El Saludo

Francisco Mayoral Sanchez CN-7ºDan

La mayor parte de las Katas comienzan o acaban con una inclinación o saludo, lo cual, consideramos método común de cortesía en las Artes Marciales. Sin embargo, cada gesto tiene su historia y significado que datan de miles de años. La cortesía, por supuesto, tiene lugar en las Artes Marciales, y que mejor lugar para encontrar la cortesía que en el militar, el lugar de nacimiento de las Artes Marciales, otros estilos, sin embargo, usan el saludo y gestos como “marcas de origen” de sus sistemas. Así, la mayor parte de las Artes Marciales Chinas muestran algún tipo de saludo en las competiciones de hoy en día, originalmente, solo los estilos del Sur efectuaban “palma en puño” como símbolo de cortesía al inicio de sus formas. Tradicionalmente los estilos del norte no saludaban de esta forma.

saludochino1En la antigua China, los estudiantes, saludaban cubriendo el puño izquierdo con la palma derecha, una indicación de que cubrir el puño significaba paz y buenaventura. Esto llegó a ser el saludo tradicional chino, como el apretón de manos en el mundo occidental. Sin embargo, los guerreros y soldados chinos llevaban sus armas en la mano derecha, con lo cual les impedía el saludo, por consiguiente, los militares y artistas marciales saludaban en la forma opuesta, con la palma izquierda cubriendo el puño derecho. Este método fue tan popular que incluso sin su arma el artista marcial saludaba con su puño derecho cubierto por la palma izquierda.

Durante la dinastía Ching (1644-1911), cuando muchos grupos patriotas batallaban contra los Manchúes, el saludo tradicional fue cambiado a la extensión de la mano izquierda hacia delante, con la palma vuelta lateralmente y el pulgar doblado hacia dentro, en el mismo momento que el puño derecho era colocado a la palma izquierda. La mano izquierda significa el carácter chino “luna” mientras que el puño derecho recordaba el carácter “sol”, juntos forman la palabra Ming que representa a la dinastia Ming (1368-1644) este saludo era una “marca” de los artistas marciales del templo de Shaolin y fue usado como un saludo secreto entre los revolucionarios. Los estilos del Norte como Hsing-I, Tai Chi Chuan y Mantis, no participaban como patriotas anti-Manchúes ni fueron fundados antes de la dinastía Ching, así que el saludo no forma parte necesariamente de sus formas.

saludo-shaolinOtro tipo de saludo visto en la Artes Marciales chinas es el llamado saludo religioso, practicado por los estilistas del Tibet del estilo de la Grulla Blanca. En este saludo parece que se está rezando, ya que consiste en colocar ambas palmas saludo1juntas con los dedos hacia arriba. Demostrando que su sistema no es originario del Templo de Shaolin, los estilistas de la Grulla Blanca adoptaron este saludo para permanecer separados de otros sistemas. El estilo Pak Mei (ceja blanca), supuestamente fundado por un monje taoísta que salió del Templo de Shaolin, rompió con el saludo tradicional de Shaolin. Este se realiza poniendo el dorso de la palma izquierda, cuatro dedos extendidos, al tope o encima del puño vertical derecho. Los cuatro dedos representan los cuatro mares de China, mientras los cinco dedos del puño representan los cinco famosos lagos. Esto recuerda al viejo dicho: “Dentro de los cuatro mares y los cinco lagos, somos todos hermanos”. Desde que las Artes Marciales Chinas se han añadido recientemente a la cultura occidental, muchos occidentales no saben como saludar correctamente. Dado que las formas de armas comienzan y acaban con el arma en la mano izquierda, no se les ha informado que en la cultura tradicional china se suele extender la mano que lleva el arma y el puño derecho como saludo. Incluso los jueces en los torneos son culpables de este error, en muchas ocasiones puntúan un saludo incorrecto del ejecutante con su puño derecho, mientras llevan el arma en la mano izquierda.

Recuerde: Tradicionalmente un puño descubierto significa herir o atacar o incluso retar a alguien. Si el puño se muestra cubierto por la mano, ésta anula el propósito del gesto.

¿Cuál es el método correcto mientras se lleva un arma? No usar el puño, usar la palma, con el filo de la palma inclinado y encarada en la dirección del saludo.

saludo0

El Saludo en las Artes Marciales

Las películas y la Ópera China han sido influenciadas por las Artes Marciales, por la aportación de los monjes budistas y taoístas, saludando solamente con una palma puesta hacia arriba en el centro del pecho. Muchos practicantes hoy creen que la religión budista juega un papel importante en sus artes marciales y que comenzaron usando el saludo simple en vez del tradicional de Shaolin. Sin embargo, este saludo representa una carencia de estilo, dado que un saludo de una palma indica solamente medio saludo, a menos que se eleve algo en la otra. El saludo de la mano solamente es aceptable, cuando un estudiante se inclina a su Sifu o a un instructor de alto nivel con un saludo completo, y el profesor devuelve el saludo con la palma.De entre todas las reglas de etiqueta que adornan las artes marciales tradicionales, la que sin duda más sorprende a los iniciados es la del saludo que se realiza al entrar al lugar de entrenamiento (dojo, dochang, tatami o como queráis llamarlo), al empezar y acabar las clases, y a veces, cuando el maestro enseña una técnica o la ponemos en práctica con un compañero.saludojapon

Sin duda, la idiosincrasia japonesa ha marcado en la organización de las artes marciales, desde la configuración del dojo, hasta los saludos, trajes y demás elementos que si bien pueden parecernos arcaicos y fuera de época, le aportan un exotismo propio de una cultura posiblemente diferente a la del artista marcial que la practica, y que forma parte integral de ese conjunto que constituye un arte marcial. Lo realmente importante, es intentar examinar el contenido de esas normas de conducta, de esa herencia del pasado que se nos presenta como rígidos moldes que debemos observar para conservar la integridad del arte marcial que practicamos. Una vez examinadas, uno podrá darse cuenta de que lo que antes parecía sin sentido, ahora cobra uno nuevo, que le aporta una visión más amplia del arte marcial, acercándose a la idea que en su momento tuvo su fundador.

El saludo, es una de esas normas de conducta que de igual manera deben ser estudiadas para, en primer lugar, saber lo que se está haciendo cuando lo realizamos, y en segundo lugar para no criticar su inutilidad sino apreciar su necesidad.

Puede que el saludo no desentone en un dojo con ornamentación oriental, donde se pone música oriental para entrenar y todos los practicantes van correctamente vestidos, pero, sin embargo, si nos parece fuera de lugar cuando asistimos a una clase de artes marciales o de un deporte de contacto, en la que las paredes de la habitación donde está colocado el tatami está llena de posters de chicos musculosos y la música de aeróbic no para de sonar. En un lugar como este (igual de válido que el primero, pues realmente lo importante para practicar las artes marciales, es un buen maestro y muchas ganas de entrenar, ya que si esto falla, ni la más bella ornamentación podrá suplantar la carencia de espíritu en la clase, que se mantiene por las personas que practican y viven el arte marcial) puede sorprender que al iniciar la clase, las personas que entran al tatami saludan antes de entrar, unos de manera casi exagerada, otros casi imperceptible, pero todos se detienen un momento para llevar a cabo una acción que por desgracia, se conserva más por la facilidad para ser repetida que por el entendimiento y la comprensión de la misma. Lo más destacable es que aunque no nos sorprenda el saludo cuando el lugar se presta a ello (el ejemplo anteriormente expuesto sobre el dojo tradicional) las personas que lo realicen siguen sin tener conciencia de lo que hacen, llegando a convertirse en inútiles movimientos que más que dar una imagen alta de disciplina convierten a los practicantes en autómatas y a sus maestros en necios que simplemente gustan de lucir a sus alumnos ante la masa inculta que mira perpleja esas arcaicas normas de conducta. Por favor, aprendamos pues y examinemos estas normas, para adquirir no sólo una mayor comprensión del arte que se practica sino una sinceridad con nosotros mismos que quedará reflejada en nuestra práctica diaria.

ritsureiTanto para los iniciados, como para los veteranos que desconocen el significado del saludo en las artes marciales, así como para los que lo conozcan, aquí muestro el significado de este símbolo, para que lo tomen y si lo creen conveniente, lo intenten aplicar en su práctica diaria, y comprenderán cuan lejos es su inutilidad.

REIGISA-HO: Reglas que Forman el Ritual del Saludo

Rei Cortesía, etiqueta, saludo (sentados en los talones).
Ritsu rei Saludo de pie.
Za rei Saludo en Seiza (sentado de rodillas).
Han zarei Saludo con una rodilla apoyada (han-dachi).
Shinden ni rei Saludo al Altar, Dojo.
Sensei ni rei Saludo al Maestro.
Shidoin ni rei Saludo al alumno más aventajado.
Otagai ni rei Saludo entre compañeros.
Onegai shimasu Por favor, vamos a practicar juntos. Por Favor enseñadme, ayudadme, explicarme.
Oshiete Kudasai “Por favor enséñeme”.
Arigató Gozaimashita Muchas gracias. También Domo arigató gozaimasu.
Douita shimashite De nada.
Gomen nasai Disculpe.
Dozo Adelante, por favor.
Orden Cronológico del Saludo
Kiotsuke Atención
Shugo Alinearse.
Seiza Sentarse (en la posición tradicional arrodillados, sentado sobre los talones).
Mokuso Concentrarse, cerramos los ojos.
Mokuso Yame Fin de la concentración, abrir los ojos.
Dojo Kun Código de conducta del dojo (dicen todos).
Shinden ni rei Saludo hacia el altar o al dojo.
Sensei ni rei Saludo al Maestro.
Shidoin ni rei Saludo al instructor de mayor nivel después del maestro, o al alumno más veterano.
Otogai ni rei Saludo entre compañeros.
Kiritsu Levantarse a musubi-dachi.
Ritsu rei Saludo de pie.

Este orden no se suele llevar a cabo normalmente por no disponer de tiempo suficiente en una clase de karate-do, se suele ejecutar la mitad del saludo y en algunos casos no llega, sólo ejecutamos el saludo de pie.

Saludo Antes de Entrar al Dojo

Normalmente este es el primer saludo que se realiza en una clase, y tiene como misión fundamental, demostrar respeto por los compañeros que se encuentran dentro del tatami, bien entrenando, o preparándose para empezar la clase.

Las personas practican artes marciales con unos motivos tan diferentes entre sí como peculiares por sí mismos. Para muchos son una forma de ponerse en forma, para otros quizás, se reduzca a simples técnicas de defensa personal, sin embargo, existen otras personas que se toman muy en serio las artes marciales y que intentan adaptar lo que aprenden a sus propias vidas. Estas personas tienen una imagen del Dojo muy distinta a la de los demás ejemplos que he dado. Para ellos no se tratan de unas colchonetas donde poder hacer abdominales ni donde poder proyectar a un compañero, se trata del lugar donde unas cuantas veces por semana, van a sufrir, van a dar lo máximo de sí mismos tanto física como espiritualmente, van a demostrarse sus progresos, sus defectos, y en definitiva, demostrarse que su práctica diaria les aporta bienestar, educación, disciplina, valores que a veces, por desgracia, se echan de menos en nuestra sociedad.
Pues bien estas personas encuentran en el saludo, una manera de demostrar afecto a los compañeros que se encuentran dentro, y que muchas veces, le acompañan en ese camino de autoperfección.

formas_saludo1

Cuando se entra en un dojo vacío, parece estúpido pensar que se muestra respeto por unos compañeros que en este momento se encuentran en los servicios poniéndose el traje de entrenamiento. En este momento, el artista marcial esta dando gracias por poder disfrutar de un lugar donde entrenarse, por tener ese pequeño espacio que si bien parece reducirse a unos metros cuadrados de colchonetas, unos espejos y algún saco colgado, le ofrece en realidad un espacio sin límites donde perfeccionarse y disfrutar.

Pues bien, si por casualidad si estáis en una clase de practicantes, parad un momento y pensad en lo que os ha aportado la práctica diaria, y en lo que os han ayudado vuestros compañeros, pensad, y os daréis cuenta del significado de esa muestra de respeto y agradecimiento que es este saludo.

Si vuestros motivos al entrenar son distintos, no importa, cualquier motivo es válido siempre que sea una expresión sincera de la voluntad del individuo. Pero tened en cuenta lo que aquí se escribe y comprobad si podéis aplicarlo en vuestra práctica, pues reconozco que para ponerse en forma nadie saluda a su banco de pesas, pero sí se lo merecen tus compañeros, que aunque no puedas apreciarlo, te están entregando muchas más cosas que un cuerpo bonito y es preciso que se lo reconozcas y agradezcas.

Saludo al Iniciar la Clase

En esencia, este saludo se parece bastante al primero, indicando una muestra de respeto hacia el fundador del arte marcial, hacia el maestro y finalmente hacia la totalidad de los alumnos, que en esencia, son los que factores que sumados, os permiten la práctica del arte marcial. Nada más cabe decir de este saludo (pues es aplicable lo dicho anteriormente), simplemente hacer una pequeña referencia a un tipo de saludo que se suele dar en las artes marciales más tradicionales, y que trata de saludar antes del inicio de la clase, a las banderas nacionales del país donde se fundó el arte marcial o de donde éste es autóctono.

Lo importante a tener en cuenta, es que saludar a unas banderas extranjeras no es menospreciar la propia, lo mismo que no nos tapamos los oídos al oír un himno extranjero. Así que ese saludo demuestra una comprensión del ser humano que trasciende las barreras nacionales que tanto nos separan, y que sólo conducen a catástrofes horribles a manos de racistas y xenofóbicos que más que apreciar su propia nación, odian la ajena.

saludoninosSaludo al Compañero

Este es el saludo más importante de todos los citados, destacándose por su proximidad y sinceridad. Cuando saludamos a una foto del fundador, a unas banderas, o antes de entrar o salir del dojo, notamos que nos falta algo. Ese algo es la respuesta, el sentimiento de saber que lo que hacemos está bien hecho, y eso mismo es lo que recibimos cuando saludamos a un compañero que recibe nuestro saludo y nos lo devuelve en señal de agradecimiento.

Cuando entrenamos con un compañero, tenemos que darnos cuenta que muchas veces, este nos “presta su cuerpo” para que trabajemos y aprendamos con él. Nuestra pericia supone nuestro aprendizaje, pero nuestra imprudencia puede suponer su perjuicio, lo cual debemos valorar. Con el saludo hacia el compañero, le mostramos de manera sincera que nos dejamos hacer cualquier cosa, nos ofrecemos a él en cuerpo y espíritu, al igual que otras veces, él nos ayuda y se compromete con nosotros.

En las técnicas peligrosas, se producen lesiones que pueden deberse a una mala comprensión de la técnica, o, normalmente, a un descuido de uno de los dos compañeros. Pues bien, por desgracia, a estos errores casi “fortuitos” debemos añadirle la relación entre los dos compañeros que realizan la técnica, así como su estado de ánimo. He sido testigo muchas veces de accidentes ocasionados por un practicante que llega al entrenamiento angustiado, molesto o irritado, afectando a su comportamiento y poniendo en peligro a sus compañeros. El saludo antes y después de entrenar una técnica o de combatir con un compañero es una especie de paréntesis que sumerge a los practicantes en una relación fraternal, en la que se debe poner el mismo cuidado en el otro que en uno mismo. De esta manera practicamos con más seguridad y nos permitimos dar más de nosotros mismos.

Para finalizar este saludo, resaltar que por ejemplo, cuando se realizan entrenamientos con gente desconocida, basta un saludo sincero antes de iniciar la técnica para que se establezca una relación de amistad que permita disfrutar esa técnica y relacionarte con ese nuevo compañero como si lo conocieras de siempre. Aunque una vez acabada, siga siendo un desconocido, en ese pequeño paréntesis que supuso vuestros saludos, disfrutasteis de una confianza y seguridad mayor, que a la larga supone un bienestar y un mejor aprovechamiento de las enseñanzas del maestro.

Saludo al Finalizar la Clase

Este saludo es prácticamente igual al realizado al empezar, lo mismo que el realizado al salir del tatami es igual al que se realiza al entrar a él. Estos saludos están distanciados temporalmente entre sí, lo que crea un paréntesis más amplio que en el caso anterior, y que en resumen, configuran la sesión del entrenamiento marcial. Desde que se entra al Dojo, hasta que se sale de él, somos diferentes, nos relacionamos de manera distinta con los demás, y salimos siendo algo más que antes, y todo esto lo agradecemos y reflejamos por los saludos.

Nota: Mi opinión sobre el saludo es totalmente subjetiva e individual, no es la verdad suprema, pero quizás ayude a alguien a encontrar lo que significan para él los saludos, lo mismo que me ha ayudado a mí. Para mí, resumiendo, son en general una muestra de agradecimiento y respeto, recordando que la propia etimología de la palabra “saludo” deriva de “desearle salud al prójimo”, lo cual resume la esencia de las artes marciales.

Francisco Mayoral Sanchez

Author: Francisco Mayoral Sanchez

Share This Post On

3 Comments

  1. ¡Domo arigato!
    Me ha gustado mucho el artículo, un agradecimiento especial al autor por compartirlo. Me siento muy identificado con su forma de pensar y sus expresiones.
    Definitivamente: “Karate-Do sin saludo (rei) no es Karate-Do”, ya lo decía nuestro Sensei Gichin Funakoshi (“El Karate empieza y termina con el saludo”.); sigue y seguirá vigente para una práctica sincera.
    ¡Oss!

    Post a Reply
  2. Felicidades, compañero por interesarte en este tipo de aspectos del Karate, actualmente no se vé.

    Post a Reply
  3. Felicidades, sigue adelante.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *