El método japonés para eliminar el estrés infantil en 5 minutos
Abr12

El método japonés para eliminar el estrés infantil en 5 minutos

En los adultos también puede funcionar El nivel de estrés que enfrentamos en la sociedad actual ha llegado a adquirir proporciones epidémicas. No solo afecta a los adultos sino también a los niños, quienes normalmente se contagian de sus padres. Por desgracia, se trata de un problema difícil de solucionar una vez que se ha arraigado ya que puede terminar convirtiéndose en un patrón de respuesta ante disímiles situaciones. En los niños, el estrés puede causar dolor de cabeza, problemas dermatológicos, vómitos y otras dificultades de salud a largo plazo.   Por suerte, existen diferentes técnicas de manejo del estrés que pueden aliviar o incluso eliminar esa tensión emocional, una de las más interesantes y sencillas se basa en el método de la acupresión, y no solo contribuye a disminuir la ansiedad sino que además mejora el bienestar general. ¿En qué se basa esta técnica? Muchos sistemas de curación antiguos creían en la importancia de la energía del cuerpo para curar las enfermedades. Desde la sabiduría hindú, hasta la tibetana y la de los nativos americanos, todos consideraban que existe una fuerza de energía vital imprescindible para equilibrar nuestro bienestar. Esta antigua técnica japonesa se basa en esa idea, por lo que se trabaja el estrés directamente sobre las manos. Es un método sencillo, rápido y efectivo que no tarda más de 5 minutos y que se puede utilizar con los niños sin problemas. Además, su eficacia ha sido comprobada en un estudio científico publicado en la revista Journal of Holistic Nursing. Investigadores del Kaiser Permanente Santa Rosa Medical Center, en California, le enseñaron esta técnica de acupresión a las enfermeras y midieron su nivel de estrés antes y después de un mes de práctica diaria. Comprobaron que las enfermeras que practicaron esta técnica mostraban “un aumento significativo en la actitud positiva, gratitud, motivación, calma y efectividad de la comunicación, así como una disminución importante en sentimientos como la ira, el resentimiento, la depresión, el estrés y la presión por el tiempo”. También reportaron menos dolores musculares, insomnio y migrañas. Por si fuera poco, esas enfermeras eran más eficaces en su trabajo cotidiano y eran capaces de lidiar mejor con el estrés que esa labor representaba.     ¿Cómo aplicar la técnica? Esta técnica japonesa se basa en la idea de que cada uno de los cinco dedos representa una emoción diferente o un problema de salud. Desde un punto de vista físico, los dedos están relacionados con el corazón, el intestino o los huesos, mientras que desde un punto de vista psicológico están vinculados con diferentes estados, como la tristeza o la confusión. El pulgar ayuda a defenderse de las emociones como la preocupación, la ansiedad y el...

Read More
Los mejores proverbios budistas para educar a niños felices
Nov29

Los mejores proverbios budistas para educar a niños felices

Transmitir algunos conceptos budistas a los pequeños desde una edad temprana puede ser una forma para educar a niños más felices y plenos. Contrario a lo que muchos piensan, el budismo no es una religión – o al menos no una religión en el sentido tradicional del término – sino más bien un sistema filosófico que enseña el arte de vivir y se convierte en una fuente de sabiduría y felicidad que enseña a vivir en armonía con la naturaleza, a valorar lo que tenemos y dar más importancia a las experiencias que a las cosas materiales. 10 ideas que acercarán a los niños al budismo 1. “Cuida el exterior tanto como el interior porque todo es uno” En otras palabras, mente sana en cuerpo sano. Desde pequeños, los niños deben aprender que el ser humano es una unidad física y espiritual y que tan importante cuidar tanto su cuerpo como entrenar la mente, así no se producirá un desequilibrio. 2. “No es más rico quien más tiene sino quien menos necesita” El deseo de tener cada vez más termina convirtiéndose a largo plazo en una insondable fuente de insatisfacción. Por eso es esencial enseñar a los niños a valorar lo que tienen y comprender la diferencia entre las necesidades y los deseos. 3. “Da, aunque no tengas más que muy poco que dar” No es mejor persona aquella que da lo que graciosamente le sobra, sino aquella que comparte lo que apenas le alcanza. Enseñar a los niños a compartir no solo les convertirá en mejores personas, sino que también les ayudará a desprenderse de las cosas materiales. 4. “Si puedes apreciar el milagro que encierra una sola flor, tu vida entera cambiará” Educar a los niños para que no pierdan la capacidad de asombrarse ante los pequeños detalles de la vida les ayudará a valorar todo lo que les rodea y mantendrá viva su curiosidad, una capacidad clave para abrir su mente al conocimiento y el aprendizaje. 5. “El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.” No hay mejor forma de combatir cualquier forma de violencia que con una actitud pacífica, y cuanto antes entiendan este mensaje los niños, mejor. Solo cuando los pequeños aprendan a gestionar sus emociones negativas y a controlar su ira, serán capaces de hacerle frente a la violencia de la manera más asertiva. 6. “No hay un camino a la felicidad: la felicidad es el camino” La verdadera felicidad no se encuentra en la meta sino en cada instante del camino que se recorre. Eso significa que no hay necesidad de postergar la felicidad a tener o alcanzar algo, porque se puede trabajar con...

Read More
10 frases sobre discapacidad que abogan por la inclusión
Dic11

10 frases sobre discapacidad que abogan por la inclusión

La inclusión es un derecho La exclusión social es uno de los principales obstáculos a los que tienen que enfrentarse a menudo los niños con discapacidad y sus padres, sobre todo durante los primeros años de vida. Los pequeños a veces pueden ser muy crueles y marginan a quienes son diferentes. Aunque lo cierto es que no se trata de un problema exclusivo de los niños ya que muchos adultos también excluyen a los pequeños con discapacidades si piensan que no son capaces de valerse por sí solos o que no pueden integrarse a la sociedad. En ambos casos, se equivocan. Discapacidad e inclusión: ¿Por qué debemos mirar a los niños con discapacidades con otros ojos? Los niños con discapacidad presentan dificultades en algunas esferas de su vida, ya sea en el área física o intelectual. Eso significa que tienen algunos límites, que ciertas tareas les pueden costar un poco más o que siguen un ritmo diferente. Sin embargo, un detalle que a veces pasamos por alto es que muchos de estos niños también poseen habilidades excepcionales que no tienen los otros pequeños. Por ejemplo, muchos de los niños con autismo o Síndrome de Asperger son conocidos por desarrollar un talento especial para las matemáticas y la resolución de problemas, a la vez que tienen una gran habilidad estructurando hábitos. Además, la mayoría de las veces estos pequeños tienen que enfrentarse al doble de desafíos que sus coetáneos por lo que desarrollan una mayor resiliencia y más habilidades para buscar soluciones, allá donde los demás solo ven un problema sin salida. Cualidades que, sin duda, debemos aprender a valorar mientras enseñamos a nuestros hijos a que no los excluyan solo por ser diferentes.   Frases sobre discapacidad e inclusión para reflexionar junto a los pequeños de casa “La discapacidad no te define, te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta” – Jim Abbott “Cierto que si no hubiera quedado ciega, mi camino hubiera sido totalmente distinto, habría seguido haciendo cosas que me gustaban mucho, no lo puedo negar, como dibujar por ejemplo. Pero ahora puedo con mi mente dibujar mucho mejor” – Angela Carolina “La discapacidad no es una lucha valiente o coraje en frente de la adversidad. La discapacidad es un arte. Es una forma ingeniosa de vivir” – Neil Marcus “Solo porque un hombre carezca del uso de sus ojos, no significa que carezca de visión” – Stevie Wonder “Mi discapacidad ha abierto mis ojos para ver mis verdaderas habilidades” – Robert M. Hensel “La discapacidad es natural. Debemos dejar de creer que las discapacidades hacen que una persona deje de hacer algo. Tener una discapacidad no me impide hacer cualquier cosa” – Benjamin Snow “Mi madre nos decía ‘Carl, ponte tus zapatos....

Read More
Los 7 valores más importantes que deben aprender los niños
Nov07

Los 7 valores más importantes que deben aprender los niños

La educación en valores empieza en casa Educar a un niño va mucho más allá de enseñarle buenos modales y sus primeras nociones sobre el mundo. También es importante educarlos en valores desde una edad temprana para que, al crecer, se conviertan en personas más felices y sean capaces de insertarse de forma adecuada en la sociedad. Obviamente, se trata de una tarea complicada que requiere esfuerzo y paciencia. Bien lo saben los padres, pues si asumen una postura demasiado permisiva corren el riesgo de que sus hijos adquieran los valores que ven en el televisor o en la calle pero si adoptan una actitud demasiado rígida caerán en el adoctrinamiento. La clave radica en encontrar un punto medio entre ambas posturas, se trata de transmitirles determinados valores pero, a la vez, desarrollar en ellos una actitud crítica y autónoma. Valores que debes inculcarles a tu hijo desde pequeño 1. Responsabilidad Desde que el niño es pequeño es importante enseñarle a cumplir con sus deberes, tanto en casa como en el colegio, solo así se convertirá en un adulto responsable, que no intenta rehuir sus obligaciones y es capaz de ganarse la confianza de quienes le rodean. También es fundamental que aprenda que cada acto tiene consecuencias y que, para bien o para mal, debe asumirlas. 2. Generosidad En una sociedad en la que muchas personas aplican el “quid pro quo”, es esencial que le enseñes a tu hijo el valor de la generosidad y que estimules su deseo de compartir sin esperar recibir nada a cambio. Obviamente, no se trata de convertirlo en una persona servil sino en enseñarle a ser generoso, por el simple placer de ayudar a los demás. 3. Compromiso El compromiso es el primer paso para lograr un objetivo, un valor fundamental que se encuentra en la base del desarrollo académico, social y personal de cualquier niño. El hecho de comprometerse con las personas que le rodean le ayudará a crear relaciones interpersonales sólidas y duraderas, mientras que involucrarse con determinados objetivos y proyectos le permitirá alcanzar las metas que se proponga en la vida. 4. Gratitud Sentirse agradecido por los grandes y pequeños detalles de la vida es uno de los valores fundamentales que un niño debe aprender desde que es pequeño. De hecho, se ha demostrado que las personas que se sienten agradecidas son más felices y resilientes, a la vez que desarrollan un mejor autocontrol. Por eso, es fundamental que le enseñes a tu hijo a practicar la gratitud en cada instante de su vida. 5. Honestidad Ser sincero, incluso cuando se cometen errores, es una buena forma de aprender de las equivocaciones y comprender que nadie es perfecto. Aprender...

Read More
Los niños necesitan ser felices, no ser los mejores
Jun27

Los niños necesitan ser felices, no ser los mejores

  Vivimos en una sociedad altamente competitiva en la que parece que nada es suficiente y tenemos la sensación de que si no nos ponemos las pilas, nos quedaremos rápidamente atrás, siendo barridos por los nuevos adelantos.  Por eso, no es extraño que en las últimas décadas muchos padres hayan asumido un modelo de educación sustentado en la hiperpaternidad. Se trata de padres que desean que sus hijos estén preparados para la vida, pero no en el sentido más amplio del término sino en el más restringido: quieren que sus hijos tengan los conocimientos y las habilidades necesarias para hacerse de una buena profesión, obtener un buen trabajo y ganar lo suficiente.  Estos padres se han planteado una meta: quieren que sus hijos sean los mejores. Para lograrlo, no dudan en apuntarles en disímiles actividades extraescolares, allanarles el camino hasta límites inverosímiles y, por supuesto, empujarles al éxito a cualquier costo. Y lo peor de todo es que creen que lo hacen «por su bien». El principal problema de este modelo educativo es que añade una presión innecesaria sobre los pequeños, una presión que termina arrebatándoles su infancia y crea a adultos emocionalmente rotos.   Los peligros de empujar a los niños al éxito Bajo presión, la mayoría de los niños son obedientes y pueden llegar a alcanzar los resultados que sus padres les piden pero, a la larga, de esta forma solo se consigue limitar su pensamiento autónomo y las habilidades que le pueden conducir al éxito real. Si no le damos espacio y libertad para encontrar su propio camino porque le colmamos de expectativas, el niño no podrá tomar sus propias decisiones, experimentar y desarrollar su identidad.  Por eso, pretender que los niños sean los mejores encierra graves peligros:   – Genera una presión innecesaria que les arrebata su infancia. La infancia es un periodo de aprendizaje, pero también de alegría y diversión. Los niños deben aprender de manera divertida, deben equivocarse, perder el tiempo, dejar volar su imaginación y pasar tiempo con otros niños. Esperar que los niños sean “los mejores” en determinado campo, poniendo sobre ellos expectativas demasiado elevadas, solo hará que sus frágiles rodillas se dobleguen ante el peso de una presión que no necesitan. Esta forma de educar termina arrebatándoles su infancia.   – Provoca una pérdida de la motivación intrínseca y el placer. Cuando los padres se centran más en los resultados que en el esfuerzo, el niño perderá la motivación intrínseca porque comprenderá que cuenta más el resultado que el camino que ha seguido. Por tanto, aumentan las probabilidades de que cometa fraude en el colegio, por ejemplo, ya que no es tan importante...

Read More