Iniciación a la Defensa Personal: ¿qué debemos tener en cuenta?
Mar03

Iniciación a la Defensa Personal: ¿qué debemos tener en cuenta?

Cada vez hay una mayor inseguridad en la calle. El ciudadano de a pie quiere estar preparado para defenderse si lo necesita, y en el ámbito de las artes marciales se trata de dar respuesta a esta inquietud, con formación continua o prolongada en el tiempo, pero también a través de cursos y seminarios.           Sin embargo ¿puede alguien aprender a defenderse en unos cursos puntuales? La respuesta en “No, desde luego que no”. Muchos artistas marciales tenemos años de formación y experiencia en el tatami, pero esto no significa que estemos preparados para la calle. Así que en unas horas… No obstante, sí se puede ayudar a la gente sin formación que asiste a un Curso de Iniciación a la Defensa Personal dándoles ciertos consejos generales y específicos para casos concretos, y haciéndoles ver cómo pueden evitar una agresión y qué herramientas pueden emplear si ésta se produce. Eso, por supuesto, es mejor que nada. Y tal vez ese poquito que podemos aportar en un curso termine siendo importante… o decisivo. Pero ¿qué debemos tener en cuenta en la iniciación a la defensa personal? Prevención por encima de todo Esto es válido para mujeres y hombres por igual. La mejor manera de no sufrir daño en una agresión es evitarla. Y la mayor parte de las agresiones que se producen pueden perfectamente evitarse. ¿Cómo? Seguro que de te ocurren muchas maneras, pero tal vez podamos agruparlas en dos consignas fundamentales: evitar lugares y situaciones peligrosas.- Si hay una calle por la que no pasa nadie de noche, ¡no pases tú tampoco! Si en el parque ha habido atracos o intentos de robo ¿qué te cuesta rodearlo para volver a casa? Si en el bar de moda hay peleas habitualmente ¡no te preocupes! ¡ya hay Gin Tonic con pepino o frutas del bosque por todas partes! Vas a otro bar y listo. Si no te pones en situaciones de riesgo ni vas a sitios peligrosos reduces enormemente las posibilidades de encontrarte en un conflicto. Así de simple. huir de la confrontación.- Esto resulta muy difícil. A veces nos enzarzamos en discusiones absurdas con desconocidos por los motivos más ridículos: un aparcamiento, un comentario, una mirada… En estas situaciones, respirar hondo y seguir nuestro camino es lo más sensato, pero nos cuesta. Debemos ser conscientes de que en estos casos nos estamos poniendo en peligro innecesariamente. Si no lo hacemos, mucho mejor para nosotros ¿no? Lo dicho: la mejor manera (para cualquier persona) de no sufrir daño en una agresión es tomar medidas para no ser agredido. Medidas a tomar (si es posible) antes de la agresión física En ocasiones la agresión...

Read More
Arma Blanca: 5 consejos para enfrentarse a un agresor armado
Abr17

Arma Blanca: 5 consejos para enfrentarse a un agresor armado

La mayoría de los artistas marciales hemos practicado técnicas frente a agresores armados con cuchillo o arma blanca. Personalmente, soy bastante reacio a enseñar a mis alumnos técnicas de este tipo porque, a pesar de mis años de práctica, no tengo nada claro si sería realmente eficaz en una situación real. Sí estoy convencido de que la mayor parte de las técnicas que suelen verse en ciertos cursos y seminarios, impartidos a veces por profesores inexpertos en este ámbito, seguramente no lo son, o no se practican suficientemente y de la manera adecuada. Y me parece una gran irresponsabilidad por parte de las personas que las enseñan, pues pueden hacer creer a sus alumnos que son capaces de enfrentarse a un arma blanca, cuando en realidad, no lo son. Y eso, a mi modo de ver, es muy peligroso. Pienso que hay que estar muy bien preparado, con amplia experiencia en el campo de la defensa frente a armas, para abordar su enseñanza con un mínimo de garantías. Y personalmente reconozco, sin ningún tipo de pudor, que no tengo ni la formación adecuada ni la experiencia suficiente. Sin embargo, sí creo que pueden darse ciertos consejos (en base, en este caso, al análisis personal y la experiencia de otros) que puedan ayudarnos si sufrimos una posible agresión con arma blanca. Algunos de ellos son: Prepárate, pero evítalo si puedes Un cuchillo es peligroso. Mucho. En distancia corta, incluso más que una pistola, porque es más difícil de anular. Y, evidentemente, es mucho más probable sufrir daños graves, o incluso la muerte, frente a un adversario armado que frente a uno con las manos vacías. Siempre hay que evitar el conflicto, pero si el agresor tiene un cuchillo, puede ser una cuestión de vida o muerte. Literalmente. Aún así, por si llega el caso, por si no hay otra salida que enfrentarse a la hoja de un arma blanca, debemos estar preparados. Para eso es necesario practicar en unas condiciones lo más parecidas posible a la situación real. Que el compañero realice un único ataque que ya conocemos de antemano puede servirnos para aprender la técnica, pero para que luego sea útil es preciso habituarnos a ataques con intención, inesperados, con múltiples intentos de corte, cuchilladas, etc… También puede ser interesante trabajar con el cuchillo, y acostumbrarnos a su uso, los ángulos de corte, las formas de agarrarlo… La experiencia puede ayudarnos, por ejemplo, a esperar ciertos ataques probables observando simplemente como el agresor sostiene el arma. ¿Qué? ¿Estás preparado? 2. Asume que es muy probable que te cortes Sí, asúmelo. No pasa nada. Cuando está en juego la vida, los cortes superficiales son...

Read More
Metodología en el Kansetsu Waza
Dic01

Metodología en el Kansetsu Waza

José Alonso Sobrino – Especialista nacional Goshin-jutsu A continuación expongo un estudio que surgió como consecuencia de satisfacer las inquietudes de una parte concreta de mi alumnado. Personas sin ningún conocimiento en Artes Marciales y que van a dedicar a lo sumo, una temporada a la Autodefensa, entre ellos; amas de casa, trabajadores de toda índole e incluso en alguna ocasión miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El hándicap era cómo inculcar en ellos los conceptos suficientes para que en el periodo de nueve meses terminaran con un mínimo de conocimientos. Otro problema que surgía, curso tras curso, era el de la documentación pedagógica. Los alumnos me preguntaban que dónde podrían mirar o buscar, para que no se les olvidara lo aprendido,………¡gran pregunta!. No me quedó más remedio que elaborar una especie de programa que facilitara el aprendizaje y una documentación que les quedara como apoyo para repasar en el futuro. Supongo que esto mismo nos ha surgido a todos los que nos dedicamos al mundo de la enseñanza y que cada uno lo habrá afrontado con su particular metodología. Yo aquí expongo la mía: Con el objetivo de intentar familiarizar al alumnado con esta faceta de la autodefensa, he creado un programa en el cual he agrupado en familias de técnicas los distintos apartados del Kansetsu: KOTE WAZA, UDE WAZA y KATA WAZA. La documentación consiste en material de texto en el que se les proporciona dibujos de la técnica con su nombre en Japonés y significado en Español, para establecer la correspondiente asociación. Ésta a su vez, la he reforzado con audiovisuales, en los que se les muestra de forma más directa y claramente la ejecución del Renzoku (encadenamientos de técnicas de un mismo grupo); –Primero de forma lenta, parando en la finalización de cada técnica y nombrándola debajo de la imagen. –Segundo a velocidad normal de ejecución, de principio a fin del Renzoku. Las técnicas de la misma familia forman un Renzoku que va estructurando las técnicas de una forma y un orden determinado. Terminando siempre cada Renzoku con una acción de Todome (control o técnica resolutiva). Para la muñeca KOTE Para el brazo UDE Para el hombro KATA Una vez estudiados y memorizados los tres Renzokus de forma analítica y segmentaria, fusioné las familias en un solo Renzoku a modo de compendio, en donde al alumnado ya se le pide memorizar un alto número de técnicas, cosa que nos dará mucho juego en la metodología. FORMAS DE TRABAJO DE ESTOS RENZOKUS El Kote Waza será el primero en ser transmitido, por ser la muñeca una articulación que no precisa de una amplitud...

Read More
Curso Nacional de Goshin en Burgos
Mar25

Curso Nacional de Goshin en Burgos

El pasado sábado día 23, en jornada de mañana de 10 a 13 h. y tarde de 16 a 18 h., tuvo lugar en el Polideportivo municipal de Ibeas de Juarros un curso de Goshin (defensa personal) a nivel nacional, organizado por la Delegación Burgalesa de la Federación Castellano y Leonesa de Karate, en colaboración con el departamento de autodefensa de la Real Federación Española de Karate. El curso fue inaugurado por el Alcalde de Ibeas de Juarros, D. Juan Manuel Romo Herrería, siendo la primera actividad oficial de este tipo que inaugura el recientemente terminado polideportivo de Ibeas. Este evento reunio a más de 80 deportistas venidos de toda España, entre los que se incluyen diversos expertos en la materia. Entre ellos cabe destacar la presencia del asturiano Jose Luis Prieto Méndez, 7ºDan de Karate y Director del Departamento Nacional de Goshin, que fue quien impartio el curso, el irunés José Ángel Rial Iriondo, 6º Dan de Karate, Subdirector Nacional del Departamento de Goshin y Presidente de la Federación Guipuzcoana de Karate, el vallisoletano José Silva González, 5º Dan de Karate y Director del Departamento de Goshin de la Federación Castellano y Leonesa de Karate, el burgalés Fernando Martín Millana, 7º Dan de Karate, miembro de la Junta Directiva y Director de Grados de la Federación Castellano y Leonesa de Karate, y el zamorano Agustín Madrid Paniagua, 5º Dan de karate, miembro de la Junta Directiva de la Federación Castellano y Leonesa de Karate y Director de Arbitraje de la misma así como varios altos grados de la Federación Española de...

Read More
Ma-ai: La distancia
Nov28

Ma-ai: La distancia

José Luis Prieto Méndez CN-7º Dan Es bastante recurrente el referirse al Ma-ai como la distancia que separa a dos contendientes, y que esta distancia puede ser corta media y larga, según estemos más o menos alejados del adversario.Aunque esto sea acertado, entiendo que es un acercamiento al concepto de la distancia muy superficial y que no aporta ninguna información sustancial más allá de lo evidente.La primera enseñanza que nos aporta el principio de Ma-ai (y que se desprende de su transcripción literal) es que no es una distancia Ma que separa, sino que es una distancia Ai que une, y que nos lleva a un concepto de relación con el adversario y con el entorno, de trascendental importancia en el desarrollo de un encuentro hostil.Ma-ai no es un término meramente espacial, sino que está intrínsecamente ligado al tiempo de ejecución de una acción ofensiva y de reacción defensiva y como consecuencia también al movimiento (gesto técnico concreto). Debemos considerar que a menor espacio, más rápido puede llegar la agresión y por tanto menos tiempo de reacción y más dificultad para evitarlo.Aunque los conceptos de tiempo y espacio parecen ser muy objetivos y perfectamente medibles y cuantificables, lo cierto es que en caso de confrontación, éstos están sujetos a unas condiciones de subjetividad claramente observables. Al igual que ocurre con el tiempo, que puede parecernos más largo o corto según lo mal o bien que lo estemos pasando; la distancia será percibida y utilizada de distinta manera dependiendo de varios factores: Factores físicos   La envergadura juega un papel importante a la hora de determinar el alcance de los propios golpes y los del adversario. Factores técnico-tácticosDependiendo de las habilidades que poseamos respecto de las del otro, el desarrollo de la acción podremos focalizarla en una distancia u otra según nos interese, pues la sensación de seguridad se verá condicionada por esa circunstancia. Factores materiales Las armas como ejemplo de peligrosidad nos conducen instintivamente a guardar unos márgenes de seguridad mayores según del arma que se trate. A veces incluso estos márgenes pueden ser variables, pues un palo puede ser anulado alejándose o acercándose para evitar su peligrosidad. Factores psicológicos La sensación de seguridad y vulnerabilidad depende en gran medida del carácter y de las competencias de la persona. A mayor determinación y conocimientos, mayor seguridad. Por el contrario la percepción de peligro en caso de alguna carencia será mayor necesitándose más distancia para sentirse más seguro. Más allá de las distancia larga media y corta, podemos distinguir otros tipos de distancia con unas características bien diferenciadas. No todas ellas están relacionadas directamente con las situaciones de agresión física, pero si tiene mucho...

Read More