Orígenes del Budo 第8 章 (Dai 8-shō) CAPÍTULO VIII

8.Samurái (侍) (Parte-1)

Si queremos entrar a conocer el códice del Bushidō, en primer lugar, tenemos que hablar acerca de los Samurái (). El Kanji está formado en su parte izquierda por el radical de persona y en la parte derecha por el carácter que designa templo, su traducción literal sería la persona que defiende el templo. Algunas de las consecuencias del código del guerrero o código Bushidō, como “esencia” de Japón no se encuentran presentes en las sociedades actuales, ya que vivimos en un entorno cosmopolita cargados de influencias tecnológicas a la vez que contaminadas por la sociedad consumista en la que estamos incluidos. Uno de los preceptos que encontramos en el código del Bushidō es la lealtad que esta llevó a los japoneses a realizar una inmersión muy profunda y excesiva dentro del trabajo, y esto a veces siendo un desequilibrio les causó muchos problemas. Por ejemplo cuando se trata de un exceso de trabajo se denomina Karōshi (過労死), y su traducción literal es muerte por exceso de trabajo; las personas que tienen este problema son las que tienden a querer demostrar cuánto y hablamos en cuantificación de exceso de cantidad, son capaces de trabajar duro para su empresa frente a sus jefes, compañeros e incluso ellos mismos, llegando a ser un problema que ha calado en la estructura social japonesa; muchas veces este síndrome puede tornarse a suicidio ya que las personas intentan tapar sus errores y así exculpar sus pecados o errores. Está tan arraigado el código de la lealtad, que los mismos japoneses no solo lo aceptan como algo natural, sino que incluso glorifican estos suicidios y a las personas que lo realizan las tratan con cierto respeto y agrado, algo inconcebible en las sociedades occidentales. El código del Bushidō ha contribuido de manera importante en la formación del carácter tradicionalista del pueblo japonés. Ese espíritu o “esencia” domina de una u otra manera el carácter ético y moral del pueblo nipón, aunque en los tiempos que vivimos a veces es muy difícil encontrar entre los más jóvenes ese carácter tradicional y puritano, ya que pasando generaciones se han ido amoldando a las sociedades occidentales y al mundo de consumismos en el que nos hallamos actualmente inmersos. El respeto por los maestros y la educación son fundamentales para conseguir estar dentro del código del guerrero. A continuación vamos a describir los siete preceptos o códigos del samurái, aunque existían diferentes niveles de categorización de los samurái, cabe destacar que el código se cumplía de igual manera en todos los estatus sociales, la diferencia estaba por su estatus social y económico, desde el más alto rango que tenía en su poder armadura, sable y caballo, hasta el más bajo que era el samurái errante que ni incluso tenía señor y vivía al paso, todos y cada uno de ellos cumplían por encima de su ley el siguiente código:

1.- Gi ( 義), Justicia, tenían que se honrados en su trato con todo el mundo, independientemente del estatus social del que tenían que tratar, ya fuese para defender o como para ajusticiar. La justicia es soberana y propia dentro del código del mismo, una justicia imparcial que se basa más en los principios. Para el samurái solo hay dos opciones o ser correcto, o no serlo.

2.- Yu (勇), Coraje, en el espíritu del samurái estaba grabado el coraje, debía vivir una vida de forma plena y completa, el coraje heroico no es ciego, es algo más con una carga de “esencia” se torna en inteligente y fuerte a la vez. Miedo son permutados por respeto y educación y estar preparados para afrontar con arrojo y decisión cualquier problema o conflicto que pudiesen surgirles.

3.- Jin (仁), Benevolencia, después de un largo y sacrificado periodo de entrenamiento y preparación, tanto física como mentalmente, el samurái ha adquirido un grado alto de “esencia”, se ha convertido en una persona rápida y fuerte a la vez.

4.- Rei (礼), Respeto, lo será con todos incluso con sus adversarios, sin ese respeto dejaría de ser una persona y sería considerado un animal.

5.- Makoto (誠), Sinceridad absoluta y honestidad, cuando se compromete en hacer algo, lo hace sobre todas las cosas, nada ni nadie en el mundo lo podrían detener, su palabra es hecho, donde se convierte en un todo.

6.- Meiyo (名誉), Honor, el único juez que puede valorar sus actos es él mismo. Tomará decisiones y las ejecutará según su criterio de buena y correcta conducta, consigo y con los demás.

7.- Chuu (忠), Lealtad, y esa lealtad y dedicación sobre su propia vida, estamos ante una fidelidad sin parangón y sin límites.

Occidente confunde a los samuráis con los caballeros de la Edad Media (poco numerosos y además todos nobles). Se designaban a los soldados y suboficiales bajo el nombre de Bushi y a los oficiales Buke. Samurái significa además de la explicación que dimos anteriormente, como (el que sirve), pocos eran los Samurái que tenían armadura o caballo, solo los nobles y grados altos podían permitirse ese lujo. Una práctica muy habitual en la forma de suicido, después de haber perdido el honor, era el denominado Seppuku (腹切) (pronunciación China), Hara Kiri (腹切り) (pronunciación japonesa), de los ideogramas apertura de vientre. El primer caso conocido de que un Samurái se hizo el Seppuku data del 1170, que decidió seguir a su señor en la muerte. En 1970 uno de los últimos en realizarlo fue el que fuera considerado como un gran artista polifacético de Japón y estamos refiriéndonos a Yukio Mishima (三島由紀夫), queremos destacar que fue amigo del maestro Masaaki Hatsumi, y que además fue practicante de Artes Marciales.

Continuara…

Foto: Mahir Özkan

Diego Lopez Garcia

Author: Diego Lopez Garcia

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.