Review sobre el nuevo sistema de arbitraje que se está ensayando

mrprepor writes “Durante el pasado Open Internacional de París 2011, estuvimos haciendo pruebas con un nuevo sistema de arbitraje.
Es más un tema de procedimiento que de concepto.

El panel arbitral está compuesto por cuatro jueces colocados en las esquinas y un árbitro que se desplaza por todo el tatami según tenga la mejor visión.

El procedimiento para otorgar un punto es el siguiente. Cuando dos jueces o más señalen un punto para un competidor, el árbitro detendrá el encuentro y otorgará el punto de la manera habitual.

Si hubiese una sola bandera, el árbitro no tiene porqué detener el encuentro, y si hubiese una decisión repartida 2 a 2 para cada competidor, se otorgará un punto a cada uno independientemente de su valor.

En caso de disparidad en cuanto al valor pero no al competidor, se otorgará la puntuación más baja.

Los jueces también pueden expresar su opinión en casos de penalización, siguiéndose el mismo sistema: en caso de dos o más opiniones a determinado competidor, el árbitro otorgará la opinión de los jueces. No pueden expresar ninguna otra opinión aparte de éstas (torimasen, mienai).

Los jueces mantendrán su opinión hasta que el punto o penalización sea concedido.

Los casos de pérdida de tiempo tales como agarres o salidas en los últimos 10 segundos del combate, serán penalizados con hansoku chui diréctamente.

Todas las penalizaciones NO llevan aparejada ninguna puntuación para el oponente.

banderas-electronicas2Adicionalmente a éstas normas, probamos unas bandera electrónicas. Cuando un juez observa un punto, aprieta el pulsador del color correspondiente. En ese momento, se abre una ventana de oportunidad de un segundo y medio y si algún otro juez pulsa el botón, sonará un zumbador. En ese mismo momento el árbitro detendrá el encuentro, y los jueces mostrarán su opinión definitiva por medio de las tradicionales banderas. La decisión mayoritaria del panel de jueces será otorgada.

En las finales, se prescindió del sistema electrónico, ya que al parecer fallaba.

Mi opinión sobre este sistema.

Uno de los criterios sobre los que han cimentado este método es el de las mayorías. Desde el momento en que los jueces no pueden hacer el gesto de torimasen, ignoramos si la técnica no ha sido vista o votan en contra de ella, en cuyo caso NO habría mayoría sino empate.

Por otra parte, el juez que está en mejor posición para ver lo que ocurre queda apartado de la votación. Éste no es otro que el árbitro, que adopta la posición que quiere y está más cerca y más elevado para una mejor apreciación del punto. Totalmente absurdo y un desperdicio de personal, que queda para un trabajo que podría hacer una maquina de sumar.

En el lado opuesto, el árbitro sí toma parte en la votación del hantei, lo cuál me parece lo único positivo de este reglamento. Se acabaron los empates a resolver por el “voto de calidad”. Esto sí es una opinión mayoritaria.

En lo que respecta a las penalizaciones, va a traer cuenta “fallar en el control” a la cara del oponente u otras “guadrerías españolas”. Al no haber contrapartida a las penalizaciones, va a ser rentable no ser muy cuidadoso con el oponente. Esto se vió en la misma competición, al final de la primera jornada y en toda la segunda. Los competidores se adaptan rápido.

Para estudiarlo mucho, mucho.

Fuente: Luis Ignacio Gomez-Mrprepor

Luis Ignacio Gomez

Author: Luis Ignacio Gomez

Share This Post On

2 Comments

  1. creo que el central debe de tener siempre su voto de calidad en todo el combate al estar siempre mas cerca de los competidores, el puede ver mejor cuando una patada jodan o un quizami zuki queda a 10 cm de la cara del oponente y sin embargo los otros jueces segun que angulo no se puede apreciar, otra cosa en los aiuchi unos jueces veran la tecnica mas rapida segun el angulo de los competidores y estoy de acuerdo en la puntuacion que se les deba de dar

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *