Dojo Okinawa

Esta escuela de Karate, tiene sus comienzos en el año 1985, en el colegio público José Bernardo de Sama de Langreo. En ese momento se forma un grupo de alumnos importante, unos ciento veinte más o menos, era la primera vez que se impartía clase de Karate en ese centro. Siendo pioneros en la actividad entre los colegios de Langreo. Más tarde se comenzó a dar clase en El Entrego, en el Instituto de enseñanza media Virgen de Covadonga, donde nos cedieron la cancha de deportes para realizar la actividad, en este centro se formó un grupo con niños, algunos de ellos venían del colegio José Bernardo y un grupo de adultos. De esos dos primeros grupos surge un año más tarde el primer Dojo privado (escuela de karate) de El Entrego concejo de San Martín del Rey Aurelio (Asturias). Éste se construyó en los bajos de una casa donde en principio había unas cocheras y sus accesos eran francamente malos por su ubicación y por el estado del camino que había. Hubo que trabajar mucho para ponerlo a punto para su funcionamiento, también era una zona del pueblo donde pegaba muy pocas horas el sol por lo que se pasaba bastante frío durante el invierno. En fin, que esta etapa se puede definir como la etapa «dura» en la que además de las dificultades propias del entrenamiento había que superar el frío y otros inconvenientes como pasar del tatami al vestuario masculino a través del portal de la vivienda. Más de una vez también nos sorprendieron las goteras que se produjeron por filtraciones de la terraza de la vivienda de arriba. De todas maneras, había muchas ganas y no sólo entrenábamos a tope, sino que además los sábados íbamos a correr por los montes de las cercanías y nos pegábamos unos tutes de padre y muy señor mío.

LOS PRINCIPIOS

El nombre que le dimos al Dojo fue Escuela de Karate Okinawa. Desde ese momento este primer grupo y otros que se inscribieron más tarde fueron consolidando su interés por el estudio y práctica del arte marcial, desarrollando todas las labores de una escuela de karate, como participaciones en campeonatos, celebración de exámenes, asistencia a cursos etc. Hasta que poco a poco fueron obteniéndose los primeros cinturones negros, concretamente el primero de ellos el 22 de abril de 1990 en Bilbao obtenido por Roberto Castaño Lamuño, más tarde el cinturón negro primer dan de Ángel Dosal Niembro (DEP) también antiguo alumno y después de este vinieron muchos más que poco a poco fueron engrosando la lista de cinturones negros conseguidos en esta escuela. En el año 1996 y después de varios años de trabajo me decidí a invertir en un bajo y trasladarme a otro lugar mejor situado y en mejores condiciones situado en la avenida de la Vega también en El Entrego, donde continuo con mi labor pedagógica ya con una base creada en años anteriores.

EL DOJO

Siempre me he interesado por el karate como práctica marcial, estudio, arte y filosofía de vida y Budo. Centrándome únicamente en ese aspecto. Si bien es cierto que en una primera etapa participamos en algún evento de vez en cuando, pero no de forma continua, ni mucho menos con una implicación y enfoque totalmente orientado hacia la vertiente competitiva. Simplemente era una forma de diversión y aprendizaje para ocupar algún fin de semana, sin más. Era la época donde primero era la formación marcial y con lo que había, esporádicamente, se participaba en algún evento deportivo.

Con el devenir del tiempo y después de vivir en alguna medida “el mundo de la competición”, decidí abandonar la ya escasa participación en los campeonatos por dos razones fundamentales:

Primera – Por detectar ambientes y prácticas insanos moralmente, no compatibles con el espíritu y filosofía marcial y de honor que aprendí de los maestros. Como por ejemplo ver a gente dando voces en las gradas desaprobando actuaciones arbitrales, descalificaciones, insultos, exabruptos, etc. También en la zona de competición he visto muchas veces a directores de club, coach, etc, enfrentarse dialécticamente y con total falta de respeto e incluso a veces con amenazas de agresión proferidas por alguno de ellos hacia el otro. Incluso he podido ver descaradas actuaciones de prevaricación en algunos casos de árbitros que daban ganador a competidores de su ámbito de influencia (amigos, alumnos de amigos etc.) Creo que eso en algún momento dado, todos lo hemos visto, aunque no haya sido una tónica general.

Entiendo que en las competiciones pueda haber intereses de clubes y rivalidad, al igual que puede ocurrir en futbol, baloncesto, etc. pero no que se resuelvan de esa manera, dando tan pobre imagen del karate.

Segunda – Por otro lado, y desde el punto de vista técnico, también detecté sobre todo a partir de los “90” que el mundo de la competición ya no caminaba paralelo a la práctica marcial, sino que, ya eran dos líneas divergentes. Donde había una alta especialización en el aspecto de alto rendimiento deportivo, en detrimento de otros aspectos esenciales para la evolución como karateka o budoka. Motivos éstos por los que decidí desvincularme de ese tipo de práctica totalmente, declarándome “entidad no competitiva”, para centrarme definitivamente y al 100% en una práctica de estudio, investigación y pedagogía (con mis aciertos y errores).

MOMENTOS DEL DOJO

Tomé esta decisión por entender que ese ambiente era insano, pues se había contaminado de los valores negativos de la alienante sociedad de consumo donde parece que lo único importante es “ganar”, todo vale con tal de ganar, el ego es lo más importante, la apariencia (imagen) y la notoriedad mediática. Salir en la foto con los trofeos y medallas parece que es lo esencial para muchas personas y así conseguir alumnos y tener más volumen de negocio.

Posiblemente haya maestros que hayan podido compaginar los dos aspectos, NO ES MI INTENCIÓN OFENDER A QUIENES LO HAYAN LOGRADO, pero yo me he sentido incapaz, era algo que me desbordaba, reconozco que esa es una de mis carencias, por eso decidí enfocar únicamente al karate tradicional, para desarrollar lo mejor posible esa faceta, aun siendo consciente de que perdería una cuota importante del mercado.

EL MAESTRO

 En la actualidad estoy impartiendo seminarios a diferentes senseis en al ámbito nacional e internacional que demandan cursos de formación en “Metodología e investigación sobre el Karate tradicional”. Todo esto ha surgido a raíz del proyecto desarrollado y materializado en el libro que he editado en 2011. “Metodología Integral Karate Kata”.

Dentro del grupo de alumnos que se han graduado como cinturones negros (unos 200 entre C Negro infantil y 7º Dan), algunos de ellos, se han formado a su vez como profesores e imparten o impartieron en su momento clases en centros deportivos de la zona y en otros puntos de Asturias y de España. En la actualidad y desde hace ya 9 años tiene alumnos (maestros) que le siguen en diferentes puntos de la geografía nacional para desarrollar su método de trabajo SBKI (Shotokan, Budo, Karate, Integral) surgido a raíz del libro “Metodología Integral Karate Kata”. Habiendo desarrollado un sistema pedagógico totalmente innovador, riguroso, científico y eminentemente práctico, pero perfectamente imbricado con las bases técnicas y filosóficas de nuestro estilo (Shotokan). El mismo, está teniendo gran demanda en numerosos puntos de la geografía nacional. Teniendo en la actualidad siete delegaciones de este sistema de trabajo en Valencia, Murcia, Madrid, Menorca, Barcelona, Melilla y Guipúzcoa. En la actualidad también está siendo solicitado para impartir seminarios de alta formación en India, República Dominicana, Estados Unidos, Perú, México, Magreb.

30 de mayo de 2020

ALUMNOS DESTACADOS

En este apartado debería poner a todos los alumnos, pues para mí, todos son importantes, se esfuerzan y colaboran en este ilusionante proyecto de vida. No obstante, haré una especial mención de aquellos que por su trayectoria en el tiempo poseen una experiencia y destreza que como todos sabemos únicamente se logra con la constancia y el esfuerzo. Así como un grado de madurez y comprensión del karate con rango de ciencia “humanística” y “arte”. Como anteriormente he citado, somos una entidad “no competitiva”. Por lo que los alumnos destacados lo son en grados técnicos.

MI OBRA PEDAGÓGICA

Libro “Metodología Integral Karate Kata” Español e Inglés

http://www.gimnasiookinawa.com/files/libro_castellano.pdf

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.