KYUDO, una experiencia muy personal
Feb14

KYUDO, una experiencia muy personal

Hay paradojas en la vida que no dejan de sorprendernos, como un antiguo tratado chino llamado “El Arte de la Guerra” que, en realidad, es una guía para la paz. Otra de esas paradojas la podemos encontrar intentando contestar a la siguiente pregunta: ¿Es posible dar en el blanco sin tirar la flecha? Tal vez no te interesen las flechas y los blancos, pero… ¿no pasamos toda la vida intentando dar en algún blanco? ¿Es que no estamos siempre intentando alcanzar algún objetivo? ¿Por qué nos apresuramos tanto para llegar a… ningún sitio? ¿Cuál es el blanco que más anhelamos alcanzar en lo profundo de nuestro corazón? Hoy quería compartir contigo mi experiencia recorriendo un camino que, aunque no conteste todas tus preguntas, te puede ayudar a dar en el blanco de tu vida. Viajemos ahora en el tiempo y el espacio. Retrocedamos unos cuantos años y recorramos miles de kilómetros. Estamos a 2.000 metros de altitud, en un prado verde, entre los árboles de unas inmensas montañas. Cinco personas con faldones negros se desplazan suavemente en una lenta y precisa coreografía. La dignidad y elegancia de sus movimientos transmiten una presencia auténtica que te deja sin palabras, sin pensamientos. Un anciano japonés observa con atención a cada uno de ellos. Silencio. Los arcos se elevan en ese inmenso espacio. Con la mirada fija en un blanco lejano, los brazos se separan lentamente tensando los arcos, que se incurvan hasta límites insospechados. Silencio. ¡He! Las flechas surcan silbando el espacio. Silencio. Con los brazos completamente extendidos los arqueros siguen mirando un blanco invisible. Con la misma lentitud y elegancia con que llegaron se retiran, dejando un espacio vacío que ocupará con dignidad otro grupo de arqueros. Es muy difícil poner en palabras lo que sentí al ver por primera vez esta práctica. De alguna manera intuí que había mucho más de lo que se veía como simple espectador. Así que… decidí recorrer personalmente este camino de meditación en acción para descubrir lo que no se veía. Cuando te adentras en cualquier camino espiritual o de conocimiento personal, parece habitual descubrir cosas que no esperas y que a veces no te gustan. ¡Cuánto nos gustaría saltarnos el penoso esfuerzo, largo y aburrido, de la transformación! Quisiéramos pasar de nuestra ignorancia y confusión a la claridad y el conocimiento en un abrir y cerrar de ojos. Pero… ¿tendría valor el fruto sin el proceso de maduración? Dispuesto a convertirme en uno de esos elegantes y dignos arqueros, allí estaba yo, repitiendo una y otra vez los mismos movimientos, sencillos en apariencia. Lo primero que aprendí fue “Las Siete Coordinaciones” (Shichido). Así...

Read More
KYUDO, El Camino del Arco
Nov15

KYUDO, El Camino del Arco

Fernando Ayllón (Instructor de Kyudo) El Tiro con Arco Tradicional Japonés como vía de autoconocimiento. Pasamos la vida intentando dar en algún blanco, persiguiendo algún objetivo, o muchas veces, simplemente apresurándonos sin saber muy bien hacia dónde vamos. Esta actividad frenética nos hace olvidar lo más importante en nuestra vida: la paz, la serenidad interior. El Kyudo, tiro con arco tradicional japonés, es un arte contemplativo que te puede ayudar a encontrar esa calma que tanto necesitamos en estos tiempos. El Kyudo, como lo enseña Kanjuro Shibata XX, no es un deporte competitivo y la puntería se considera relativamente poco importante. Según Shibata Sensei, maestro de la escuela Heki Ryu Bishu Chikurin-ha, el fin último del kyudo es pulir la mente, el mismo que en la meditación sentada. Lo importante no es dar en el blanco externo, sino encontrar esa paz interior que todos anhelamos, sincronizando cuerpo y mente. Siglos atrás en Japón, el tiro con arco era considerada la disciplina más elevada del guerrero samurái. Después, cuando el arco perdió su sentido como arma de guerra, y bajo la influencia del budismo y otras corrientes filosóficas, el tiro con arco japonés evolucionó en el Kyudo, el “Camino del Arco”, una poderosa y muy refinada práctica contemplativa. “No estamos puliendo el estilo o la técnica de uno, sino la mente. La dignidad del tiro es lo importante. En esto se diferencia el kyudo del enfoque habitual en el tiro con arco. En kyudo no hay esperanza. La esperanza no es la cuestión. La cuestión es que, a través de la práctica prolongada y auténtica, aflora tu dignidad natural como ser humano. Esta dignidad natural ya está en ti, pero está cubierta por muchos obstáculos. Cuando éstos se quitan, tu dignidad natural puede verse brillar”.  Shibata Sensei La práctica del kyudo es aparentemente sencilla. Los estudiantes pueden recibir instrucción en la forma básica, Shichido (siete coordinaciones), en tan sólo 5-6 clases o durante un fin de semana intensivo. Tras el entrenamiento inicial, la práctica comienza tirando a un blanco de paja a sólo dos metros de distancia. Cuando se alcanza cierto grado de habilidad la práctica se amplía, incluyendo el tiro a 28 metros. Al trabajar con la precisión de la forma, gradualmente se va desplegando un proceso natural a través del cual el practicante tiene la oportunidad de ver la mente con más claridad. El blanco se convierte en un espejo que refleja las cualidades del corazón y la mente en el momento de soltar la flecha. Esto distingue al kyudo del tiro con arco donde el objetivo es simplemente dar en el blanco. En el kyudo no importa si das o no en el...

Read More
Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad