La Ceremonia Japonesa del Té (Chanoyu)

 

 

Dedicado a todos aquellos que les cautiva la cultura Japonesa.

Ceremonia del te01

La historia

La planta del té procede del Sur de China y fue introducido en Japón durante el siglo IX por los monjes budistas de China, donde se conocía, según la leyenda, desde hacía milenios. El té se hizo rápidamente popular en Japón y se comenzó a cultivar localmente.

La costumbre de beber té, en principio fue como bebida medicinal, ya que según libros, tiene la propiedad de aliviar fatiga, sanar la vista, reforzar la voluntad y deleitar el alma. También se aplicaba externamente en forma de pasta para aliviar los dolores reumáticos. Luego, simplemente por placer.

Su evolución se puede dividir en tres etapas: 1º el té hervido, 2º el té en polvo, 3º el té en infusión.

Chanoyu00En la 1º etapa las hojas se cocían al vapor, confeccionando un curioso jarabe; se machacaban con un mortero y con ellas se hacía un pan que se hervía junto con arroz, jengibre, sal, piel de naranja, especias, leche e incluso a veces con cebolla. Esta costumbre aún perdura en los tibetanos y tribus mongólicas.

En la 2º etapa, siglo XII, las hojas de té se reducían a fino polvo, llamado matcha, con un reducido molino de piedra y se batía en agua caliente hasta diluirlo por completo con una pequeña escobilla de bambú. Este es el considerado té de los tés. Esta es la etapa en la que se mantiene la ceremonia del té.

Este polvoriento té verde, extraído de la misma planta que el té negro, pero sin fermentar, fue usado en rituales religiosos de los monasterios budistas. Se dice que el delicado amargor que deja este té en la boca, recuerda al resabio que deja un buen consejo.

Para el siglo XIII, los Samuráis comenzaron a preparar y beber matcha y los pilares de la ceremonia del té fueron erigidos. Siendo en el siglo XV cuando Japón lo ennobleció y convirtió en una religión estética, EL TEÍSMO.

La ceremonia del té fue un desarrollo del ritual Zen.

Los Taoístas afirmaban que era un ingrediente importante del elixir de la inmortalidad.

Los Budistas que favorecía a la meditación, ya que les mantenía largas horas despiertos.

Y en la 3º etapa, el té se bebe en infusión, es el consumo corriente, el más extendido actualmente.

Ceremonia del te02

 

Ceremonia del te03

 

 La casa de té (SUKIYA)

Los ideogramas originales de la palabra Sukiya significaban Casa de la Fantasía. Posteriormente, los diversos maestros del té sustituyeron algunos caracteres Chinos de acuerdo con su manera de concebir la habitación del té y el termino Sukiya paso a significar la Casa del Vacío o la casa de lo asimétrico.

La casa de lo asimétrico ha de cumplirse en cada detalle; si tenemos unas flores naturales, la pintura expuesta no puede ser unas flores. Si la tetera es redonda, el jarrón de agua debe ser angular. Una taza de esmalte negro no debe juntarse con una cajita de té de laca negra. Al colocar un vaso sobre el incensario en el tokonoma hay que evitar situarlo en el centro exacto para no dividir el espacio en dos mitades iguales. El pilar del tokonoma tiene que ser de una clase de madera diferente de la de los otros pilares a fin de romper toda sugerencia de monotonía en la habitación.

La Casa del Vacío por lo que está desprovista de toda ornamentación y en ella se deja a propósito algo inacabado para que el juego de la imaginación lo complete.

La habitación del té primitiva consistía simplemente en una parte del salón dividido por biombos a efectos de la ceremonia del té.

Ceremonia del te04En las ciudades actuales donde no hay mucho espacio, la ceremonia del té puede hacerse en cualquier lugar de la casa adaptado para ello, puesto que lo importante es ofrecer un entorno tranquilo con el espíritu de la ceremonia.

 

Ceremonia del te05Originalmente, la casa de té estaba situada en el jardín, los invitados esperaban en él, aclarando su boca y lavándose las manos en un recipiente de piedra. Caminando después a través de un sendero llamado roji, que ha sido rociado previamente con agua. Esto significa la limpieza de todos los embrollos mentales, siendo la primera etapa de la meditación, el paso a la auto iluminación.

 

 

El roji estaba destinado a romper la conexión con el mundo exterior y a producir una sensación fresca que propiciara

Ceremonia del te06

el pleno goce estético en la habitación del té.

La casa de té es una pequeña cabaña, construida con materiales La-casa-del-tenaturales, para acomodar como máximo a cinco personas. Tiene una entrada pequeña (flecha roja), que no tiene más de tres pies de altura, a través de la cual los invitados entran, sin hacer ruido, de rodillas, lo que significa que cualquier tipo de arrogancia es dejada fuera, solo los humildes pueden entrar.

“El samurái dejaba su Katana sobre la rejilla que hay bajo el alero (flecha azul), ya que la habitación del té es ante todo la casa de la paz”.

Los invitados dejan fuera los zapatos y normalmente se ponen unos calcetines blancos llamados tabi. Se acercan al tokonoma, un rollo suspendido en la pared. Hay dos tipos de rollos: de caligrafía o de pintura. El rollo representa el espíritu de su creador, también se elige en función de la persona invitada, y ésta se inclina ante él.

 

Además hay un adorno de flores siempre naturales que tiene relación con la estación del año, y se llama chabana.

El anfitrión entrará el último cuando todos los invitados están sentados y reine el silencio. Alimenta el fogón, cuyos cinco elementos representan el mundo material del taoísmo: el metal de la tetera, la madera del carbón, la tierra de la cerámica, el fuego y el agua. Y entonces el silencio se romperá por la nota que producirá el agua hirviendo en la tetera de hierro.

Ceremonia del te08

Ceremonia del te09

Cómo preparar el té

Utiliza siempre que puedas agua fresca o embotellada. La calidad del agua es importante para el sabor del té.

Antes de empezar, limpiar cuidadosamente la cajita que porta el té matcha. Con delicadeza la depositaremos en el tatami y procederemos de igual manera con la cucharilla de bambú destinada a medir la cantidad exacta de té.

Echaremos un chorrito de agua caliente en la taza, donde serviremos después el té, y con la escobilla llamada chasen,Ceremonia del te10 moveremos esa agua con la finalidad de calentar y limpiar la taza. Tras tirar esa agua en un recipiente preparado para tal efecto, la secaremos con una servilleta con máxima pulcritud y delicadeza.

Cogeremos con la mano izquierda la cajita del té y con la derecha la cucharilla llamada chashaku, con ésta misma mano desenroscaremos la tapa y la depositaremos en el tatami.

Ceremonia del te11

Colmaremos la cucharita con el matcha y lo verteremos en la taza, volveremos a coger una segunda vez matcha con la cucharilla, pero esta vez menos porción. Colocaremos sutilmente, con la cucharilla, el polvo de té dentro de la taza. Golpearemos contra el borde de la taza la cucharilla una o dos veces, con movimiento ritual, para que el resto del té añadido a ella caiga.

 

Tras ello y sin soltar la cucharilla, cogeremosCeremonia del te12

la tapa y cerraremos la cajita.

 

Ceremonia del te13Con el cazo de bambú añadiremos una porción de agua caliente, vertiéndola sobre el té, delicadamente, sin vaciar del todo el cazo.

Depositaremos el cazo sobre el labio del jarrón contenedor del agua caliente, de forma tradicional y estudiada.

Agarraremos la escobilla de bambú con los dedos índice y pulgar de la mano derecha, por debajo de una línea bien diferenciada de la escobilla y dejaremos caer sus filamentos de forma vertical y hacia abajo para introducirla en la taza y batir con ella en movimientos medidos de muñeca, de adelante a atrás, hasta que la mezcla quede establecida. La taza será sujetada contra el tatami con el dedo pulgar e índice de la otra mano.

Ceremonia del te14Para romper las burbujas grandes que hayan quedado tras el batido, se pasa en zigzag y de forma superficial los filamentos de la escobilla, hasta quedar de forma homogénea toda la superficie del té. Antes de sacar la escobilla, se hace con ella una circunferencia completa por todo el perímetro interior de la taza y se lleva hasta el centro de la misma.

Se entrega al invitado, con la precaución de que el motivo de la taza mire hacia él.

Protocolo de la ceremonia del té: El invitado

Vamos a resumir el protocolo que ha de seguir un invitado a la ceremonia del té.

Al entrar en la habitación

  • Siéntese frente a la fusuma o puerta deslizante.
  • Abra la fusuma.
  • Ponga sus manos sobre el tatami.
  • Mire hacia el interior de la habitación.
  • Deslícese al interior (recuerde que las puertas son intencionadamente pequeñas para que uno tenga que gatear).

Admire los utensilios

  • Comenzando con el pie derecho, acérquese al área de alcoba, donde el anfitrión tiene la mesita.
  • Haga una reverencia formal.
  • Admire el rollo, las flores, los jarros que contienen las flores.
  • Haga una reverencia formal.
  • Encamínese hacia el kama (la tetera) cruzando el kayoi-datami, el ro-datami y el dogu-tatami (es decir, andando según un patrón específico), cuidando con no pisar las uniones de los tatami y sus ribetes y asegurándose de que el pie derecho siempre cruza el plano del borde de los tatami.

Pruebe los dulces

  • A su llegada al kama (tetera), el anfitrión le pedirá que pruebe los dulces.
  • Haga una reverencia y responda que ahora probará los dulces.
  • Tome la bandeja de dulces (kashiki) con ambas manos y levántela en honor y agradecimiento al anfitrión, y vuelva a colocarla sobre la mesa.Ceremonia del te15
  • Tome un trozo de kaishi (papel) y póngalo frente a usted con el borde doblado de cara a usted.
  • Utilizando su mano derecha, tome el trozo de dulce y póngalo sobre el kaishi.

 

  • Subdivida el dulce en cuatro trozos con el palo en forma de cuchilla que tendrá en su sitio. Coma el dulce porción a porción pinchando con el palo.

Bebiendo usucha (té fino)

  • El anfitrión le servirá el té y se lo ofrecerá.
  • Tome el chawan (cuenco de té) y deposítelo delante de usted.
  • Ponga las palmas de sus manos sobre el tatami y haga una reverencia y diga al anfitrión: «Gracias por el té».
  • Gírese hacia el invitado de su izquierda,  realice una reverencia y diga “disculpe que tome yo primero el té”.
  • Tome el chawan con su mano derecha y sitúelo sobre su palma izquierda, sujetándolo con la mano derecha.
  • Haga una inclinación de cabeza para expresar agradecimiento.
  • Vuelva el chawan dos veces en el sentido de las agujas del reloj para que el frente (lado decorado) mire hacia el anfitrión.
  • Beba todo el té.
  • Limpie el lugar del borde del cuenco por el que ha bebido con su pulgar e índice derechos.
  • Límpiese los dedos sobre el kaishi (papel).
  • Vuelva el chawan para que el lado decorativo esté de nuevo hacia usted.
  • Ponga el chawan en la parte exterior del primer borde de tatami que haya frente a usted.

Admire el chawan

  • Ponga las palmas de sus manos sobre el tatami.
  • Mire el chawan de cerca.
  • Levántelo de nuevo con ambas manos.
  • Apoye sus codos sobre sus rodillas para no elevar el chawan.
  • Mire el chawan de cerca.

Devuelva el chawan

  • Vuelva el frente (lado decorado) para que mire al anfitrión.
  • El anfitrión recogerá el chawan.

Ambos se hacen una reverencia con armonía, respeto, pureza y tranquilidad.

 

Ceremonia del te16

 

Ceremonia del te17

 

 

 

Ceremonia del te19Ceremonia del te18

Jose Alonso Sobrino

Author: Jose Alonso Sobrino

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.