El Significado de Magokoro en el Karate

magokoro-1Hace unos días Fujita Sensei y yo hablábamos, antes del entrenamiento, del Concepto y significado de Kimochi. No sólo de las acepciones de la palabra en sí misma, sino del Concepto y sus diferentes componentes. Y ahí, en esa conversación, surgió la palabra Magokoro, totalmente desconocida para mi, además de otras palabras y Conceptos importantes del Karate.

He de explicar que en el último año, entrenando Uechi-Ryu junto a Fujita Sensei, y bajo la dirección de nuestro amigo y Maestro Angel Arenas, he conseguido aprender muchas cosas, no solo del cómo, sino también del porqué del Karate.

Al margen de lo excitante que resulta aprender un Estilo tan puro, tan de verdad como Uechi-Ryu, y, además, de una fuente no contaminada como es el contacto permanente y personal de nuestro Grupo y nuestro Maestro Angel Arenas con Kiyohide Shinjo Sensei; resulta especialmente gratificante la camaradería que hemos desarrollado con Seigo Fujita Sensei, uno más entre nosotros a la hora de entrenar, a pesar de sus 70 años y de su grado. Todo un ejemplo de humildad y… de Magokoro.

En mi caso, y creo que también en el suyo, nos retroalimentamos mutuamente ya que yo pregunto y el, si no lo sabe, lo investiga y vuelve con el fruto de lo buscado, y ambos lo discutimos, le buscamos matices y posibilidades, y llegamos a conclusiones comunes que, muchas veces, yo escribo y publico, o guardo en un archivo para un libro que el esta preparando.

El dice que nadie le hace las preguntas que yo le hago y que eso le obliga a investigar y aprender, y por ello ambos progresamos mucho en nuestra comprensión de lo que hacemos. No es solo erudición, es poder conocer los Principios Rectores de lo que hacemos, entenderlos y poder explicarlos.

Cuando surgió la palabra Magokoro fue porque yo, desmenuzando todas las facetas de Kimochi, dije que era imposible tener Kimochi sin sinceridad. Fujita Sensei contesto ¡Magokoro!.

Veamos pues que significa y representa tal palabra:

Magokoro es una palabra  Japonesa compuesta por dos kanji   真 MA que significa “Verdad” y KOKORO心  que significa “Corazón, Mente o Espíritu “.

La verdad es que la palabra Magokoro tiene muchas acepciones e interpretaciones distintas, aunque normalmente se suele interpretar como “Cordialidad o Corazón verdadero”, también por Sinceridad.

Magokoro tiene todos esos significados, entre los que están implicados también devoción y afecto  profundos, ello implica que aquello que se haga con Magokoro como Principio Rector ha de hacerse con todo el corazón, con toda la entrega, y, conociendo la dualidad del significado de Kokoro /Shin, con pleno conocimiento.

Sin embargo, “Magokoro” implica, siempre, que la verdad ha de estar presente.

誠意の有る Magokoro implica también : De buena fe (Sincero, honesto, verdadero) .

真  Ma  Sincero, 正直  Shōjiki Honesto, 誠実 Seijitsu Verdadero. Son diferentes complementos de Magokoro que encontraremos si vamos al diccionario a buscar la palabra. Todos ellos implican lo mismo :Veracidad y Sinceridad en lo que se hace y también Honestidad.

Hay toda una actitud básica ante la Vida que proviene del  Shintō y que se enfatiza en  makoto no kokoro (“Corazón de verdad, o corazón sincero”),o magokoro (“corazón sincero”).

Esta actitud proviene de la revelación de la Veracidad del Kami  y su proyección en el hombre.

Es generalmente la actitud sincera de una persona que entrega lo mejor de si mismo en el trabajo que ha elegido, o en su relación para con los demás, una actitud ante la vida que, como vemos, en los Japoneses tiene un trasfondo religioso, como todo el Código de Bushido.

El Shintō es una religión profundamente ética que no ignora la moral individual y las virtues, como la Lealtad, la Piedad y, el Amor, o la Fe.

Aunque se considera más importante  la búsqueda de Magokoro,  especialmente porque constituye una actitud vital dinámica que proporciona todas esas otras virtudes antes nombradas .

En los textos antiguos   Magokoro era interpretado  como “mente pura y brillante” o “mente brillante , pura, recta , y sincera.”

Así es que, si recapitulamos, Magokoro es parte importante del Alma japonesa y, también, del Karate.

Yo no Bi, la excesiva preocupación por la forma, es un defecto señalado, muy de actualidad, aunque no moderno, ya que advertía sobre el Kenwa Mabuni en los años treinta y cuarenta, pero que con la Competición de Kata, se ha agravado.

Esa excesiva preocupación por la forma y la belleza exterior, hace que un Kata no tenga Kimochi porque se transforma en una representación teatral ante la ausencia de Magokoro.

Algo que deberían tener presente los competidores de Kata y sus entrenadores, ya que todo el esfuerzo duro del entrenamiento debería, precisamente, traducirse en Kimochi con solo dejarse llevar por Magokoro.

Igualmente en Kumite, Magokoro se traduce en Kimochi y este se proyecta al exterior en cada gesto, y de forma muy importante, con la mirada. Eso se nota y se ve, e influye en el ánimo del adversario. Una parte importante de Tou Kon 闘魂 ,del Espíritu de Combate, un vector esencial del mismo, es Magokoro.

Magokoro es Karate, y Karate es Magokoro. No hay otra.

Sin Magokoro el Karate no puede llamarse verdadero. Sin la sinceridad, veracidad y compromiso profundo no hay verdadero Karate. Así de sencillo y así de rotundo.

Magokoro es indispensable para que lo exterior y lo interior se unan. En el entrenamiento es preferible realizar tres o cuatro movimientos de Kihon con Magokoro que cincuenta sin el.

Cuando hablamos de la concentración y transmisión de la fuerza, de la energía, del Qi, hablamos también de la acción de la voluntad, por eso Kimochi, aquel que tiene Qi, necesita de esa componente, del compromiso total, sincero y verdadero, que significa Magokoro.

Suchu Ryoku, el foco, la capacidad de enfocar todas las componentes en una sola, necesita pues de Magokoro.

Además Magokoro implica también una voluntad de perfección personal presidida por la sinceridad en el auto – análisis, por la asunción y reconocimiento de los propios fallos y errores, y el propósito sincero de corregirlos y enmendarlos.

Las cosas que aprendemos en el Dojo no las aprendemos sólo para su aplicación en el, sino en la Vida diaria, y hay muchas situaciones en ambos ámbitos que no somos capaces de aprender, ni extraer las numerosas lecciones que recibimos y que nos harían evolucionar y progresar, muchas veces por propia y equivocada conveniencia, o por el sentido complaciente de que ya lo sabemos o hemos practicado.Sin Magokoro no tendremos desarrollado el sentido de la autocritica sobre nuestras capacidades reales.

El Ego es el principal causante de todos esos males, parece como si nos molestase constatar que otros saben más que nosotros, o que conocen o hacen cosas que nosotros ni conocemos, ni somos capaces de hacer. Eso, muchas veces proviene del miedo que nos produce perder nuestro estatus o la consideración del grupo. Algo de eso ocurre con los grados. Casi consideramos un insulto personal el que un inferior en grado sea capaz de hacer las cosas mejor que nosotros.

Eso, que parece algo exclusivo del Karate y otros Budos, no lo es en absoluto, y, en cierta medida, explica el porqué de la mediocridad que impera en algunos entornos profesionales.

Karate-do es un Camino de autoperfección que necesita de la Sinceridad y la Veracidad, no de la autocomplacencia. Sin Magokoro, sin ese Espíritu, no hay humildad, y sin esta, no hay verdadero Karate y, desde luego, no hay Maestría.

El Maestro de Karate, si es Shihan, si es un ejemplo a seguir, un modelo, no puede ser inconsciente ni de lo que sabe, ni de lo que ignora. Y, sin Magokoro, no es nada.

Por último me gustaría hablar de Kagami, un importante aspecto simbólico del Shinto que debe presidir todo Kamidana como un gran símbolo de perfección y progreso personal .

religiao5

Kagami  鏡Es el pequeño espejo que preside el Kamidana, el Altar Shinto que suele presidir un Dojo.

kamidana
El Kagami es el espejo que no miente, que está lleno de Magokoro, el que sirve para reflejarnos a nosotros mismos para que seamos capaces de vernos tal cual somos en realidad, y no como creemos que somos. Con todo lo bueno y lo malo que hay en nosotros, con nuestras virtudes y defectos. Así es que si nuestro corazón es honesto, si tenemos Magokoro, el Kagami nunca nos mentira.Kagami es un símbolo, una metáfora, pero, también, una realidad deseable.

No hace falta tener un Kamidana con Kagami, en nuestro Dojo suele haber espejos, miremonos en ellos con los ojos de la honestidad, de la sinceridad, y de la humildad, con Magokoro. Si así lo hacemos, con el verdadero espíritu de Onegaishimas ante nuestros compañeros, ellos serán también nuestro Kagami, el espejo en el que mirarse y del cual aprender, y nosotros el suyo.

Muchas gracias al Maestro Seigo Fujita por ser mi Kagami, después de casi cincuenta años de práctica del Karate-do, al fin he comprendido, gracias a el, que es lo importante y que es lo accesorio.

Fuente: iostk.blogspot.com.es

Author: Ramon Fernandez-Cid

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.