La práctica de la Concentración

La práctica de la concentraciónAutor: Taïsen Deshimaru

Editorial:Edicomunicación, S.A.

El despertar supremo surge de la comprensión intima del fín de la ilusión dualista: el ego es inaccesible puesto que no tiene sustancia. Aunque existe es sin realidad, ku. Por eso no podemos atrapar a nuestro espíritu que no tiene sustancia propia. Es suficiente dejar pasar las ilusiones, dejar que se desvanezcan por ellas mismas, y de esta manera, conformarse al orden cósmico y dejarlo obrar. La concentración se establece entonces sin esfuerzo, inconciente, natural, automáticamente, puesto que todo dualismo se ha extinguido en la unificación del espíritu fundio en el espíritu.

Author: Rincondeldo

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *