Homenaje al Maestro Santiago Velilla Fuentes.

“Un hilo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo rojo se puede estirar, contraer o enredar, pero nunca romper”. Una leyenda japonesa.

Llevo un tiempo reflexionando sobre el tema de los reconocimientos, estos que se realizan a las personas que han representado algo, en algún determinado aspecto de la sociedad, puede ser el deportivo, político, científico, cultural, etc.

Sinceramente, para mí no me gustan los homenajes, me encuentro muy desubicado, e incluso cuando me los han hecho “que por suerte han sido muy pocos”, he pasado cierta vergüenza. 

Pero una cosa tengo clara, los reconocimientos de corazón deben de realizarse cuando la persona esta viva, no cuando ya no está con nosotros.

Desde este foro como medio de comunicación con mis compañer@s, colegas y amig@s, y como creo que tengo un Giri con el, quiero trasmitirle mis respetos, mi eterno agradecimiento por todo lo que me ha dado y lo que ha dado al mundo del Karate-do y que este mundo a veces muy egoísta y demasiado competitivo y muy politizado, creo no le ha devuelto en su justa medida.

Este gran maestro y amigo del alma es Santiago Velilla Fuentes, con el carnet número 9 de Cinturón negro de la Federación Española de Karate y con el grado de 4º Dan. Sí, habéis leído bien con 60 años de práctica  “4ºDAN”. Creo que tenemos una gran deuda con un gran maestro, un pionero que demostró su valía a lo largo de toda su vida, pero que los organismos oficiales, entiéndase federaciones Autonómica o Nacional creo se olvidaron un poco de él.

En Marzo de 1960, se enfundo por primera vez en un kimono de karate, que por cierto se los alquilaba con la cuota del gimnasio, su maestro D. Luis Zapatero. Comenzó practicando Kyokusinkai, paso por Goju-ryu, Shotokan, Tsukokai, Sankukai y termino con Shito-ryu del maestro Ishimi.

Pionero del Karate en la Rioja y Tenerife, y como cuenta el, dos regiones que a día de hoy no deben de saberlo, pues nunca recibió noticia ni reconocimiento alguno.

Su curiosidad infinita, su deseo de aprender, buscador infatigable, ha tenido como resultado ser el Maestro creador de Shirima-Tao, Sikara-Iusan-Lucero del Alba, Wu-Hi (Shirima San). Ha escrito 5 libros.

En Febrero de 1987  durante el Congreso de profesores y cintos negros de Santander, conocí al que llegaría a ser uno de mis maestros y amigo, Santiago Velilla, que a una consulta que le hice nada más acabar su conferencia, sin dudarlo un momento me ofreció la fotocopia de la ponencia que acababa de impartir, a partir de aquí comenzó una amistad que aún perdura. Santiago me inicio en Chikung, Iaido, Aikido, Medicina China, Katsugen, Karate interno, Zen, etc. Indudablemente fue el principio de lo que ahora soy como budoka. Yo mismo nunca estaré seguro  que tanto hay de él en mí, como budoka y guerrero, pero hay mucho.

Muchos son los momentos en los que hemos compartido tatami, ya sea en un dojo o en la naturaleza, días y horas intensos y a veces muy duros, pero siempre gratificantes. Las más de las veces en grupo, pero también en solitario en su dojo, junto a su inseparable sempai Victor.

Parafraseando a García Márquez, “Con todo, los mejores recuerdos de esa escuela errante no han sido las clases sino los recreos”. Después de los duros entrenamientos. venían las cervecitas, las charlas, las risas, los abrazos, junto a mi inseparable compañera Rosa, con Vitori su querida esposa, Victor, Luis Alberto, Raul, …

Lo cierto es que Santiago no es solo Santiago, es Amistad, bondad, generosidad, desprendimiento, corazón… Y también nadie puede imaginarse cuál es el altísimo precio que ha pagado por la desgracia de ser tan confiado, generoso y buena persona. Un ser humano que ha sufrido como nadie la ingratitud, el engaño, la deslealtad, la envidia, .. Pero que siempre como el ave fénix se ha levantado de las cenizas, teniendo a su lado a su familia y a sus amigos del alma. Santiago siempre esta en nuestros corazones y en la memoria colectiva del Karate español.

En este homenaje-agradecimiento me gustaría incluir a muchos amigos que también les ha dejado huella, pero he elegido solo a tres, que seguro representan a muchos más. Para ello los maestros Ramón Fernandez-Cid, Esteban Pérez Matas y Luis Alberto García Espadas, con generosidad y lealtad han querido participar en este “homenaje” brindando unas palabras dedicadas a nuestro Amigo del alma. 

——ooOoo——

SOBRE SANTIAGO VELILLA 

Por Ramón Fernandez-Cid 

Fernando Martín Millana me ha pedido que escriba algo sobre Santiago Velilla, y, para hacerlo, voy a basarme en mis recuerdos más queridos sobre el Karate y las personas con las que entrené que más influencia tuvieron en mi vida. 

Conocí a Santiago cuando estaba realizando su Servicio Militar en la Policía Militar del Campamento de Reclutas de Hoya Fría en Santa Cruz de Tenerife. Yo acababa de llegar desde Sidi Ifni tras la entrega del Territorio a Marruecos, y me quedaban unos meses que cumplir de mi compromiso como voluntario, y tras dejar el Grupo de Polícia de Ifni num I en el Aaiun donde se disolvió , fui destinado a la Jefatura de Automóviles de Canarias en La Cuesta. 

Yo venía de entrenar Karate en Ifni con Juan Bish y el Teniente Font, y me entere por casualidad que había un Grupo que entrenaba Karate Kyokushinkai en la Policía Militar de Hoya Fría, y para allá me fui. El Profesor era Santiago Velilla, entonces cinto marron, ya que aprobó el Primer Dan haciendo la mili, y me uni al grupo de entrenamiento. Otros días de la semana también daba clases en el Gimnasio Kodokan de Domingo Tenoury en la Rambla, así es que entrené durante el tiempo que duró su Servicio Militar con Santiago todos los días de la semana. 

 Grupo de Karate del Campamento de Reclutas de Hoya Fría, Tenerife, en 1969 

Otra faceta era que, por iniciativa de Santiago, nos reuníamos en un Salón de Té de la Calle Castillo para hablar de Karate y de cultura japonesa. 

Realizamos muchas exhibiciones de Karate, durante el tiempo que Santiago estuvo en Tenerife, y después de marcharse el, Jeronimo Ruiz Cordero y yo, basándonos en el patrón que habíamos aprendido con Santiago, realizamos muchísimas más exhibiciones en toda la isla de Tenerife, y también para RTVE en Canarias y diversas entrevistas en prensa, radio y televisión para promocionar el Karate. 

Recuerdo una exhibición que fue muy importante por su trascendencia, cuya fotografía adjunto a continuación , y que realizó el fotógrafo de Oviedo Angel Ricardo, que también cumplía su Servicio Militar, ante el Capitán General de Canarias y que fue televisada. 

Exhibición en Hoya Fría ante el Capitán General de Canarias

Cuando Santiago se volvió para Zaragoza, su Maestro Luis Zapatero me otorgó el cinto marrón, y me convertí en el grado más alto del Karate en la Federación de Judo y Director y fundador del Departamento de Karate de la Federación Tinerfeña de Judo. También funde el Club de Karate de la Universidad de La Laguna en donde estudiaba Medicina y daba clases de Karate. Jerónimo lo hacía en la OJE.Pedro Rafael Castro tenía también un grupo propio de alumnos, aunque no recuerdo la razón por la cual no se había incorporado todavía a la Federación. 

Rebobinando los recuerdos y analizando lo vivido, he llegado a la conclusión de que la influencia que tuvo Santiago Velilla en mi fue enorme, porque me dio un Camino moral a seguir que me ha servido muchísimo de referencia a lo largo de mi vida. También, a través de un entrenamiento muy duro, creo en mi un espíritu de sufrimiento y superación que me ha preparado para soportar las cosas que me ha tocado vivir después. 

Uno vive, entrena, aprende, y con el tiempo llega a tener la capacidad de entender que es lo que le ha ocurrido, como lo ha vivido, y…… a veces, se da cuenta de a quién se lo debe. 

Durante mi vida como karateka, ya muy larga, he tenido la influencia técnica y moral de unas cuantas personas, pero he llegado a la conclusión con el tiempo de que aquel periodo de formación inicial que pasé con Santiago Velilla, el ser su alumno, fue un periodo corto en lo que representan más de 50 años de práctica de Karate, pero que dejo en mi una impronta que se fue desarrollando a lo largo de los años. 

En 1971, se realizó el Primer Curso de Profesores de Karate en España, que organizó la Escuela Nacional de Preparadores de la Federación Española de Judo que dirigía el Maestro Roland Burger, Santiago se presentaba para el Título de Entrenador Regional y Jeronimo yo para el de Monitor, y tuve ocasión de estar casi un mes conviviendo con Santiago Velilla y sus compañeros de Zaragoza a los que conocí y con los que comparti muchas horas. 

De aquel Curso pionero, el Primero en el Karate Español es la fotografía que va a continuación. Santiago y yo estamos en la primera fila sentados. 

Curso de Profesores de Karate Madrid INEF 1971 

Una noche, que ya he contado más veces, pasada con el Maestro KenEi Mabuni y los Maestros Ishimi y Nakahashi, vi como mi Maestro Yasunari Ishimi les explicaba a los Maestros Mabuni y Nakahashi, que se sorprendió mucho cuando me vio competir en Campeonatos, y que yo levantaba la mano reconociendo cuando era consciente de haber sido marcado. Esa costumbre, que me duro bastantes años, la adquiri, como muchas otras, de Santiago Velilla.Anata wa watashi tsukemashita, era la frase que decía al levantar la mano. 

Le debo muchísimo a los diferentes Maestros con los que he entrenado, especialmente al Maestro Ishimi y al Sifu Shunyou Xu, pero, la base sobre la que se edificó todo lo demás, la pusieron Juan Bish y Santiago Velilla. 

Si analizo la larga trayectoria vivida, he de concluir que todo aquello que me dio la capacidad de resistir y de obrar rectamente, aquello que dotó de conciencia moral a mi Karate, tiene su origen en Santiago Velilla. 

Sobre su enorme influencia sobre el Karate Español baste recordar que alumnos suyos fueron Fernando Rosuero y Antonio Martínez Amillo, entre muchos otros. 

Tengo, por lo tanto, un Giri, una deuda moral de gratitud con Santiago Velilla por haberme enseñado lo más importante del Karate, y del Judo que también aprendí con él. 

——ooOoo——

LUIS ALBERTO GARCÍA

Siempre que hablo de Santiago Velilla, lo hago con una sonrisa y como me marcó en mi Camino, porque gracias a él, pude iniciarme en la Meditación Zen y en la Acupuntura, de eso “sólo” hace unos 34 ó 35 años y que tanto me marcaron en mi Vida. 

Caspe

Espero Santiago cuando leas o escuches estas palabras, te vengan a la memoria aquellos cursos que dirigías en Aragón, en los que entrenábamos de 8 a 10 horas diarias, practicábamos Artes como: Zen, Kyudo, Iaido, Bokken, Jo, Bo, Taichi, Qi Gong, Katsugen Undo, Shiatsu, Shiwari de piedras del río y por supuesto Karate Do. 

O las veces que hemos ido a verte a tu casa nuestro común amigo Esteban Pérez y yo, solo para verte y charlar contigo, entre otras cosas de como era el Karate en sus comienzos en España, que la gente no olvide que tú fuiste uno de sus pioneros que tanto tenemos que agradecer. O cuando tenía que ir a Zaragoza por mi anterior trabajo, siempre que podía te llamaba para verte. 

Luis Alberto y Santiago

Estas palabras las escribo desde mi más profundo respeto y agradecimiento, Amigo y Maestro. 

Gracias por todo lo que me has aportado. 

I SHIN DEN SHIN

Santiago, Luis Alberto y Esteban

——ooOoo——

ESTEBAN PÉREZ MATAS

Si no puedes leer bien el anterior texto pulsa aquí.

Share This Post On

2 Comments

  1. Avatar

    Si hubiera que buscar, entre todas las personas que saben mucho sobre el Budo en España yo destacaría a dos :Santiago Velilla y Juan Bish. Y yo tuve la enorme suerte de poder entrenar y aprender de ambos, no solo eso : Fueron los que me iniciaron, los que pusieron la base de todo lo demás.

    Post a Reply
  2. Avatar

    Merecidísimo post a uno de los grandes iniciadores de la práctica del karate en España, he tenido la suerte de que haya sido mi maestro, no por mucho tiempo pero el suficiente para sembrar en mi la semilla de la curiosidad y el descubrimiento, gracias Fernando y Ramón por el noble gesto de poner al maestro Velilla en el lugar que le corresponde.

    Post a Reply

Responder a Ramón Fernandez-Cid Castaño Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad