Karate Tradicional. (Parte 1)
Jul22

Karate Tradicional. (Parte 1)

Karate Do, el TradicionalCamino de la Mano Vacía Aunque en realidad no debería ser necesaria la puntualización o explicación, el término Karate Tradicional, como el Karate Do en su justo sentido de verdadero Camino de la Mano Vacía, es utilizado por aquellos karatekas e instructores que entienden la práctica y enseñanza de esta disciplina como parte de la cultura japonesa, como un arte marcial (Budo) que complementariamente a su sistema de lucha desarrolla una serie de valores basados en el antiguo Bushido (código del Samurai que marca premisas como el Respeto, Honestidad, Coraje, Justicia, Lealtad, Honor y Benevolencia) y que en la época actual se transmite en el código del Karate conocido como Dojokun y que habla sobre la perfección del Carácter, la Fidelidad y la Lealtad, la Determinación, el Respeto, el Autocontrol de la actitud impetuosa,… características muy pregonadas pero poco aplicadas lamentablemente. DOJO & SENSEI Goshi Yamaguchi,ejemplo de gran Sensei En efecto, profundamente el Karate tiene toda una filosofía basada en el tradicional Dojokun o Código Ético, por todos conocido pero no por todos  llevado a cabo en la vida cotidiana, dentro y fuera del tatami. El DOJOKUN, nos indica una actitud moral a los que creemos en un Karate como parte de la cultura de Japón, vinculado a su historia. El Dojokun nos enseña a contener la conducta impetuosa y violenta, a ser respetuoso, tolerante y compasivo, a cultivar el espíritu de perseverancia, a ser fiel, leal, sincero y humilde. Por ello debemos decir que el Karate Tradicional no se desarrolla en un gimnasio sino en un dojo, un lugar casi sagrado donde no se busca una mera práctica o entrenamiento sino que se busca seguir ese Camino de perfeccionamiento personal. Basado en el Dojokun el Karate enseña además que se llega más lejos admirando que criticando, que no hay que preocuparse por las imperfecciones de otros sino por las nuestras, que al final el cinturón negro, símbolo de la aptitud en Karate no es el fin sino el principio y no debe rodear solo la cintura… sino también el corazón, y que las artes marciales, sin un desarrollo paralelo de la personalidad no serían más que escuelas de violencia y chulería. En origen la palabra DOJO es en realidad una traducción del término sanscrito “BODHIMANDA” y se refiere al “asiento del diamante”, el asiento desde el cual Buda obtuvo su nirvana, su iluminación, bajo el árbol Bodhi. En consecuencia se utilizaba este término para denominar el lugar donde se estudiaba y desarrollaba el Budismo. Debido a esas connotaciones espirituales y de auto superación la palabra fue adoptada también para el mundo del Budo japonés. Aunque...

Read More
Análisis en algunos aspectos avanzados en la práctica del Karate-do (Parte-2)
Jul18

Análisis en algunos aspectos avanzados en la práctica del Karate-do (Parte-2)

4.- Virtudes de la defensa y contraataque con el mismo brazo como prototipo de la respuesta en hente. La acción de defender y contraatacar en hente se sitúa a medio tiempo de la de parar y contraatacar en seite. Ya que al contraatacar con el mismo brazo que se defiende, se reduce el tiempo de respuesta, se rompe el ritmo del oponente y se le sorprende. Por lo que este factor sorpresa convierte dicha acción en cuasi una forma de anticipación. Debido a que al reducir el tiempo de respuesta, anticipamos la misma; y la acción adquiere entonces una nueva dimensión. Esquema comparativo del tiempo de respuesta. Como veremos en la fase práctica, hay situaciones especialmente idóneas para la defensa y contraataque con el mismo brazo. Por ejemplo: Si el oponente tiene intención de realizar dos ataques consecutivos. En dicho caso, y una vez bloqueado el primer ataque, se podrá frustrar la segunda tentativa si se realiza un contraataque hente lo suficientemente rápido y preciso. O cuando tras una defensa de chudan uchi uke, se realiza un jodan kizami zuki, ambas técnicas hechas con el mismo brazo. De manera, que el kizami zuki deberá impedir que se geste una segunda técnica, o que llegue a completarse eficazmente si estuviese en curso. Por lo que el uso adecuado de la mano adelantada después de una defensa, o en forma de un ataque súbito propiciará un resultado favorable ante una situación de riesgo. De todas formas, no se debe caer en el error de dar mayor importancia a los contraataques con el mismo brazo por ser más rápidos y sorpresivos, o a los del brazo contrario por ser más potentes. Ya que lo realmente substancial es el uso combinado de ambas posibilidades de acción. Pues, de la alternancia e interacción entre seite y hente nacerá una forma natural y efectiva de proceder ante los ataques. Pues ambas acciones se volverán afines y en cualquier momento cualquiera de ellas brotará de forma espontánea y eficaz. Siendo la experiencia y las circunstancias las que determinen la actuación más ventajosa en cada caso. Al tiempo que se irá ampliando el repertorio técnico con acciones más rápidas, fuertes, sorpresivas; y por tanto eficaces. En el siguiente esquema se muestra las posibilidades de interacción entre las defensas, ataques y contraataques con las tres distancias de recorrido de las técnicas. Y la opción de utilizar acciones en la forma hente o seite o combinadas. 5.- Los ataques y defensas consecutivos. Podemos definir como acciones consecutivas a aquellas que son gestadas como una unidad, con una única intención y, a veces, realizadas en el transcurso de una única...

Read More
Origen y evolución del Karate hasta Extremadura.
Jul15

Origen y evolución del Karate hasta Extremadura.

Golpear con diferentes extremidades del cuerpo como acto de agresión humana, existe desde la civilización sumeria, considerada la primera del mundo, como así se desprende del Poema de Gilgamesh, es por ello que podemos afirmar que la lucha entre personas va aparejada a la propia existencia de estas. Ahora bien, debemos partir de la base de que existen sólo tres clases diferenciadas de combate sin armas: La que se realiza aplicando golpes con cualquier parte del cuerpo; la que se basa en presas, derribos y proyecciones; y la que resulta de una combinación de estas. Estos tres tipos de luchas se estructuran, reglamentan y entrenan por primera vez en Grecia, concretamente en la ciudad de Olimpia, donde a partir del año 776 a.C. se desarrollaron los antiguos Juegos Olímpicos. Los tres agones luctatorios eran: El pugilato, donde únicamente se podía golpear al adversario con los puños; la lucha, cuyo objetivo era derribar al adversario mediante agarres y presas; y el pancracio, donde había que vencer al rival golpeándolo con cualquier parte del cuerpo, siendo válidas las luxaciones y los derribos. En la actualidad, podrían asemejarse, según sus características técnicas, al boxeo, al judo y al karate, respectivamente.  Desde Grecia, las artes de luchas descritas se extendieron hacia Persia, y de ahí a la India, donde se fusionarían con un arte de lucha autóctono practicado por los monjes tibetanos, dando lugar, hacia el año 500, al Tenjiku Noranonaku. Un monje tibetano transmitió sus conocimientos sobre este arte a Bodhidharma, 28º patriarca del budismo, quien decidió en torno al año 520 viajar a China preocupado por el declive de dicha religión. Allí se estableció en el monasterio de Shaolin, donde comenzó a enseñar su doctrina Zen a los monjes, paralelamente a un sistema de lucha que denonimó Shaolin Zu Kempo, con el objetivo del desarrollo espiritual y físico, naciendo en ese momento la relación entre la religión budista y las artes marciales chinas.  El Shaolin Zu Kempo fue evolucionando durante las ocho centurias siguientes, hasta llegar a más trescientos cincuenta estilos diferentes, los cuales podemos englobar en varios términos sinónimos: Chuan-Fa, Kung-Fu, Gong-Fu, Wu-Shu, Kuo-Shu, etc.  A finales del siglo XIV, Satto, primer rey de la actual isla de Okinawa, tomó la decisión de abrir sus puertas al Imperio chino, comenzando una proselitización cultural de la que el Chuan-Fa fue uno de los elementos. Los Sapposhi, diplomáticos chinos, los Ryugakusei, estudiantes de intercambio, y los Bin Yin, familias chinas instaladas en Okinawa, fueron las personas que lo introdujeron y expandieron por toda la isla, surgiendo a raíz de ello, un arte marcial autóctono, el denominado Tō-De.  En 1429, el rey Shō...

Read More
Sobre el Concepto de Binwan o furū [敏腕を振るう]
Jul12

Sobre el Concepto de Binwan o furū [敏腕を振るう]

Los kanjis significan «mostrar una competencia, demostrar la habilidad de uno».   Imagen Dmitry Valberg El primer kanji敏 Toshi significa «inteligencia; Agilidad; alerta», el segundo kanji 腕 Ude, significa «brazo, habilidad o talento», el tercer kanji 振 Fu significa «agitar, menear, balancear.  Los otros kanji se utilizan para modificar los demás, y  para  dar el significado apropiado a la frase. Binwan o furū, o competencia .Y no estamos hablando de dominio, sino que se aplica al modelo de autodefensa protectora del Karate , que aún y cuando esté presente la frase Karate ni sente nashi, no es una Competencia de carácter pasivo, sino que implica a varios factores, no solo al dominio de la habilidad física. Estamos acostumbrados, crecimos en el Karate con esa idea, a pensar que la habilidad compitiendo en Kumite o en Kata, era un fin muy importante a alcanzar, aunque la competencia técnica y el dominio técnico en el Karate, lo hemos descubierto con los años , es sólo una parte de la forma de vida que es en realidad el estudio serio del Karate. Es evidente que uno de los objetivos más importantes del entrenamiento en Karate es el de ganar competencia y eficiencia con su práctica. En las Artes Marciales, y en el Karate de forma específica, o cualquier otro medio de autoprotección, la autodefensa es fundamental.  Ya lo dicen los chinos al explicar el significado de la palabra Kung-fu, que dominar algo lleva años de una práctica y entrenamiento diligente, consciente, esforzado, y repetitivo.  Para llegar a ser competente en Karate,  a menudo puede que no sea necesario un periodo muy largo de tiempo , y que se consiga en períodos más cortos y requiriendo sólo un mínimo de práctica continua y diligente para mantenerse, una vez que se ha conseguido una cierta habilidad y ésta está arraigada o codificada en nosotros.  La competencia real se adquiere cuanto más cerca estén los métodos  de las formas naturales de comportamiento que tienen los humanos.  Binwan o furū 敏腕を振るう, competencia, habilidad o habilidades adquiridas de forma estable, implica una ganancia  de habilidades de todo tipo, incluyendo muchas de ellas de carácter mental, como la conciencia de situación y análisis del entorno, la visión analítica de éste que facilita la percepción o intuición sin necesidad de que la visión quede atrapada sobre algo concreto. Así es que hay muchos aspectos sensibles que se adquieren, que implican la obtención de esa Competencia.  Aún y cuando todo ello puede ser percibido como una Competencia de carácter físico y técnico (dadas las habilidades que pueden exhibirse en ese ámbito), en realidad la competencia requiere mucho conocimiento de diversa índole.  Cuando...

Read More
Análisis en algunos aspectos avanzados en la práctica del Karate-do (Parte-1)
Jul10

Análisis en algunos aspectos avanzados en la práctica del Karate-do (Parte-1)

Tesina para 6º Dan De Karate-Dô de Martín Fernández Rincón ÍNDICE Introducción. 1. O-waza, chu-waza y ko-waza. 2. La utilización del principio de acción-reacción para incrementar el momento final de las técnicas. 3. Seite y hente. De lo usual a lo extraordinario en el binomio de defensa-contraataque. 4. Virtudes de la defensa y contraataque con el mismo brazo como prototipo de la respuesta en hente. 5. Los ataques y defensas consecutivos. 6. Kamae. Tipos. Su vinculación con el recorrido de las técnicas y sus trayectorias. 7. Koshi No Kaiten. Función. Tipos de rotación de la cadera. Posiciones del tronco tras la rotación de la cadera. 8. Ai gamae versus gyaku gamae. Oponentes en situación cerrada o abierta. Lado fuerte y lado débil. 9. Los desplazamientos y otros elementos que incrementan la eficacia de las acciones frente a un oponente. 10. Conclusión. Introducción. Cualquier karateka de nivel avanzado sabe que una técnica es realmente eficaz cuando se han utilizado eficientemente y en perfecta interacción los principios rectores de las técnicas de kárate, a saber: Forma correcta, fuerza y velocidad, grado de tensión muscular, rapidez o lentitud del movimiento, uso de la cadera, la postura correcta junto con el uso de la presión contra el suelo y la respiración. De la misma manera, cuando las técnicas han de ser utilizadas contra un oponente se acentuará la atención en los siguientes elementos: postura de preparación de la parte superior del cuerpo, posición de las extremidades inferiores, distancia entre los oponentes, momento adecuado de ejecución o sentido del timing, etc. Sin embargo, en el presente trabajo se analizarán otros aspectos que como el título indica y en mi opinión merecen el calificativo de avanzados. Puesto que suponen la aplicación y desarrollo de los citados principios y de otros elementos que “aunque sutiles” son fundamentales a la hora de abordar la práctica con un oponente. El kárate, como todo arte de combate, se divide básicamente en dos apartados: las acciones de ataque y las de defensa. No obstante, ambos términos están íntimamente relacionados; hasta el punto de que a veces no se sabe donde empieza uno y termina el otro -son indivisibles- como el anverso y el reverso de una hoja de papel. Por éste motivo, tanto en esta tesina como en la exposición práctica ataque y defensa serán tratados globalmente como entes de idéntica importancia. Es posible que algunos de los términos japoneses que son utilizados en la presente tesina sean conocidos también con otros sinónimos. Porque, el idioma japonés, como toda lengua viva tiene varias formas para expresar el mismo concepto. Por ello es normal que algunos estilos utilicen términos diferentes para...

Read More
El método de la energía-7
Jul07

El método de la energía-7

Parte 7- (BUDO más allá de las barreras culturales) Imagen Mahir Özkan El segundo método traza un camino casi inverso. Pretende desde el principio reforzar lo que transmite el principio de eficiencia: el “ki”. Yo diría que este método tiene como objetivo reorganizar el sistema sensorial para que el cuerpo funcione de forma espontánea con una mejor regulación energética. Si el primero se basa en formas técnicas desarrolladas a la perfección, el segundo se basa directamente en el sistema sensorial inherente a las técnicas gestuales de máxima eficacia. Por eso, según este método, la técnica debe aparecer espontáneamente a partir de la sensación de «ki». No se basa en el aprendizaje específico de técnicas como el método kata. Si hay un desarrollo técnico, vendrá después de haber dominado suficientemente el principio de eficiencia: el “ki”.  Taikiken, que proviene del método chino de yi chuan, es un ejemplo típico. En sable, incluso para un método opuesto al método kata y que tiene como objetivo el entrenamiento directo en combate mediante la adquisición de un elemento mental y energético esencial, es obligatorio un mínimo de dominio técnico para saber utilizar la vanguardia del sable. El método de Hirayama Gyozo (17591828) es un buen ejemplo, el aprendizaje técnico se limita al mínimo. Su método consiste en una sola técnica. Un ejercicio para dos personas en el que se ataca con un shinaï largo a un oponente que lleva una protección en la cabeza y está armado con un shinaï corto de 40 cm. Este último debe atacar para asestar un golpe en el pecho del primero, con ánimo de atravesarlo, esto, independientemente de los golpes que reciba al acercarse. Hirayama Gyozo escribe en una de sus obras Kensetsu (Explicación de la espada):“El objetivo del arte de la espada es matar al enemigo. Lo principal es conseguir que tu espíritu asesino atraviese el pecho del oponente. « La escuela de Hirayama Gyozo se llama Sinkanryu o Shinnukiryu (la escuela del cruce de la mente o la escuela del cruce de lo esencial, según los ideogramas). Según Hirayama Gyozo, si tu mente pasa por el oponente, eres el ganador y este es el método más seguro y efectivo en el combate real con sables. Lo veo como un trabajo enérgico que tiene como objetivo fortalecer la mente de la manera más directa. La simplicidad de este entrenamiento es la repetición de un solo gesto, que es comparable al ejercicio aparentemente simple de estar de pie y quieto en «ritsuzen» (zen de pie). Sin embargo, con la postura quieta del ritsuzen, ejercitas tu mente para desarrollar una disposición mental y física para aplastar a cualquier oponente que sea. En el combate con sable, el sable debe usarse correctamente, por lo que...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad