Aspectos de Programación de Entrenamiento en Mujeres para la Formación Competitiva de Karate.

0000e

La competición femenina en Karate avanza cada día a cotas mas elevadas que hasta hace poco tiempo eran impensables pese al notable aumento del progreso a cada vez mas alto nivel.

La cada vez mayor presencia femenina hace una de las exigencias se centre en los deportistas de ambos sexos de manera que puedan detectarse las coincidencias y discrepancias mas relevantes entre ambos sexos y , lo que es mas positivo,que se puedan establecer unos principios y estrategias que sean favorables al rendimiento deportivo de las competidoras en karate,con independencia de que estos parámetros coincidan o no con lo que podría aplicarse a los deportistas varones.

Es difícil referirse de manera general a unos aspectos psicológicos y emocionales de las competidoras de karate que destacan en España, teniendo en cuenta que las circunstancias de cada una de ellas son diferentes y que cada persona, aún respondiendo a un patrón común de comportamiento ante determinadas circunstancias, no somos iguales en el nivel de respuesta. Estas directrices son meramente especulativas a las que he podido llegar gracias a la compilación de datos con competidoras y la información recogida tanto de entrenadores como desde la modesta experiencia personal como entrenadora.

 

CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS Y EMOCIONALES DE LAS KARATEKAS QUE ASPIRAN A LA ALTA COMPETICIÓN.

La llegada de Ligas y Premiers ha supuesto un salto cualitativo y cuantitativo en los últimos años en la competición. Ya no es necesario que una Federación nacional designe quienes la representan excepto en los Campeonatos internacionales y Mundiales, dando así una oportunidad a quienes quieran sobresalir en competición y representarse a sí misma o a patrocinadores privados.

La incorporación de este tipo de Ligas aportan un alto grado en experiencia, así como una formación continua para las competidoras. Esto hace que muchas de estas competidoras se hayan profesionalizado por decirlo de alguna manera con el fin de obtener una plaza que les ofrezca una salida laboral.

Pero a ello llegan a este nivel desde unas tempranas fases de iniciación a la competición, a la pérdida del miedo escénico desde pequeñas, a afrontar horas de entrenamiento y sacrificios y tener unas características que diferencian a las deportistas que aspiran a un máximo nivel:

• MOTIVACIÓN

• AUTOCONFIANZA

• CONTROL DE LA ANSIEDAD

• APOYO

 

MOTIVACIÓN

La motivación en una competidora de Karate depende fundamentalmente de la relación existente entre un coste y un beneficio.

Es decir: ¿Qué me cuesta en tiempo, esfuerzo, dedicación, sacrificio, renuncia etc. al intentar llegar a una determinada meta?.

Y, ¿qué beneficio obtengo a cambio de este esfuerzo?. Si la relación es positiva y favorable, la motivación será alta y si por el contrario resulta deficiente, la motivación cae en picado.

Luego existe el problema añadido porque la alta competición tiene un nivel corto de existencia, donde la inversión debe de ser costosa y donde por supuesto el beneficio es a largo plazo, algo que siempre detiene a muchas competidoras a llegar a metas mas elevadas.

Debe tenerse en cuenta que progresar hacia puestos de podium, requiere un entrenamiento mas especializado que quizás a corto plazo pueda interferir en ciertos logros. Es decir, una competidora que desee llegar a campeona de Europa requiere un entrenamiento de medio y largo plazo que puede que le pase factura en los campeonatos mas próximos y le dificulte seguir manteniendo el lugar por lo que esto supone una pérdida de logros gratificantes inmediatos.

 

AUTOCONFIANZA

El empuje de las mas jóvenes, desplaza sin duda a las mas veteranas que aunque no sean mayores en edad, sí lo son en las posiciones que estaban obteniendo. Supone que una competidora veterana, pierde la confianza en sí misma ya que no obtiene con el mismo sacrificio, el beneficio al que estaba acostumbrada y tenga que seguir con un incremento en su esfuerzo.

Quizás se deba poner un poco de empeño en no desplazar a la competidora sino a transformar su esfuerzo en ayudarla a desempeñar roles dentro de un equipo que sirvan de ayuda a las deportistas mas jóvenes y ayudar así a realizar una aportación de las veteranas que ayudaría a una desvinculación natural y no traumática. A nadie le gusta que le diga un seleccionador que no está dispuesto a entrenar a competidoras mayores de 25 años y que esto supone una pérdida de su tiempo.

La implantación de unas metas personales asequibles sería lo mas adecuado para que la competidora no se rompa y contribuiría a superar el déficit de autoconfianza.

 

ANSIEDAD

Al entrar en el mundo competitivo, por lo general, la mujer no es paciente, o sirve o no sirve y la medida se la dan los triunfos en los campeonatos.

Llegar a un Alto nivel es una situación altamente estresante, debido sobre todo al grado de amenaza para la competidora enfrentarse a este tipo de retos.

Retos que en su mayor parte no puede controlar y que generan la baja auto estima, el miedo al fracaso, la motivación por el éxito o el resultado final y la incertidumbre siempre de los planes de su rival.

Por todo ello existe una gran relación entre la ansiedad y el rendimiento de la competidora.

Gracias a la integración de nuevas categorías inferiores ya no existe la entrada en competición a una edad superior al hombre. Esto suponía una menor exposición a los grados de ansiedad previos a la competición y un menor control de la misma o lo que equivaldría a una ansiedad en negativo que hay que canalizar en la competidora. Por ello, una vez aprendido los factores que cada competidora asocia a su estado previo de ansiedad, puede aprender estrategias mas apropiadas y controlar el nivel de activación de donde, cómo y cuando rendir al máximo nivel.

Jesus-Hurtado

EXIGENCIAS EN LA COMPETIDORA

A mayor conocimiento del entramado de la competición, mayor será el compromiso para llegar a un mayor éxito y una andadura hacia la alta competición.

Pocas deportistas aceptan un compromiso absoluto de por vida y el propio organismo alerta a la misma de no dar pasos en falso que la puedan perjudicar, aunque esto podría llevar a un comportamiento mas fóbico que desembocarían una posición mas próxima al pánico que al cambio.

Además de los comportamientos que puedan desempeñar estados fóbicos de evitar los estados mas patológicos como la anorexia, la bulimia o la vigorexia deben tenerse en cuenta como avisos. Existen además problemas que pueden generar un problema de comunicación con otras compañeras o entrenadores.

Como conclusión querría destacar el apoyo que todo estamento deportivo está obligado a tener con competidores y la importancia que esto supone en la transición de la vida deportiva. Esto define a un buen cuadro técnico y federativo, es de ley la renovación de los y las competidoras pero también de los seleccionadores por la importancia que tienen en la vida de muchos competidores y competidoras.

Fotos: portadas google y Jesus Hurtado 

Author: Patricia Riquelme Gomez

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.