 años, por lo que se veían obligadas a zurcirlos una y otra vez. Cuando finalmente ya no podían llevarlos más, les daban una segunda vida convirtiéndolos en algo útil que pudieran seguir usando en casa. Y cuando ya no servían ni siquiera como trapos para limpiar, se utilizaban para encender el fuego para cocinar. Finalmente, ni siquiera las cenizas se desperdiciaban porque estas se usaban para lavar los platos. Las penurias económicas que la población japonesa atravesó a lo largo de su historia y la larga sombra de la II Guerra Mundial, que acentuó la falta de recursos, hicieron que el espíritu del mottainai se arraigara y extendiera a todas las esferas de la vida. Aún hoy, los viejos kimonos siguen teniendo mil vidas ya que muchas personas los convierten en accesorios preciosos, desde carteras hasta sandalias de tela llamadas nuno zori. Por tanto, no debe extrañarnos que en ciudades como Kamikatsu se recojan hasta 45 categorías de basura para poder reciclarlas adecuadamente. Los japoneses se preocupan por usar las cosas de manera consciente. Valoran lo que tienen e intentan cuidar sus posesiones, así como no desperdiciar nada. Pero esa mentalidad no solo se aplica a los productos, sino también a la vida. ¿Cuál es el significado de la palabra mottainai? Cuando alguien exclama “¡mottainai!” (勿体無い) está diciendo: “¡qué desperdicio!”. Generalmente es una expresión que se utiliza para quejarse porque alguien tira la comida, no ha utilizado un producto que ha comprado, ha...

Read More
Karate-Do: El camino de Sandra Sánchez
Oct31

Karate-Do: El camino de Sandra Sánchez

Un precioso documental que podéis ver en abierto de la plataforma Rakuten.tv. Merece la pena y esta muy bien hecho. Imagen portada de Rakuten.tv 2023 1 h 6 m 5.1TP «No es una dragona, aunque en el dojo lo parezca. Es Sandra Sánchez, una chica normal y corriente que gracias al kárate se convirtió en una superheroína. Esta es la historia de su camino. Su Do. Una historia de superación que comienza como un juego de niños y termina en lo más alto del kárate mundial logrando la triple corona. Un éxito tardío pero insuperable que toca el cielo con un oro olímpico en Tokio, la capital de este arte, que en 2020 se convertía por primera vez en disciplina olímpica». Texto e imagen portada...

Read More
La Humildad
Oct16

La Humildad

SMU Libraries Digital Colle en Flickr Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó:“Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?”Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: “Estoy escuchando el ruido de una carreta…” “Eso es” -dijo mi padre- “es una carreta vacía”.Pregunté a mi padre: “¿Cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?”Entonces mi padre respondió:“Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuánto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace”. Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando noto a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:“Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace”. La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás descubrirlas.Y recuerden que existen personas tan pobres que lo único que tienen es dinero.Nadie está más vacío, que aquel que está lleno del ‘Yo mismo’.Seamos lluvia serena y mansa que llega profundamente a las raíces, en silencio,...

Read More