El entrenamiento de los deportes de combate en edad escolar

Oscar Martínez de Quel

En la edad escolar, los deportes de combate ocupan un lugar destacado por la gran cantidad de practicantes existentes, por ser divertidos y porque son recomendados por padres, maestros, médicos y psicólogos para trabajar la psicomotricidad, la disciplina, la capacidad de sacrificio,… En este artículo trataremos de conocer en qué consisten estos deportes y cómo entrenarlos en la infancia.

Los deportes de combate, por lo general, son un tipo de actividad física basada en las formas de defensa del ser humano. En el contexto del deporte escolar, se transforman en un juego en el que se enfrentan dos adversarios y cuyo objetivo es vencer al contrario basándose en unas reglas. Estas reglas son utilizadas por un árbitro para dirigir el encuentro y conseguir que sea un duelo deportivo y no una simple “pelea callejera”. Se clasifican en tres tipos (Parlebás, 1988): aquellos en los que se compite en distancia media, que usan un arma con la que tratan de tocar al oponente, como la esgrima o el kendo; los de distancia reducida en los que se busca tocar o golpear al contrario con nuestras manos y nuestros pies, como el boxeo o el taekwondo; y aquellos en los que se lucha en unadistancia casi nula, agarrando al adversario para intentar tirarlo, levantarlo o inmovilizarlo, como el judo o la lucha.

Su entrenamiento es muy completo, trabajando diversas capacidades físicas, psicológicas, sociales y, sobre todo, capacidades técnicas, tácticas y estratégicas. Estos diferentes aspectos del entrenamiento no son independientes sino que tienen una estrecha relación entre sí. Por ello, un buen entrenador intentará mejorarlos todos, ya que el descuido de uno puede afectar a todo el conjunto.

Técnica

El entrenamiento de la técnica en los deportes de combate busca dos objetivos fundamentales. El primero, la eficiencia mecánica, es propia de los deportes individuales como por ejemplo el atletismo. Se trata de realizar el gesto deportivo con el mínimo esfuerzo, con más velocidad, más fuerza y menos fatiga.

El segundo objetivo es la eficiencia táctica, es decir, ocultar nuestras intenciones al adversario para que no pueda anular nuestros ataques. Para sorprender al contrario, la técnica, además de ser rápida, debe ser imprevisible. Esto se logra de dos maneras fundamentales: usando una gran variedad de ataques, para que no pueda adivinar cuál será el próximo y haciendo el inicio de la técnica similar al inicio de otros ataques, para que no pueda reaccionar hasta el último momento. Llegar a un alto dominio de la técnica no es fácil, se consigue repitiendo el gesto cientos de veces hasta automatizarlo. Este proceso es más efectivo si se varía la forma en la que se realiza el gesto, utilizando diferentes medios de entrenamiento. Por ejemplo, para mejorar un golpe de pierna en kick-boxing se debe practicar al aire, delante del espejo, con un compañero, golpeando al saco o a las manoplas y, cómo no, dentro del combate.

Táctica

La táctica es el uso de la técnica más apropiada en el momento preciso, se busca reaccionar correctamente en cada situación del combate. Su entrenamiento debe ir de la mano del entrenamiento técnico, lo ideal es aprender paralelamente la realización de una técnica y su uso en competición. En un combate es fundamental ocultar nuestras intenciones al adversario para que no pueda anular nuestro ataque, y del mismo modo, interpretar los movimientos y gestos del adversario para anticiparnos a sus movimientos, reaccionando correctamente. Para poderse anticipar, los deportistas expertos han desarrollado esa capacidad de percibir las intenciones del contrario, es lo que en los deportes de equipo se conoce como “visión de juego”. La percepción y la toma de decisiones se deben entrenar del mismo modo que la técnica. El deportista aprenderá a dirigir su mirada para percibir la información relevante y así elegir a tiempo la respuesta más adecuada, puesto que si se reacciona tarde, el adversario ya nos habrá puntuado.

Estrategia

Un tercer aspecto a entrenar es la estrategia, que es la preparación del combate antes de éste y en el transcurso del mismo. Para ello debemos tener en cuenta nuestras características y las del oponente: antropométricas (la altura, el peso, etc.), capacidades físicas y psicológicas, técnicas preferidas, puntos débiles y todos los aspectos que nos puedan ser útiles en el combate. Con toda esa información se plantea una estrategia: defensiva, ofensiva, contraofensiva, etc. que podrá ser cambiada durante el combate. La estrategia debe entrenarse conjuntamente con la táctica y la técnica, siendo a veces inseparable. El deportista debe ir aprendiendo a manejar los diferentes determinantes del combate como:

–  el espacio, si está en el centro de la pista (tatami, cuadrilátero) o puede salirse;

–  la distancia que le separa del adversario;

–  el tiempo que queda hasta el final del combate;

–  el marcador, si gana o pierde;

–  el reglamento, qué está permitido y qué está prohibido;

–  y todos los aspectos propios de cada deporte.

Manejar tanta información mientras se compite no es fácil, requiere mucho entrenamiento y adaptación a largo plazo.

Preparación física

En los deportes de combate es primordial el entrenamiento de las capacidades físicas. Estos deportes requieren acciones rápidas y explosivas (fuerza-velocidad), siendo más importante la velocidad en los de distancia media (esgrima) y la fuerza en los de distancia casi nula (lucha). Así, la velocidad se trabaja desde la iniciación deportiva. Por su parte, el entrenamiento de fuerza debe estar adaptado a la edad biológica del deportista. En cuanto a la resistencia: el combate suele ser corto e intenso, de modo que la resistencia anaeróbica es muy importante, aunque también es fundamental la capacidad aeróbica para aguantar los entrenamientos y la recuperación entre combates. El entrenamiento de la resistencia a estas edades se realiza por medio de juegos y ejercicios técnicos y tácticos, trabajando la resistencia general del deportista. Por último, la flexibilidad dependerá de cada deporte, por ejemplo, en los que se ejecutan golpes de pierna, como karate o taekwondo, la flexibilidad de cadera se entrenará a diario.

Preparación psicológica

Por último, resaltamos el aspecto psicológico y emocional que acompaña a estos deportes. En un combate el deportista no tiene compañeros, sino que se debe enfrentar en solitario a su oponente. Además, un fallo puede hacer que pierda el combate y sea eliminado de la competición, o que reciba un golpe. Esto hace que el grado de tensión a soportar sea muy alto. El deportista debe prepararse para estas emociones, e ir acostumbrándose poco a poco a situaciones cada vez más estresantes. Quien lo consiga habrá aprendido mucho sobre el autocontrol, y esto le será útil para cualquier situación de su vida.

Otro aspecto importante es el respeto al adversario en esa situación de estrés. Esto se trabaja desde los entrenamientos, ya que necesitamos a un compañero que nos ayude a mejorar (colaboración) y al mismo tiempo sea un adversario a quien vencer (oposición).

Además, paulatinamente se irán mejorando la capacidad de esfuerzo y la llamada “fortaleza mental”, necesaria tanto para los deportes de combate como para el resto de deportes y para la vida en general. Como hemos visto, el entrenamiento de los deportes de combate es muy complejo. Por ello, debemos confiar esta labor a profesionales capacitados para ello, que conozcan en profundidad el deporte y el desarrollo evolutivo de los niños y las niñas. Deberán conocer también los métodos de entrenamiento más apropiados para esa edad. que tendrán un carácter fundamentalmente lúdico. Se trata de trabajar técnica, táctica, estrategia, preparación física y psicológica a través de juegos propios de cada deporte. Con todo esto, el éxito está asegurado y conseguiremos un desarrollo armónico de todas las capacidades de nuestros escolares.

Comentario inicial del artículo original extraído del Blog de Oscar M. de Quelhttp://odequel.wordpress.com/ “¿Sobre qué tema escribo mi primer post? Me parece casi obligado tratar algún contenido del cual se vaya a hablar a menudo en el blog: entrenamiento, educación, psicología, deportes de combate,… Pues resulta que el primer post lo escribí hace unos años. Es un artículo que se publicó en el suplemento de “Juegos escolares” del diario La Rioja.”

Foto portada: miggy357

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *