10 frases sobre discapacidad que abogan por la inclusión
Dic11

10 frases sobre discapacidad que abogan por la inclusión

La inclusión es un derecho La exclusión social es uno de los principales obstáculos a los que tienen que enfrentarse a menudo los niños con discapacidad y sus padres, sobre todo durante los primeros años de vida. Los pequeños a veces pueden ser muy crueles y marginan a quienes son diferentes. Aunque lo cierto es que no se trata de un problema exclusivo de los niños ya que muchos adultos también excluyen a los pequeños con discapacidades si piensan que no son capaces de valerse por sí solos o que no pueden integrarse a la sociedad. En ambos casos, se equivocan. Discapacidad e inclusión: ¿Por qué debemos mirar a los niños con discapacidades con otros ojos? Los niños con discapacidad presentan dificultades en algunas esferas de su vida, ya sea en el área física o intelectual. Eso significa que tienen algunos límites, que ciertas tareas les pueden costar un poco más o que siguen un ritmo diferente. Sin embargo, un detalle que a veces pasamos por alto es que muchos de estos niños también poseen habilidades excepcionales que no tienen los otros pequeños. Por ejemplo, muchos de los niños con autismo o Síndrome de Asperger son conocidos por desarrollar un talento especial para las matemáticas y la resolución de problemas, a la vez que tienen una gran habilidad estructurando hábitos. Además, la mayoría de las veces estos pequeños tienen que enfrentarse al doble de desafíos que sus coetáneos por lo que desarrollan una mayor resiliencia y más habilidades para buscar soluciones, allá donde los demás solo ven un problema sin salida. Cualidades que, sin duda, debemos aprender a valorar mientras enseñamos a nuestros hijos a que no los excluyan solo por ser diferentes.   Frases sobre discapacidad e inclusión para reflexionar junto a los pequeños de casa “La discapacidad no te define, te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta” – Jim Abbott “Cierto que si no hubiera quedado ciega, mi camino hubiera sido totalmente distinto, habría seguido haciendo cosas que me gustaban mucho, no lo puedo negar, como dibujar por ejemplo. Pero ahora puedo con mi mente dibujar mucho mejor” – Angela Carolina “La discapacidad no es una lucha valiente o coraje en frente de la adversidad. La discapacidad es un arte. Es una forma ingeniosa de vivir” – Neil Marcus “Solo porque un hombre carezca del uso de sus ojos, no significa que carezca de visión” – Stevie Wonder “Mi discapacidad ha abierto mis ojos para ver mis verdaderas habilidades” – Robert M. Hensel “La discapacidad es natural. Debemos dejar de creer que las discapacidades hacen que una persona deje de hacer algo. Tener una discapacidad no me impide hacer cualquier cosa” – Benjamin Snow “Mi madre nos decía ‘Carl, ponte tus zapatos....

Read More
Los 7 valores más importantes que deben aprender los niños
Nov07

Los 7 valores más importantes que deben aprender los niños

La educación en valores empieza en casa Educar a un niño va mucho más allá de enseñarle buenos modales y sus primeras nociones sobre el mundo. También es importante educarlos en valores desde una edad temprana para que, al crecer, se conviertan en personas más felices y sean capaces de insertarse de forma adecuada en la sociedad. Obviamente, se trata de una tarea complicada que requiere esfuerzo y paciencia. Bien lo saben los padres, pues si asumen una postura demasiado permisiva corren el riesgo de que sus hijos adquieran los valores que ven en el televisor o en la calle pero si adoptan una actitud demasiado rígida caerán en el adoctrinamiento. La clave radica en encontrar un punto medio entre ambas posturas, se trata de transmitirles determinados valores pero, a la vez, desarrollar en ellos una actitud crítica y autónoma. Valores que debes inculcarles a tu hijo desde pequeño 1. Responsabilidad Desde que el niño es pequeño es importante enseñarle a cumplir con sus deberes, tanto en casa como en el colegio, solo así se convertirá en un adulto responsable, que no intenta rehuir sus obligaciones y es capaz de ganarse la confianza de quienes le rodean. También es fundamental que aprenda que cada acto tiene consecuencias y que, para bien o para mal, debe asumirlas. 2. Generosidad En una sociedad en la que muchas personas aplican el “quid pro quo”, es esencial que le enseñes a tu hijo el valor de la generosidad y que estimules su deseo de compartir sin esperar recibir nada a cambio. Obviamente, no se trata de convertirlo en una persona servil sino en enseñarle a ser generoso, por el simple placer de ayudar a los demás. 3. Compromiso El compromiso es el primer paso para lograr un objetivo, un valor fundamental que se encuentra en la base del desarrollo académico, social y personal de cualquier niño. El hecho de comprometerse con las personas que le rodean le ayudará a crear relaciones interpersonales sólidas y duraderas, mientras que involucrarse con determinados objetivos y proyectos le permitirá alcanzar las metas que se proponga en la vida. 4. Gratitud Sentirse agradecido por los grandes y pequeños detalles de la vida es uno de los valores fundamentales que un niño debe aprender desde que es pequeño. De hecho, se ha demostrado que las personas que se sienten agradecidas son más felices y resilientes, a la vez que desarrollan un mejor autocontrol. Por eso, es fundamental que le enseñes a tu hijo a practicar la gratitud en cada instante de su vida. 5. Honestidad Ser sincero, incluso cuando se cometen errores, es una buena forma de aprender de las equivocaciones y comprender que nadie es perfecto. Aprender...

Read More
Los niños necesitan ser felices, no ser los mejores
Jun27

Los niños necesitan ser felices, no ser los mejores

  Vivimos en una sociedad altamente competitiva en la que parece que nada es suficiente y tenemos la sensación de que si no nos ponemos las pilas, nos quedaremos rápidamente atrás, siendo barridos por los nuevos adelantos.  Por eso, no es extraño que en las últimas décadas muchos padres hayan asumido un modelo de educación sustentado en la hiperpaternidad. Se trata de padres que desean que sus hijos estén preparados para la vida, pero no en el sentido más amplio del término sino en el más restringido: quieren que sus hijos tengan los conocimientos y las habilidades necesarias para hacerse de una buena profesión, obtener un buen trabajo y ganar lo suficiente.  Estos padres se han planteado una meta: quieren que sus hijos sean los mejores. Para lograrlo, no dudan en apuntarles en disímiles actividades extraescolares, allanarles el camino hasta límites inverosímiles y, por supuesto, empujarles al éxito a cualquier costo. Y lo peor de todo es que creen que lo hacen “por su bien”. El principal problema de este modelo educativo es que añade una presión innecesaria sobre los pequeños, una presión que termina arrebatándoles su infancia y crea a adultos emocionalmente rotos.   Los peligros de empujar a los niños al éxito Bajo presión, la mayoría de los niños son obedientes y pueden llegar a alcanzar los resultados que sus padres les piden pero, a la larga, de esta forma solo se consigue limitar su pensamiento autónomo y las habilidades que le pueden conducir al éxito real. Si no le damos espacio y libertad para encontrar su propio camino porque le colmamos de expectativas, el niño no podrá tomar sus propias decisiones, experimentar y desarrollar su identidad.  Por eso, pretender que los niños sean los mejores encierra graves peligros:   – Genera una presión innecesaria que les arrebata su infancia. La infancia es un periodo de aprendizaje, pero también de alegría y diversión. Los niños deben aprender de manera divertida, deben equivocarse, perder el tiempo, dejar volar su imaginación y pasar tiempo con otros niños. Esperar que los niños sean “los mejores” en determinado campo, poniendo sobre ellos expectativas demasiado elevadas, solo hará que sus frágiles rodillas se dobleguen ante el peso de una presión que no necesitan. Esta forma de educar termina arrebatándoles su infancia.   – Provoca una pérdida de la motivación intrínseca y el placer. Cuando los padres se centran más en los resultados que en el esfuerzo, el niño perderá la motivación intrínseca porque comprenderá que cuenta más el resultado que el camino que ha seguido. Por tanto, aumentan las probabilidades de que cometa fraude en el colegio, por ejemplo, ya que no es tan importante...

Read More
Estrategias para enseñar a un niño a defenderse sin violencia
May21

Estrategias para enseñar a un niño a defenderse sin violencia

El acoso escolar se está convirtiendo en un problema cada vez más alarmante. Solo en España se estima que uno de cada diez estudiantes ha sido víctima del bullying y que el 70% de los menores de 17 años han estado involucrados en un episodio de este tipo en algún momento. Si bien los más vulnerables suelen ser los niños con una personalidad introvertida y con pocos amigos, en realidad todos están en riesgo de convertirse en víctimas del bullying. Por eso es importante que los padres les enseñen a sus hijos estrategias para defenderse de un acosador.   Estas herramientas no solo les ayudarán a no caer en la trampa de los acosadores sino que también les convertirá en personas más seguras de sí mismas. Sin embargo, no debemos confundir defensa con violencia. Al enseñar a un niño a defenderse recurriendo a la violencia le estaremos inculcando que ese es el camino correcto para solucionar los problemas, estaremos formando a un niño violento. En cambio, al enseñarle herramientas asertivas de resolución de problemas y algunas habilidades sociales le ayudamos a lidiar con los acosadores, pero también le preparamos para su vida futura. 5 herramientas para que un niño aprenda a defenderse sin recurrir a la violencia 1. Enséñale a responder a las agresiones con un lenguaje directo Una estrategia muy efectiva para neutralizar las amenazas de un acosador consiste en hablarle utilizando un lenguaje simple, directo y neutro desde el punto de vista emocional. De esta manera, el niño transmite la idea de que no tiene la intención de convertirse en su víctima. Sin embargo, a los pequeños les resulta muy complicado ya que les cuesta gestionar sus emociones y dar la impresión de que están tranquilos cuando en realidad se sienten asustados. Por eso, un ejercicio excelente consiste en practicar el juego de roles en casa. Puedes asumir el papel de acosador y pedirle a tu hijo que entrene sus respuestas contigo. 2. Ayúdalo a desarrollar el lenguaje no verbal Enseñar al niño a desarrollar la comunicación no verbal no solo le ayudará a reforzar su discurso frente a los acosadores sino que también le permitirá fortalecer sus relaciones interpersonales. Algunas estrategias sencillas que pueden ser útiles en este tipo de circunstancia es aprender a mantener el contacto visual, regular el tono de su voz, mantener una distancia prudencial del acosador y usar su nombre al hablarle. En cambio, debe evitar retroceder mientras interactúa con el agresor, mirar hacia otro lado o levantar demasiado la voz ya que estas señales transmiten miedo. 3. Muéstrale cómo evadir los insultos Todo acto de bullying comienza con un insulto. Este suele...

Read More
7 consejos para educar a los niños en el respeto
Abr10

7 consejos para educar a los niños en el respeto

El respeto es uno de los valores más importantes que debemos enseñar a los niños, y no solo el respeto por los adultos y las figuras de autoridad sino también por el resto de los niños y hacia sí mismos. De hecho, la base de una buena convivencia radica en el respeto mutuo, además de ser el terreno donde florece una autoestima sólida. ¿Cómo enseñarles a los niños el valor del respeto? 1. Da el ejemplo Cuando los niños son pequeños aprenden, fundamentalmente, por imitación. Eso significa que, si ven que en casa los adultos se respetan entre sí, aprenderán a respetar a los demás. Es casi imposible evitar los desacuerdos y las discusiones, pero también es fundamental hablar desde una actitud de respeto mutuo. Un hogar donde imperan los gritos y cada quien campa por su respeto, se convertirá en el caldo de cultivo ideal para la intolerancia y la agresividad. 2. Sé amable con tu hijo Palabras como “por favor”, “gracias” y “lo siento” no te harán perder el respeto de tu hijo, todo lo contrario. Los niños son personitas pequeñas que también merecen ser tratadas con amabilidad. Por tanto, si te equivocas, pide disculpas, así le enseñarás a reconocer sus errores y ser humilde. Y si te ayuda, reconoce su esfuerzo y dale las gracias, así aprenderá a valorar el esfuerzo de los demás. 3. Pide su opinión y respeta sus decisiones Cuando tu hijo empiece a crecer, es importante que tengas en cuenta sus opiniones.Siempre que sea posible, pregúntale qué piensa sobre las decisiones que le atañen directamente. También es importante que tenga claro que, aunque en determinados momentos no compartas su decisión, siempre puede contar contigo.   4. Abraza la sinceridad Para respetar a alguien, es necesario confiar en esa persona. Por eso, si quieres que tu hijo te respete, es fundamental que confíe en ti. No le mientas ni le engañes porque se sentirá defraudado y traicionado. Si cree que no puede confiar en ti, no te respetará. Cuando las verdades sean difíciles, intenta buscar las mejores palabras para que tu hijo pueda comprenderlas, pero no se las escondas porque en tu intento de protegerle podrías perder su confianza. 5. Establece normas de convivencia claras En el hogar, es importante que todos los miembros se respeten y tengan su espacio personal, incluidos los niños y las mascotas. Tu hijo debe aprender que no debe molestar a la mascota mientras come y que debe respetar el espacio de su hermano, de la misma forma en que los demás deben respetar su espacio. Establecer normas básicas de convivencia garantiza el respeto común, además de permitir...

Read More