Análisis en algunos aspectos avanzados en la práctica del Karate-do (Parte-4)

9.- Los desplazamientos y otros elementos que incrementan la eficacia de las acciones frente a un oponente.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de abordar la práctica de kárate frente a un oponente es el uso eficiente de los desplazamientos. Pues, son éstos los que nos permiten obtener la distancia adecuada para la realización de las técnicas, evitar las acciones del contrario y en definitiva conseguir una situación de ventaja.

Es por ello, que aunque las técnicas sean muy depuradas, sin el dominio de los desplazamientos y de la distancia de aplicación. Difícilmente podrán ser utilizadas en su justo momento y de la forma más idónea.

Por dicho motivo he considerado oportuno citar algunos de los principales desplazamientos y acciones que facilitan la utilización de las técnicas frente a un adversario.

La acción de presionar con fuerza los pies contra el suelo para aprovechar la energía que dicha acción genera se llama fumikomi. Y cuando dicha acción se realiza unida a un desplazamiento toma el nombre de fumikomi ashi; de forma, que incrementa el efecto de una acción posterior o simultánea.

A veces, tras una defensa es posible y muy útil entrar atacando y cargando a fondo con todo el cuerpo de forma que se aproveche la acción de la cadera, la proyección de la pierna adelantada y la presión contra el suelo a esto se denomina irimi. Y por otro lado, tenemos el tai sabaki; que significa “apartar el cuerpo de la trayectoria del ataque del oponente”. De forma que se esquiva la acometida del mismo y se logra una situación ventajosa para realizar un contraataque. Tai sabaki es lo contrario de irimi.

Al desplazamiento en el que se avanza o se retrocede un paso completo, es decir, la pierna de atrás pasa a estar delante o viceversa se le llama kae ashi.

Otra acción muy eficaz y sorpresiva es la de kirikaeshi que significa literalmente “cortar el desplazamiento propio”. Para ello se atrae la pierna adelantada y a continuación se avanza con la pierna atrasada al tiempo que se realiza una técnica de ataque o defensa.

Es como cambiar de piernas en el sitio.

Y siguiendo en la misma dinámica nos encontramos con okuri ashi; que es un paso previo o de ayuda que facilita la realización de un desplazamiento y que normalmente propicia un cambio de ángulo o dirección.

Y para terminar tenemos dos de los más usuales tsugi ashi o deslizamiento

alternativo de los pies. Y yori ashi que es el deslizamiento simultáneo de los pies. En ambos desplazamientos se sigue manteniendo el kamae del mismo lado, es decir, no cambia la pierna adelantada independientemente de que sea hacia adelante o hacia atrás.

10.- Conclusión.

En los niveles avanzados adquieren vital importancia, aquellos aspectos cuya finalidad es incrementar la energía de nuestras acciones de una forma económica y eficiente. Por ello los principales apartados que forman la tesina tienen como nexo en común la manifestación de la citada “ley del principio de acción y reacción”. Esto es así, tanto en la aplicación de las propias técnicas, como en aquellas acciones preliminares que las facilitan -lo cual será materia de exposición en el trabajo libre. Por otro lado, añadir que aparte de los aspectos físicos, técnicos y tácticos; también tienen sumo valor otros elementos no tan tangibles como la: Intención, voluntad, atención, visualización, imaginación, presencia, etc. A sabiendas, de que dichos términos tienen una significación quizá subjetiva para los poco iniciados. Pero, sin embargo, son inherentes en toda práctica sincera, crítica y reflexiva.

Por otro lado, si tuviera que sintetizar muy brevemente los niveles de evolución en los “conceptos técnico-tácticos” aquí citados. Diría que el primer nivel es la sistemática para llegar de las técnicas de o-waza a las de ko-waza. El segundo sería el desarrollo de las técnicas de mano abierta. El tercero la evolución de seite a hente. (principio tomado del Gorin No Sho porque Miyamoto Musashi usaba dos espadas y no una con dos manos como marcaba la tradición). En cuarto lugar situaría el “timing en la defensa”. Es decir, aprender a observar el ataque en sus diferentes fases: 1er cuarto del recorrido, 2º cuarto, 3º cuarto (es el momento ideal para defender) y la llegada de la técnica (timing-ojos-sensación). Y en el quinto estadio la respiración como parte vital y energética de la técnica y la acción. Esto nos permitirá mejorar nuestro nivel para ir más allá de la técnica. En cuanto a la integración de éstos niveles en referencia a la práctica con un adversario. Primero, se debe comenzar con los ejercicios de Go No Sen tratando que la defensa cree un desequilibrio en el oponente que permita obtener una situación de ventaja para contraatacar. Y después, se seguiría avanzando en la progresión adecuada hasta llegar a la práctica del Sen No Sen o anticipación.

Por último, sólo me queda por decir que todos conocemos otros aspectos igualmente avanzados e importantes en cuanto a la práctica del kárate se refiere. Pero, creo que esta ocasión demandaba un trabajo más denso; y no rozar la superficie con un mayor número apartados.

Ir al capítulo anterior (Parte-3)

Webs del autor: academiafujiyama.com , https://www.senseimartin.es/

Canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/KaseHaFormalityReality

Martin Fernandez Rincon

Author: Martin Fernandez Rincon

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad