El adversario
May06

El adversario

Observo que a medida que avanza el tiempo, mayor es la orientación deportiva la que impera en los ámbitos marciales, quedando la faceta marcial (jutsu) y la faceta espiritual (do) en un plano secundario cuando no anecdótico o testimonial. Ello nos lleva a que algunos de los elementos que antaño eran los protagonistas, queden relegados al olvido o la confusión. Es mi intención compartir algunas de las conclusiones a las que me ha conducido la práctica del Goshin, para dar luz sobre algunos de estos aspectos de los que poco sabemos, mas allá de la nomenclatura en japonés (en el mejor de los casos) En primer lugar deberíamos colocar al “otro” -al agresor- en el papel que le corresponde para evitar así generalizaciones y simplificaciones, que en poco ayudan a la hora de ajustarnos a aspectos tan elementales de la respuesta como son la proporcionalidad, la congruencia y la oportunidad. Debemos distinguir entre algunos términos que aparentemente sinónimos, deben ser considerados en su correcta dimensión para evitar la sobreestimación o subestimación, calibrando de manera correcta el rol de quien tenemos al otro lado lo que deberá determinar nuestra conducta coherente: Rival Generalmente quien tenemos enfrente en una competición deportiva. Los dos buscan lo mismo, y la victoria de uno significa la derrota del otro. No tiene porque haber enemistad ni antagonismo afectivo. Adversario Trata de conseguir algo que te pertenece. Su móvil tampoco tiene porque ser personal, sino material. Un atracador quiere nuestro dinero, no es su finalidad hacernos daño físico. Enemigo Hay algo personal, su finalidad es destruirte, hacerte daño. Los medios para conseguirlo son secundarios, incluso pueden ser poco evidentes incluso ocultos, de forma que sea difícil demostrarlo. Es mas que habitual encontrarnos en los ámbitos marciales, con ese grado de simplificación, mediante el cual, convertimos en enemigos a todos cuantos de una u otra forma están en una situación diferente de la nuestra. Bien sea porque sus creencias, opiniones, acciones, intereses, posiciones, necesidades etc. sean diferentes de las que nosotros tenemos. En cierta manera, se trata (se aprecia claramente en ámbitos deportivos) de sacar un grado extra de motivación para vencer al contrincante, pues si en vez de considerarlo rival lo consideramos enemigo, es mas fácil que uno pueda dar el 100% de si mismo. Lo pernicioso del sistema es que al final uno acaba por creerse lo que en un principio no era mas que una estrategia. Otro inconveniente de generalizar y tratar a todo lo distinto de mi como errado, equivocado o enemigo, es el grado de hostilidad que genera, posicionándonos en una estructura mental dogmática e inflexible que genera en los demás una...

Read More
Coherencia y Congruencia
Feb20

Coherencia y Congruencia

Cuando nos enfrentamos a una situación potencialmente peligrosa y tenemos que intervenir, debemos definir de una manera racional nuestro objetivo para actuar en consecuencia, algo que muchas veces no ocurre. Imaginemos una situación donde alguien nos agrede verbalmente. Tengo que decidir qué respuesta quiero dar, tanto si se queda en una agresión verbal como si pasa a una agresión física. Puedo decidir dejarlo pasar o enfrentarme al agresor física o verbalmente, pero debo tener en mente un objetivo si tengo que intervenir. Este objetivo puede ser muy variable, en función de donde me encuentre, de si estoy en el ejercicio de mis funciones respecto a mi trabajo, etc. No es lo mismo si sufro una agresión por parte de varios agresores, donde mi objetivo, para salvaguardar mi integridad física, debe ser incapacitar rápidamente a los agresores de forma que pueda, por ejemplo, huir, que si trabajo en un hospital y un paciente con un brote esquizofrénico me intenta agredir. En el segundo caso, mi objetivo debe ser causarle (en este caso a un enfermo) el mínimo daño posible, intentando además controlarle para que no pueda causar daño a terceros o a él mismo. En definitiva, más allá de pensar en técnicas concretas a aplicar, debemos pensar primero en el objetivo que quiero cumplir. Las técnicas a emplear me deberán ayudar a la consecución de mi objetivo y deberán ser coherentes y congruentes. Ahora debemos dar un significado a estos términos.  Podríamos definir la congruencia como la relación coherente entre mis pensamientos, decisiones y acciones. Es decir, cuando lo que pienso, digo y lo que finalmente hago está en armonía. Cuando hablamos de defensa personal, debe existir una correlación coherente entre el hecho que se produce y mi respuesta, debiendo ser el resultado final igual al pretendido. La coherencia sería la relación lógica entre las partes que la componen y donde no se produce contradicción ni oposición entre ellas. Serían las acciones y movimientos que corresponderían a la respuesta que quiero efectuar, que deben ser coherentes entre sí y su objetivo, para alcanzar el propósito deseado. “Tenemos diferentes formas de responder a una agresión en función de la respuesta que queremos dar: podemos responder con el objetivo de ser lo más proporcional posible o podemos hacerlo de manera mucho más contundente. Lo importante es que cualquiera de las respuestas y de las técnicas empleadas en ellas sean coherentes. No tiene sentido que si buscamos la proporcionalidad o ser poco lesivos, empecemos o terminemos la respuesta con una técnica que no vaya en sintonía con ese objetivo. Y no me refiero a que una vez que estoy ejecutando la respuesta no haya...

Read More
GTR Defensa Personal
Oct08

GTR Defensa Personal

Autor: Manuel Montero Kiesow Lengua: CASTELLANO Encuadernación: Rústica cosida Nº Edición:1ª Año de edición: 2018 ISBN: 978-84-16676-64-4 Cod. edit.: 500656 Editorial: Tutor, S.A. Nº páginas: 288 Ilustraciones: B/N Formato: 21,5 x 28 cm PVP: 29,95 € _______________________________________________________________________ El Maestro Manuel Montero 8º Dan de Goshindo Taikijutsu Ryu, después de la publicación de su anterior obra «Manual práctico de DEFENSA PERSONAL para MUJERES» en 2017, con un gran éxito a todos los niveles, edita su segunda obra «GTR DEFENSA PERSONAL». Una obra que nos acerca a la defensa personal en estado puro, con técnicas, protocolos y conceptos fundamentales de la defensa personal. Una guía inigualable para todos los profesionales y practicantes de cualquier disciplina marcial, bien estructurada, acompañada de cientos de fotografías que acercarán al lector al espíritu de la técnica, desde el detalle más pequeño a los aspectos más profundos, «formas de posicionarse, de desplazarse, de caer, de realizar luxaciones, proyecciones, golpes, controles, levantamientos y conducciones, y defensas en el suelo… Se puede considerar una enciclopedia, donde el autor, uno de los mejores expertos de nuestro país en defensa personal, estructura sus conocimientos para que sirvan de guía metodológica a todo aquel que se introduzca o esté introducido en el mundo de la autodefensa. SINOPSIS_______________________________________________________________ La obra más completa sobre Goshindo Taikijutsu Ryu GTR Defensa Personal, escrita por el máximo exponente de esta disciplina. Este libro recoge las técnicas, los protocolos y los conceptos fundamentales del Goshindo Taikijutsu Ryu en particular y de la defensa personal en general. El GTR, se concibe como un sistema integral de autodefensa perfectamente estructurado para resolver cualquier tipo de situación potencialmente peligrosa en función del objetivo que necesitemos cumplir. Este libro incluye: Los conceptos y características fundamentales del Goshindo Taikijutsu Ryu y de los cuatro pilares básicos en los que sustenta: humildad, respeto, trabajo y ejemplo. Los protocolos y la etiqueta que deben mantenerse en el dojo, la relación entre sensei y alumno, y entre alumnos avanzados y principiantes. Aspectos fundamentales a tener en cuenta en un enfrentamiento o una agresión: cómo afrontarla, qué posibilidades de respuesta hay y qué actuación emplear, incluyendo los aspectos legales y jurídicos en el uso de la fuerza. Aspectos técnicos que componen el Goshindo Taikijutsu Ryu: formas de posicionarse, de desplazarse, de caer, de realizar luxaciones, proyecciones, golpes, controles, levantamientos y conducciones, y defensas en el suelo. El manejo y utilización de las armas caraterísticas del Goshindo Taikijutsu Ryu: atsubo, tanbo y kali, así como protocolos ante situaciones con cuchillo y pistola, y una sección dedicada a armas improvisadas (objetos cotidianos que pueden utilizarse como tales). Una serie de veinte secuencias fotográficas técnicas ante diferentes tipos de agresión, con y sin armas....

Read More
Enpi-waza (técnicas de codo)
Oct05

Enpi-waza (técnicas de codo)

Que las técnicas de codo son un recurso importante en karate no debiera sorprender a nadie, sin embargo la excesiva orientación y especialización deportiva hace que este grupo de técnicas haya quedado relegado a un lugar totalmente secundario, a su utilización exclusivamente ocasional u ornamental (exhibiciones, bunkai ,etc…) o sencillamente olvidado. Desde el punto de vista marcial y operativo (Goshin) este grupo técnico posee unas características que le hacen indispensable a la hora de abordar situaciones de autodefensa muy concretas como es el caso de la distancia corta. Lo primero que debemos comentar es que nos estamos refiriendo a la utilización del codo en combate; Enpi-Codo y Waza –Técnica. Por otro lado, no es infrecuente observar que algunos estilos y/o maestros lo denominan Hiji-Ate (Maestro Nishiyama de Shotokan I.T.K.F. en E.E.U.U; entre otros) Habitualmente estamos acostumbrados a ver incluidas las técnicas de codo como técnicas circulares, en el grupo de Uchi-Waza (normativa de grados y exámenes de C. Negro de Karate). Sin embargo,desde el prisma operativo y de autodefensa que se aborda en Goshin, consideramos importante darle un mayor protagonismo. Es por ello que las técnicas de codo van inmersas en un grupo especifico denominado Ate-Waza, que junto con otras técnicas como las de rodilla o cabeza pretenden conformar un grupo especifico y homogéneo caracterizado por: Ser golpes de choque o impacto. Utilizados en la distancia corta. Golpes con los miembros o extremidades generalmente en flexión. (como en el caso de los codos o rodillas) Utilizando de la masa, peso, inclinación, rotación, etc, corporal (en el caso de golpes de cabeza, hombro, cadera, etc.) Más allá de su ocasional utilización, y de su limitado uso, las técnicas de codo nos ofrecen un sinfín de posibilidades ofreciéndose como un grupo técnico variado a la vez que versátil. Variedad Podemos afirmar que existen unas técnicas elementales de codo que son las que mas habitualmente se entrenan, generalmente en ejercicios de Kumite básico, sin embargo existen otras quizás menos conocidas y utilizadas, pero igualmente eficaces: Técnicas básicas: Tate-Enpi – Codazo Vertical Ascendente. Yoko-Enpi – Codazo Lateral. Mae-enpi – Codazo Frontal. Mawashi-Enpi – Codazo Circular. Ushiro-Enpi – Codazo hacia Atrás. Otoshi-Enpi – Codazo descendente. Ushiro-Mawashi-Enpi – Codazo Circular por la espalda. Técnicas avanzadas : Soto-Enpi – Codazo Lateral con exterior del codo (Heian-Sandan) Sakotsu-Empi – Similar al Otoshi-empi pero realizado al frete (Cara, pecho, clavícula): Mae – Sakotsu- Realizado desde el exterior. Ura – Sakotsu- Realizado desde el interior. Ushiro – Sakotsu- Realizado hacia atrás. Ganmen-Enpi – Codazo Lateral-Circular a la cara: Soto-Ganmen – Hacia adentro con el interior del codo. Uchi-Ganmen – hacia afuera con el exterior del codo. Age-Enpi – Codazo...

Read More
La respuesta ante una agresión en Karate
Jul16

La respuesta ante una agresión en Karate

Tesína para 6º Dan de José Silva González 2015 Leyenda: 1. INTRODUCCIÓN 2. ANTECEDENTES HISTORICOS 3. ANÁLISIS DE LA RESPUESTA FORMAS DE EJECUCIÓN FACTORES QUE INTERVIENEN 1. Kamae y Distancia 2. El desplazamiento 3. Timing apropiado 4. ASPECTOS PSICOLÓGICOS 5. CONCLUSIÓN Y REFLEXIONES FINALES 1.- Introducción. Todo karateca sabe que para poder defenderse de un adversario más fuerte debe de entrenar y entrenar para fortalecer su cuerpo y obtener técnicas poderosas y potentes, pero también es cierto que a medida que pasan los años vamos perdiendo las capacidades físicas, por lo que es necesario dirigir todo nuestro esfuerzo no solo a la mejora de las capacidades técnicas, sino también a la adquisición de recursos que puedan equilibrar nuestras fuerzas ante un adversario más fuerte que nosotros. El Karate contiene todos estos recursos que nos permiten responder ante adversarios más fuertes, sí bien, es cierto que en muchas ocasiones solamente apreciamos su grandeza a través de la efectividad de sus técnicas (potencia, velocidad, etc.), factores todos ellos físicos, pero que cuando realizamos un estudio más profundo de sus técnicas descubrimos que contienen en si mismas aplicaciones y variaciones muy enriquecedoras. Movido por esta inquietud, hace varios años inicié un camino de estudio de un recurso que siempre me ha atraído, y que es para mi uno de los más complejos, enriquecedores y fascinantes, que es “LA RESPUESTA” Después de prepararnos física y técnicamente para el combate bien sea deportivo o sea el que en algunos casos nos vemos obligados para defender nuestra integridad física o la de otros ante una agresión o un ilícito, me pregunto ¿estamos preparados también para conocer y medir el tipo de respuesta que sea el acertado, el apropiado para cada tipo de situación? Parámetros de congruencia, oportunidad y proporcionalidad, parámetros los cuales tabulan la correcta utilización de las técnicas y su contundencia, haciendo que las mismas se conviertan en adecuadas a la situación o no, ya que la técnica y la contundencia de ésta no define su idoneidad, si no que es en la situación para la cual se utiliza la que lo marca. (Las situaciones inevitablemente se verán influenciadas por las capacidades, conocimientos y por las sensaciones de peligro del artista marcial actuante, el ámbito donde se encuentren y la dimensión como se suceda, tachi, ne, subaru etc.) ¿Quién nos enseña esto? ¿En que parte de la técnica está? ¿Vale cualquier tipo de respuesta en función de cómo sea el ataque? estas preguntas empiezan a surgir cuando se comienza a sentir el arte marcial como una forma de vida. La presente tesina tiene como objeto el estudio y reflexión de como responder a un...

Read More
Más allá de lo evidente
Jul09

Más allá de lo evidente

  Si ahondamos en el Niju-Shoto-Kyu-Kun del Maestro Funakoshi, encontraremos muchas claves acerca de cómo debe comportarse un karateka o artista marcial de forma congruente en situaciones de conflicto y agresión para gestionar los enfrentamientos de forma no violencia. Dado que la exposición de todos los preceptos sobrepasaría con mucho los limites de este articulo, me permito exponer mi opinión a cerca de los cinco primeros, pues son bastante genéricos y aplicables a todas las artes marciales y a todos los aspectos de la vida. El primero de los preceptos «Karate-dō wa rei ni hajimari rei ni owaru koto o wasuru na» nos habla de que el karatedo comienza y termina con Rei. Es evidente que rei no se refiere exclusivamente al acto de inclinación (Ojigi), sino que obedece mas bien a la idea de respeto, respeto hacia los demás, que debe ser manifestado con unas formas externas cuidadas y que favorezcan la convivencia. Todo ello nos lleva a la idea de tener bajo control el lenguaje no solo verbal, sino también paraverbal (tono, volumen, intensidad) y muy especialmente el lenguaje no verbal. En las situaciones difíciles, estresantes o conflictivas, el autocontrol se hace necesario para evitar que las emociones se disparen y digamos y hagamos cosas de las que favorezcan la agresividad y violencia podamos arrepentirnos. El segundo de los preceptos «Karate ni sente nashi» traducido de forma simplista como, «no existe primer ataque en karate», en realidad nos evoca la necesidad, no solo de no ser los primeros en atacar sino que se refiere sin duda a no albergar sentimientos agresivos ni violentos, a no manifestar ningún tipo de hostilidad que pueda ser utilizada por el adversario como justificación de una respuesta violenta o agresiva por su parte y que podría desembocar en agresión. El tercer precepto «Karate wa, gi no tasuke» – «el karateka debe seguir el camino de la justicia», podemos interpretarlo en el sentido moral, e innato de hacer aquello que toda persona considera justo, evitando que nadie nos pueda hacer daño físico o moral y defendiendo nuestros derechos elementales. Pero también podemos darle un enfoque mas jurídico e interpretar que nuestras acciones -defensivas u ofensivas- están sujetas a un marco legal y que como consecuencia de ello debemos responsabilizarnos que cualquier acción ejercida en el transcurso de una pelea. De ahí la necesidad de atenerse a los criterios de proporcionalidad, congruencia y oportunidad que establece el marco legal actual. Antaño, en la época feudal japonesa existía lo que se denominaba “Kirisute-Gomen” que significa «Samurai que corta con una espada y que desecha», es un término samurai en el que básicamente si hacías enojar a un samurai, él podía cortarte...

Read More