Jintai Kyusho 4ªparte

Francisco Lozano CN-1ºDan Ldo. Fisioterapia

De nuevo un interesante artículo de Francisco Lozano, estudiante de la escuela de karate tradicional Carlos Fernández, fisioterapeuta y especialista en medicina tradicional china y acupuntura. En esta ocasión el capitulo 4º, de este tema tan interesante como son los jintai kyusho.

Los cinco elementos junto con el Ying y el Yang determinarían el estado de equilibrio o desequilibrio existente en todo el cuerpo.

De estos atributos intrínsecos a  cada movimiento concreto, que conforman  una variada y extensa  relación de características y cualidades, es necesario detenernos en  una relación concreta que se produce entre ellos y los  meridianos de órganos (Zhang) y vísceras (Fu):

YIN (ZHANG) YANG (FU)
METAL Pulmón (P) Intestino grueso (IG)
TIERRA Bazo/páncreas (BP) Estómago (E)
FUEGO Corazón (C) Intestino delgado (ID)
FUEGO Maestro del corazón (MC) Triple recalentador (TR)
AGUA Riñón (R) Vejiga (V)
MADERA Hígado (H) Vesícula biliar (VB)

Es importante conocerlos porque actuaremos en los Jintai Kyusho directamente sobre estos meridianos o en zonas cercanas a ellos.

Así por ejemplo, cuando actuamos sobre el Jintai Kyusho, Uchi Kurobushi, denominado 6R (6 Riñón en Medicina Tradicional China), localizado en la depresión inferior del borde inferior del maléolo interno, estamos actuando sobre el Movimiento Agua.

Con un atemi, no solamente se dañaría la articulación del tobillo, sino el propio Movimiento Agua se ve afectado. Este Movimiento Agua rige la voluntad, la determinación, el miedo, el oído, las orejas, los huesos, etc…, afectando por tanto no solamente a la parte física localizada en el golpe concreto, sino afectando también a su correlación energética expresada en dicho movimiento.

3.- Flujo y dirección de los meridianos

Es necesario conocer así mismo el sentido y la dirección por donde fluye la energía en un meridiano, ya que en la aplicación de los Jintai Kyusho continuamente se actúa teniendo en cuenta esta dirección de meridianos.

Según la Medicina Tradicional China todo está regido por los principios de Yin y de Yang. Los meridianos también son diferenciados desde esta concepción: .

 

Podemos definir las franjas horarias y además relacionarlas con los animales que la representan, según la cosmovisión de la Medicina Tradicional China:

  • 1h a 3h : Hígado (hora del Buey).
  • 3h a 5h: Pulmón (hora del Tigre).
  • 5h a 7h: Intestino Grueso (hora del Conejo).
  • 7h a 9h: Estómago (hora del Dragón).
  • 9h a 11h: Bazo-Páncreas (hora de la Serpiente).
  • 11h a 13h: Corazón (hora del Caballo).
  • 13h a 15h: Intestino Delgado (hora del Carnero).
  • 15h a 17h: Vejiga (hora del Mono).
  • 17h a 19h: Riñón (hora del Gallo).
  • 19h a 21h: Maestro Corazón (hora del Perro).
  • 21h a 23h: Triple recalentador (hora del Jabalí).
  • 23h a 1h: Vesícula Biliar (hora de la Rata).

Las energías humanas (producidas gracias al aporte alimentario y cósmico y las adquiridas genéticamente) siguen unos ritmos concretos, que  se relacionan con los biorritmos o ciclos periódicos de circulación.

El día, manifestación Yang, será el período Yang del hombre, en el que desarrollará su actividad. Es el período apropiado para realizar el trabajo. La noche, periodo Yin, será el periodo Yin del hombre, siendo el momento del descanso.

Aproximándonos a unas franjas horarias donde los biorritmos humanos seguirían un orden natural se puede decir que:

El momento justo para empezar la actividad diaria, será el espacio comprendido entre las 3 y las 7 h,  periodo en donde Pulmón  (P) e Intestino Grueso (IG) estarán en plenitud.

Es el momento óptimo de la evacuación de los desechos alimenticios y  el momento de iniciar la actividad, de preparar el día.

De 7h a 9 h el Estómago (E), y de 9h a 11 h, el Bazo Páncreas (BP), entran en plenitud,  momento ideal para la ingesta de alimentos con el fin de aprovechar al máximo los aportes alimentarios, aportando energía al cuerpo.

Esta energía debe extenderse hasta la última célula del organismo, impulsando a la sangre. Por tanto, el Corazón (C) estará en plenitud de 11h a 13 h, a las 12h el corazón, tendrá el mayor momento de máxima actividad, de máxima energía. El intestino delgado (ID) estará en su máxima plenitud inmediatamente después,  de 13h a 15h, a fin de absorber la mayor cantidad de nutrientes.

La Vejiga (V) entrará en plenitud posteriormente, de 15h a 17h y el riñón (R)  de 17h a 19h, preparando su cometido fundamental en la formación de energía defensiva. Es el momento del declive, del final de la actividad, el momento en el que las energías no utilizadas retornan a su almacén energético.

El Maestro Corazón (MC), se activa de 19h a 21 h es el ocaso del día, momento de meditación, hora de la sublimación, de la actividad psico-afectiva (la función del MC, se relacionada con el concepto de la sexualidad, de la manifestación afectiva, del balance, de la oración, de todo aquello que signifique función o actividad del Shen, del espíritu).

El Triple Recalentador (TR) se activa entre las 21h y las 23h, con el fin de generar una actividad restauradora y formadora de energía. Es el momento en el que el hombre, ya en periodo de descanso, a través del TR,  repasará toda la función energética, tanto cardiorrespiratoria, como digestiva, como génito-urinaria, preparándose para generar la energía Wei (*), energía defensiva del cuerpo.

(*) La energía Wei fue comentada en el capítulo 1 sobre los Jintai Kyusho.

De 23h a 3h, es la Vesícula Biliar la que tendrá su apogeo  y posteriormente el Hígado de 1h a 3h siendo esta franja horaria donde se metabolizan las energías que ha ido generando el cuerpo. Es el momento de reposición muscular en donde la energía  de H y VB restablecen dicha función, preparando el sistema para la nueva actividad que se desarrollará. Período de total relajación y descanso.

En este sentido existen unas franjas horarias en las cuales el meridianos se encuentra más activo, por ejemplo,  el meridiano del Estómago entre la 7h y las 9h, y una franja horaria en la que se encuentra menos activo, que se correspondería con una franja horaria opuesta, es decir entre las 19h y las 21h.

Si actuamos sobre los JIntai Kyusho en estas franjas horarias podemos conseguir mayores efectos.

En Medicina Tradicional China se utilizan estas franjas horarias para realizar tratamientos concretos en dichas horas en los que el meridiano se encuentra más activo o menos activo.

Ejemplo: Para tratar una dolencia relacionada con el meridiano del Estómago en el que estuviera “bajo de energía”, (que se representaría con una sintomatología ligada a un dolor sordo gástrico, anorexia, digestión lenta, vómitos post prandial (después de comer), astenia, debilidad…), se actuaría en la franja horaria de 19h a 21h, por ser la franja horaria opuesta a la de mayor actividad,  en la que el Estómago se encuentra más en estado de vacío.

Igualmente un atemi, una presión o un corte del flujo energético en esta franja horaria, dentro del meridiano del Estómago,  podría dar como consecuencia  sintomatología de la referida anteriormente.  Esto podría ser por ejemplo un golpe o compresión en el punto 2E, o también Seidon, punto situado en el surco infraorbital de la cara, (que veremos en el siguiente capítulo), donde no solo se vería afectada la parte física sino  también el meridiano donde se encuentra.

3.-Franjas horarias de estos punto

Es necesario conocer así mismo el sentido y la dirección por donde fluye la energía en un meridiano, ya que en la aplicación de los Jintai Kyusho continuamente se actúa teniendo en cuenta esta dirección de meridianos.
Según la Medicina Tradicional China todo está regido por los principios de Yin y de Yang. Los meridianos también son diferenciados desde esta concepción:  

YIN (ZHANG) YANG (FU)
Pulmón (P) Intestino grueso (IG)
Bazo/páncreas (BP) Estómago (E)
Corazón (C) Intestino delgado (ID)
Maestro del corazón (MC) Triple recalentador (TR)
Riñón (R) Vejiga (V)
Hígado (H) Vesícula biliar (VB)
Los meridianos Yin, circulan por la parte interna y anterior del cuerpo.

Los meridianos Yang circulan por la parte externa y posterior del cuerpo.

  • En el miembro superior hay tres meridianos Yin (P, MC, C) y tres Yang (IG, TR, ID).

Los meridianos Yin van del pecho hasta los dedos de las manos: sentido descendente y los Yang comienzan en los dedos y terminan en la cabeza, sentido ascendente.

  • En el miembro inferior  hay tres meridianos  Yin (R, BP, H) y tres Yang (V, E, VB).

Los meridianos Yin van desde los dedos de los pies hacia el  pecho, sentido ascendente y los Yang comienzan en la cabeza y terminan en los dedos de los pies, sentido descendente.

Circulación energética en los 12 meridianos principales: 

 

Circulación energética en los vasos extraordinarios REM y TOU MO:

3Ejemplo de la importancia de conocer y tener en cuenta el sentido del meridiano:
Cuando se realiza un atemi con Uraken sobre el punto Gekon, sobre el mentón, comprobamos como el sentido del atemi es descendente.
Es necesario saber que el punto Gekon pertenece al meridiano REM, Vaso Concepción.

Este meridiano nace desde el perineo y asciende por la parte anterior del cuerpo hasta llegar al labio inferior. Lleva por tanto un sentido ascendente.

El golpe con Uraken en este punto suele ser “descendente”, hacia abajo.

Se realiza hacia abajo, en sentido descendente, porque actúa contra el sentido de flujo de energía. No sólo se  genera un golpe y unas consecuencias físicas, sino que se  actúa a  un nivel más profundo energético, disminuyendo la energía, paralizando su flujo, y generando otras consecuencias…

Debemos de ser conscientes,  de  que a veces en la práctica diaria estamos actuando sobre dichos puntos. Por ejemplo cuando se realiza trabajo de Kotekitaisobre antebrazos o piernas. Al realizar ejercicios de Kotekitai, se golpean dichas zonas, y se actúa sobre puntos de Jintai Kyusho situados a este nivel.

Sería recomendable, que se finalizara este trabajo, con masajes circulares en los antebrazos para volver a restaurara el flujo energético en los antebrazos. Lo ideal sería masajes descendentes en la parte interna del antebrazo y masajes en sentido ascendente en la parte externa del antebrazo.

Con ello se seguiría el sentido del meridiano y se ayudaría a restaurar los bloqueos energéticos producidos ante el KoteKitai. Este mismo principio también sería aplicable a los miembros inferiores, siendo la cara interna masajeada hacia arriba, sentido ascendente y la cara externa de la pierna masajeada hacia abajo, sentido descendente.

(Observación: Si no se recuerda el sentido ascendente o descendente del meridiano se pueden hacer movimientos de masajes circulares en toda la zona del antebrazo y/o en la pierna)

Podemos observar como cualquier golpe o atemi efectuado con las diversas técnicas de Karate, van encaminados a interponerse a los flujos de energía paralizando o invirtiendo el sentido de la circulación del meridiano.

No son golpes al azar, o indiscriminados. Tienen objetivos concretos que van más allá de los efectos físicos evidentes que se pueden producir tras un fuerte golpe.

Esto nos lleva a reflexionar sobre el gran conocimiento que debían de poseer del funcionamiento del cuerpo y de los mecanismos energéticos que circulan por él.

Es de recordar como en el “Bubishi”, documento transmitido de maestro a discípulo en China y más tarde en Okinawa, recoge en su interior, un tratado de “medicina y acupuntura, Fitoterapia” (tratamientos naturales con plantas medicinales) y otro de puntos vitales, lo que viene a demostrar la relación entre Karate y la Medicina Tradicional China.

El propio Mabuni Kenwa, kaiso de Shito Ryu, poseía una edición del Bubishi.

Fuente: www.karatebcn.com

Francisco Lozano

Author: Francisco Lozano

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *