Handan ryuku, Fuerza del discernimiento.

Carmelo Marco Gracia
 

半断力

はんだんりょく

Handan ryuku, Fuerza del discernimiento.

Tercera Fuerza del Nanbudo.

Se trata de la Fuerza que nos permite tener o conseguir una capacidad de juicio clara y estable. En nuestro país, “discernimiento” no es una palabra muy usada, tal como sucede en otros países en los que su uso es más común. Para nosotros resulta más cotidiano usar sinónimos como clarividencia, lucidez, raciocinio, sensatez, juicio, perspicacia, etc. Discernimiento se define como el juicio por cuyo medio, o por medio del cual, percibimos y declaramos la diferencia existente entre varias cosas. Esto implica el tener criterio, un modelo de valores o principios considerados una autoridad moral (tradiciones, conciencia, filosofías o preceptos) para conocer la consecuencia o inconveniencia de las cosas.   Examinando los kanji de Handan Ryoku (半断力) podemos encontrar estos significados: 半, Han, hace referencia a un “sello” o a un “juicio”. 断, Dan, su traducción es más concisa, quiere decir “juicio”. 半断, Handan, la combinación de los dos kanji nos da los significados de: “un juicio”, “una determinación” o “un discernimiento”. Para nosotros nos puede resultar más compresible entender Handan como una determinación. Pero cuidado, en un símil de familia, aparecería como “hija”de esta fuerza, y también ocuparía este valor familiar en la siguiente fuerza, Danko Ryoku que hace referencia a la acción dinámica. 力, Ryoku, se traduce como “fuerza” o “poder”. 半断力, Handan Ryoku lo entendemos como el “poder de decisión” o del “buen juicio”. Esto es, la “determinación” o el “tener un buen juicio”. Representa que vamos en una dirección, nos fijamos un objetivo, y nos disponemos a avanzar endureciéndonos como una roca donde ni vientos ni tempestades, ni montañas ni valles, ni obstáculos ni dificultades nos impedirán seguir, para finalmente llegar a la meta. El principio de la determinación básicamente es termino (terminar, acabar), y esto implica el hecho de disponer de la osadía para terminar acabar aquella meta trazada. Existe un dicho que dice: quien determina, termina. En su oposición, la indeterminación es la duda. Handan Ryoku nos predispone para tener determinación, una vez realizado el buen juicio de actuar, para vencer las dudas que en el camino hacia la finalidad puedan aparecer y encaminarnos con firmeza hacia esa meta trazada sin detenernos hasta haberla terminado o alcanzado. La perseverancia y la determinación son principios de suma importancia, sin éstos, ni el talento, la genialidad o la educación adquirirían sus plenos valores. El Nanbudo nos propone un objetivo y sus siete fuerzas nos ayudan a conseguirlo. A través de nuestro arte, cada cual entiende su propio fin y discierne sobre los caminos a tomar para alcanzarlo, pero al final cada uno de esos caminos nos transporta hacia la armonía… hacia el pleno concepto de vida. Este objetivo puede resultar complejo en su globalidad, por eso resultará necesario dosificarlo en pequeñas metas intermedias siempre de acorde a cada persona. El Nanbudo se adapta perfectamente a la individualidad o problemática de cada cual. Estas pequeñas metas o etapas, tanto si se logran como si no, transforman al individuo… pues canalizan los recursos mentales hacia el objetivo específico. Handan Ryoku carga y recarga la mente y el cuerpo con determinación, con el buen juicio, con la perseverancia. Esta es la fuerza que antaño utilizábamos en la combinación sanban del randori (el primer oi mae geri) en sustitución del Kiai. La determinación puede incluso ayudar para superar las limitaciones o disminuciones físicas y hacer que todos puedan lograr la grandeza del objetivo. Nambudo2 ¿Cómo sucede esto? La fuerza del discernimiento, y por consiguiente de la determinación, es la que activa poderes increíbles que se hallan dentro de uno mismo: tenacidad, tolerancia ante la presión, creatividad, perseverancia, etc. Ante la falta de habilidades, Handan Ryuku genera entusiasmo, y este es un valor vital para alcanzar metas ya sean marciales o personales. El deseo de querer expresar lo “que tu eres” o Yuki Da, te lleva con tal energía que cualquier adversidad que se presente no te impedirá conseguir tus aspiraciones. No seas pesimista de tu situación, se previsor… y refuerza tu proyecto, trata de ser positivo y con el pensamiento enfocado a soluciones. Porque ser positivo significa ser consciente de tener habilidades y recursos personales para salir adelante. Se consciente de que puedes conseguirlo y cumplir tus objetivos: piensa que la vida cambia cuando uno cambia. Estar determinado a conseguir tu propósito, te pone en un estado especial que te asegura dosis ilimitadas de energía, inspiración y motivación. Cultiva la dedicación, el entusiasmo, ten fe y cree en ti mismo, se paciente porque cada una de las metas que te propongas lleva un proceso, y sobre todo vive el momento presente porque eso hará que fijes tu atención centrada en el objetivo: concentración.   La vida propone retos y entonces no tienes lugar para excusarte de ellos. Y es en esos momentos cuando la voluntad personal y los deseos propios de transformar dichos instantes juegan un papel especial. El ejemplo más visible es de aquellas personas, con algún tipo de discapacidad mental o física, que día a día luchan para evitar que su vida se convierta en un hecho intranscendente y que a base de gran voluntad y determinación superan barreras normalmente muy difíciles o incluso a la vista de los demás, imposibles. El Nanbudo, en este sentido, tiene siempre una puerta abierta que permite a través de la adaptación, que toda persona pueda cumplir esos dificultosos retos que propone la vida. “La inspiración manifiesta tu destino… pero es la determinación y la lucidez quien con seguridad te lleva a él”.   Discernir expresa además de medir fuerzas y de valorarse, el evaluar nuestras capacidades y el saber arriesgarse en el momento oportuno.Handan Ryuku, el poder del discernimiento, nos indica que es el poder de medir fuerzas, de valorarse y de arriesgarse en y durante los distintos avatares de la vida. Esto no sustituye a la prudencia, hemos en todo momento de mostrarnos sensatos, juiciosos, reflexivos… pues sabemos que el exceso de libertad se encamina al libertinaje y aquí puede suceder igual, determinación no es imprudencia, por eso hay que ser conscientes y de saber valorar cada instante o acción de nuestra existencia. La buena vida hace al hombre sabio y experimentado en muchas cosas, sobre todo a quien camina en la humildad. Nambudo3 Los principios del Nanbudo son claros: Chikarada trata de lo que soy ¿Qué quiero ser?;  Yukida trata acerca de lo que yo creo, ¿Cuál es mi creencia… creo plenamente en ella? y  Shinnenda trata a su vez acerca de lo que estoy haciendo, ¿Qué hago o qué es lo que estoy haciendo?… es ahora cuando se hace urgente y necesario preguntarse seriamente ¿qué, quién o cómo soy?, ¿qué quiero?, ¿puedo o no conseguirlo… y si lo consigo, por cuánto tiempo?, ¿con qué medios cuento?, ¿puedo dar todo de mí… quiero darlo? Pues es aquí donde el destino está en tus manos. Finalmente, el discernimiento nos ofrece la opción de la elección, de la opción. En la vida, en el arte marcial, en el combate mismo… llega el momento de la opción, que significa elegir con libertad, responsabilidad y madurez. Se caracteriza por el abrazar con firmeza un ideal o un estilo de vida, el comprometerse con fuerza para realizarlo, alcanzarlo y conservarlo. Cuando llegamos aquí, la búsqueda llega a un encuentro, y el discernimiento o determinación desemboca en una opción. Cuando elegimos no significa desterrar las otras opciones, sino dar primacía a una de ellas para conseguir una causa, meta o ideal concreto. La persona determinada se caracteriza porque vive, y lo hace sin reservas, no renuncia por nada, evita las lamentaciones, no es miedosa o temerosa, lucha a pesar de la oposición, aguanta al desánimo. La sabiduría es la encargada de discernir entre la determinación y la terquedad, pues la terquedad es síntoma de la desobediencia, nos lleva al estancamiento y es la cuna del egoísmo. Handan Ryoku forma parte del mantra del Nanbudo que recitamos en un estado mental de concentración y meditación, y más concretamente se resalta el ansía de interiorizar la determinación en su autoconvencimiento propio del Noryoku Kaihatsu Ho:

私は精通した判断力と持っています

Watashi wa seitsushita handan ryuku-o motte imasu.

Mi fuerza del juicio es precisa, por lo que…

mi toma de decisiones es ajustada ante la acción requerida.

Fuente: koryubudo.blogspot.com.es

Carmelo Marco Gracia

Author: Carmelo Marco Gracia

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *