El Corazón lleno de Paz

Adoptamos una posición lo más cómoda posible, cierra los ojos y empieza a sentir todo tu cuerpo, empieza por las piernas y siente. Si hay alguna tensión, si es así tensa todo lo que puedas esa parte y luego de repente relaja, así por todo tu cuerpo.

En la cara se acumulan muchas tensiones, pues es el soporte de la mente, tensa todo lo que puedas tu cara y luego relaja de golpe.

Cuando tu cuerpo esté relajado ponemos toda nuestra atención en el centro del pecho, en el corazón.

En el momento que tu cuerpo se relaja, la paz llena tu corazón, seguimos un rato siendo conscientes de nuestro corazón lleno de paz.

Foto portada: Cesar Martín

Rosa Hernandez Guerra

Author: Rosa Hernandez Guerra

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>