Presentación Libro Santiago Velilla

El sábado 06 de octubre Santiago Velilla realizó el acto de presentación de su primer libro El CHI con la práctica armónica del Karate-do en la Comunidad de Madrid, el escenario elegido fue un hotel de Fuenlabrada y por motivos de espacio de la sala acudimos casi un centenar de personas invitados por el Patronato Municipal de Deporte de esa localidad.

S.Velilla-en-Fuenlabrada

Entre las personalidades del mundo de karate citaré a Yashunari Ishimi representante para Europa de Shito-kai, Antonio Torres presidente de la Federación Madrileña de Karate, Esteban Pérez director de Organización de la Federación Mundial de karate, excusaron su asistencia Antonio Espinós (presidente WFK) estaba en Holanda y Faustino Soria (presidente FEK) se encontraba en Extremadura por motivos representación del cargo; acudieron varios sextos danes FEK, karatecas de diferentes grados y también estuvieron presentes profesionales de otros campos (pedagogía, medicina, psicología…)

El acto fue presentado por Antonio Mañero director técnico PMD del Ayuntamiento de Fuenlabrada y Esteban Pérez profesor de la Escuela de karate.

Durante una corta hora y media Santiago Velilla fue exponiendo con su personalidad y con profundos rasgos humanos su trayectoria en la vida que le ha llevado a crear un estilo propio  “Shirima”.

Sirviéndose de anécdotas, muchas de ellas vividas y compartidas con algunos de nosotros, ayudado por un retroproyector con el que mostró viejas fotografías en Blanco y Negro, recortes de prensa hasta llegar a la actualidad; fue desgranando sus pasos inicialmente de boxeador que para ganar tenia que dañar al contrario, después un karateca que debía bloquear a otra persona, hasta crear a su método Shirima donde quiere neutralizar sin provocar lesión, incluso sin contacto.

Entre sus anécdotas destacan las del periodo militar, la práctica prohibida del karate en los sótanos de una emisora de radio en Zaragoza hasta su legalización en el año 1968 solo para varones mayores de 18 años (entonces la mayoría de edad era 21 años y estaba vetado a las mujeres), la enseñanza a los niños se autorizó bien entrada la década de los setenta. Otra de estas anécdotas ocurrió en un campeonato de España celebrado en Madrid donde robaron toda la ropa al equipo y tuvieron que regresar a Aragón con lo puesto. Entre sus fotografías muchos rostros históricos en blanco y negro que suenan en la memoria de los más mayores y de los lectores de los acontecimientos de esa época.

Describió la historia de su aprendizaje inicialmente un tanto autodidacta buscando en libros, películas y en los coetáneos (recordar que estaba proscrito), en aquellos momentos donde había que ser el más duro y “cabezota” por ser aragonés…    tantas lesiones han marcado su cuerpo, su cabeza y su vida, repitiendo y pidiendo en varias ocasiones durante su conferencia que no cometamos sus errores y aprendamos de él, que busquemos asesoramiento. Siempre habla bien de su profesor o su introductor, sin ninguna palabra de rencor porque le dio el mejor conocimiento de entonces, pero insistió en no cometer sus propios errores: caminar descalzos por las piedras del rio, golpear piedras, rompimientos con la cabeza sobre un tatami le produjeron varios pequeños infartos cerebrales, posiciones de trabajo forzadas e incorrectas que han obligado a un retiro temprano a sus rodillas y a colocarlas varias prótesis.

También habló de la energía, de Nambú, de su karate Sankunkai, de ese excepcional personaje que se trasladó a otro país, a otro SETAI, a otro gurú….

Santiago con modestia tras sus 43 años de práctica de karate dice orgulloso es cuarto dan; se acordó también de los amigos y las actividades  al frente de un departamento de la Federación Española de Karate (a muchos nos trajo los recuerdos de los años ochenta en sus cursos con la vara de bambú en su mano).

También contó otras experiencias más cercanas  como ejemplo la ocurrida en 1997, aquella fría mañana antes de que entrase el público, aguantado en Sanchin debajo de las cascadas del Monasterio de Piedra mientras sentíamos golpear en nuestras cabezas el chorro del agua.

Nos enseño físicamente el libro, a distancia, con su humor nos comentó algún problema de la editorial que le había pedido retrasar la edición. Agradeció a los ciudadanos de Madrid y Barcelona la “buena acogida que han dado siempre y lo abiertos que estamos”, aunque comentó que luego hacemos lo que queremos.

Para ser un maestro y crear un estilo propio ha estudiado, vivido, sentido, entendido y recogido sus conocimientos de diversas artes marciales y no marciales como son el boxeo, karate (goyu-ryushito-ryu, shotokan, wado-ryu, kiokushinkai, sankunkai…) aikido, kyudo, Iado, judo, jiu-jitsu, taikido, seitai, tai-chi-chuan, chi-kung, acupuntura, homeopatía, profesor de deporte adaptado…

Más tarde entró en la materia de este primer libro de los tres que tiene escritos y compondrán su legado de enseñanza.

Explica la evolución del “golpe para ganar” a la “neutralización mediante la vibración”, tocó aspectos del movimiento, habló de la longitud de ondas, comentó aspectos del laser en los puntos del organismo, y terminó con la vibración de los diodos LED, logrando una neutralización sin contacto; lo más parecido para explicarlo sería Kyusho sin contacto y es preciso tener conocimientos de kuatsu para reanimación.

Habló de la interrelación de las artes marciales y su complemento, lo apropiado para una personalidad concreta y su compensación, para ello estableció unas referencias con un círculo conteniendo una estrella de cinco puntas.

Explicó su teoría de las fases de avance de la persona incidiendo que “no es sano” estar en una fase más avanzada sin comprender las anteriores, puede llegarse a la locura. Las cinco fases abarcan desde la fase física corporal hasta el estado “guru”. Estableció relaciones entre el chi y el ki,  habló de chacras, mantras….

Estos dos últimos párrafos fundamentales en su presentación, considero que deberían ser explicados personalmente por él que lo va a trasmitir con su vivencia, su obra y sus palabras por lo que he decido no escribirlos aquí evitando cometer una confusión involuntaria; creo que Santiago estará encantado de mostrártelos y resolver tus expectativas.

 

Relató el aprendizaje como una vida de niño a abuelo, y citó a sus más jóvenes amores sus nietas ALBA y ALMA, también tuvo palabras para el revoltoso hijo que por fin ha demostrado los frutos de sus enseñanzas. Nos trasmitió su preocupación porque cada vez hay menos karatecas sugiriendo a los profesores y a los presentes que motivemos para evitar se pierda el esfuerzo de tantos karatecas con los que ha compartido la ilusión de difundir el arte marcial.

 

El programa de actos nos traslado a la pista central del Polideportivo Fernando Martín durante tres horas y media de la mañana del domingo. Empezamos la clase magistral práctica prevista sobre las 10 horas, realizando una introducción para los cursillistas que no estuvieron presentes la tarde anterior.

Explicó la trasmisión de la energía mediante la vibración, duración, difusión y dirección. Realizamos varios ejercicios prácticos con nuestro compañero de espaldas, a cierta distancia y sin contacto, los movimientos generados por la técnica, dirección, apertura y un kiai modulado vocalmente para ser:    concentrado,   enraizado   o   expandido.  También se emplearon técnicas con contacto pactado.

Realizó algunas demostraciones práctica con sus alumnos utilizando la orientación de la energía y golpeo sin contacto, puntos de apertura de energía, canales; otras ejemplos fueron buscar puntos de cierre y apertura de energía golpeando con vara de bambú o con un haz luminoso de un cañón diodos LED de varios colores para modificar la frecuencia de vibración y sus efectos.

Acabamos con una explicación para pensar y redirigir la energía dentro de nuestro cuerpo mientras ejecutamos el kata Sanchín.

Madrid, octubre de 2007

Víctor de Alba

Author: Rincondeldo

Share This Post On

2 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *