¿Sabias que?

Gogen Yamaguchi:

El Maestro de los largos cabellos y la mirada felina vivió a menudo en su vida momentos de gran tensión, en los que se vio involucrado en peleas y luchas, sobre todo durante la guerra. Así, en la década de los treinta, en Manchuria, por poner algunos ejemplos, fue capturado por unos individuos, tres, a los que golpeó rápida y repetidamente e hizo prisioneros. Pero Yamaguchi recordaba especialmente una ocasión en la que tuvo que hacer frente a numerosos bandidos comunistas que asaltaban una ciudad en la que Gogen estaba al frente de la seguridad. Gogen recordaba cómo disparó sus pistolas por las ventanas contra los bandidos. Veinte de ellos, armados con pistolas, entraron en la casa donde se encontraba. Gogen dejó a oscuras la habitación para evitar ser herido e hizo frente a los bandidos. Mawashi Geri, Hiji Ate, etc. son las técnicas que empleó. Los combates duraron 40 minutos y Gogen salió vivo.(*)

El cerezo:

Símbolo de artes marciales (Sakura): Ahora convertido en un símbolo de todas las artes marciales, fue adoptado por los samurai como un símbolo de pertenencia a su clase. En la iconografía de las obras clásicas del guerrero, el cerezo representa la belleza y la fugacidad de la vida: que, en la floración, muestra un encantador espectáculo en el que el samurai vio reflejada la grandeza de su figura envuelto en su armadura, pero basta tan sólo una repentina tormenta para que todas las flores caigan a tierra, al igual que al samurai le basta la herida creada por la espada del enemigo. El guerrero, acostumbrado a pensar en la muerte en la batalla no como algo negativo, sino como la única forma honorable de ir hacia el mas allá, encuentra en la flor del cerezo el reflejo de su filosofía. Un antiguo dicho que todavía se recuerda dice: “Hana wa Sakuragi, hito wa bushi”, que traducido significa “entre las flores el cerezo, entre los hombres el guerrero” – (Al igual que la flor del cerezo es la mejor entre las flores, el guerrero es el mejor entre los hombres)

(*) “Karate -Mucho más que un deporte” de Salvador Herraiz)

Author: Rincondeldo

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *