Penalizaciones: Mubobi y exageraciones

Luis Ignacio Gomez-Mr Prepor

Me gustaría que este artículo sirviera para clarificar algunas dudas que se plantean en los encuentros de kumite y concretamente con las penalizaciones de categoría 2.

Aunque el reglamento es este aspecto no haya sido modificado recientemente, se están aplicando con mayor rigurosidad aquellas penalizaciones correspondientes al mubobi y a las exageraciones.

Después de la última modificación, el reglamento prohibió la posibilidad de que en un contacto excesivo las culpas pudieran repartirse. Era una decisión salomónica el penalizar a ambos, uno por falta de control y otro por colocarse en peligro. Creo que es una decisión acertada.

El criterio que se sigue actualmente es que es incomprensible que, siendo un deporte de combate, la gente no tenga más cuidado por su propia seguridad. En otros deportes de combate, especialmente en aquellos que se permite el ko, la gente se guarda mucho de que el rival no le conecte un golpe sin guardia. ¿Y por qué?, porque peligra su integridad física aparte de perder el combate, y el objetivo es justo ganarlo.

Y aquí está el meollo de la cuestión: en Karate compensa recibir. Hemos cuidado tanto a nuestros atletas que, éstos se han despreocupado de evitar las acciones del otro. Dicho de otra manera, compensa recibir un golpe a cambio de una ventaja en el marcador. Y esto es algo que no puede ser.

Una cosa es recibir un golpe excesivo por una mala práxis del rival y otra no hacer todo lo posible por evitarlo.
Antiguamente sólo se consideraba mubobi cuando le dabas un golpe a tu rival en el puño con la cara. La tendencia actual es a penalizar al receptor en aquellos casos en que su guardia no está donde debería estar para evitar el contacto. Como norma general, en el 90% de los casos, se va a amonestar al receptor en esta situción.

Mi opinión personal es que hemos pasado de Pedro a pedrín. Creo que un golpe si control es un golpe sin control y, únicamente debería amonestarse con Mubobi cuando el oponente ayuda a que este golpe, controlado de otra manera, deje de serlo.
En cualquier caso, lo único que hacemos los jueces es aplicar el reglamento y sus posibles matices interpretativos, y esta es la línea que se sigue actualmente.

Refiriéndonos al otro punto, las exageraciones, recordar que en la misma modificación a la que me refería anteriormente, se consideró oportuno penalizar con un mínimo de Keikoku el primer intento de exagerar.
Hay que aclarar que no es lo mismo fingir que exagerar. Fingir es simular un golpe que NO ha existido y la penalización correcta es un Shikkaku. Exagerar es hacer pasar por más grave un golpe que sí ha existido.

Normalmente, las exageraciones suelen ir acompañadas por una penalizacion al oponente por falta de control, independientemente de que sea Keikoku, Hansoku chui o Hansoku. Igualmente, no deberia extrañarnos ver Hansoku en primeras acciones de exageracion. todo depende del “teatro” que se monte.

Esta claro que hay, al menos 3 personas involucradas con opiniones diferentes: el que golpea que piensa que “no es para tanto”, el que recibe el golpe que piensa “me han matado” y, finalmente el juez, que es el que tiene que tomar la decision acertada en función de lo que ve y sus “consecuencias”.

Distintas personas tienen distintas tolerancias al dolor entonces, ¿cuál es el criterio a seguir para saber si se exagera o no?. Mi criterio es que debería ser exáctamente igual que un golpe descontrolado en el gimnasio. Nunca he visto montar un circo por un golpe que se escapa en el dojo y si hay circo es que no ha habido teatro.

Otra manera de verlo sería cuando nos damos un golpe en casa. Si estamos sólos, gritaremos un par de veces, nos frotaremos la zona afectada y a seguir. Lo que no sería de recibo sería que por estar la familia hiciésemos un número distinto del que haríamos en soledad, eso lo hacen los niños pequeños para llamar la atención.
Y eso es justo lo que se pretende en la competición, llamar la atención para que el contrario reciba una penalización mayor.

El karate NO es un deporte de combate más o, al menos eso es lo que siempre decimos. Estamos hechos de otra pasta y no vale cualquier cosa para ganar. Eso es justo lo que quiere la WKF, que ésto vuelva a tener un mínimo de credibilidad.

El tema de los 10 segundos no se puso para proteger al competidor, sino para castigar a los cuentistas. Según lo veo yo, es una norma que sobra, ya que el reglamento da armas de sobra para eliminar a los infractores desleales y, sin embargo puede dar muchos quebraderos de cabeza. No pondré ejemplos ya que no es el tema de este artículo.

Espero que, al menos este asunto haya quedado algo más claro. Y, por favor jueces, árbitros, competidores y coach, leeros el reglamento siempre que podais.

Fuente: Luis Ignacio Gomez-Mrprepor

Luis Ignacio Gomez

Author: Luis Ignacio Gomez

Share This Post On

1 Comment

  1. En realidad, es importante que lo lean los arbitros, porque en la universiada, los jueces, se nota que ni siquiera saben el reglamento o de perdido que lo lean, es claro que ambos competidores deben ser amonestados, cosa que no sucedio en zacatecas, ademas que al arbitro juez central una competidora de Chihuahua, le vio la car con sus buena actuacion, fue buena catriz y el arbitro ni cuenta o sera que fue un buen arreglo, ojo jueces ponganse a leer el reglamneto si un competidor exagera debe ser amonestado, no hay que ser asno.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *