Intención 意図 ITO

Intención se define como una cosa, propósito o voluntad que una persona piensa o se propone hacer; o una idea que se persigue con cierta acción o comportamiento; un dicho o un hecho que va más allá de lo evidente.

Viene del latín “intentîo” para denominar a la determinación de la voluntad hacia un fin. Esto se aproxima bastante a la idea de Intención en el contexto de las Artes Marciales, ya que lo intencional es consciente… que se lleva a cabo para conseguir un objetivo o para llegar a él. De la intención se dice que suele relacionarse con el deseo que origina una acción y no a su resultado o consecuencia, sin embargo en las AAMM se suele utilizar como el grado de voluntad con que se dota a una acción en busca de un resultado eficaz. La intención se vincula a la actividad de la mente con referencia a un objeto, entidad o finalidad.

En un entrenamiento o práctica, también usamos el vocablo “intención” como la idea o finalidad para la que realizamos determinado ejercicio o acción y sus consecuencias: por ejemplo, una serie de flexiones tiene principalmente la intención de fortalecer de los brazos (entre otras cosas).

Con respecto del Budô o del Wushu, para la idea de “intención” se suele utilizar el ideograma chino “Yì, 意” que en romanji sería “I”. Pero pensamos que esto se hace en un sentido cognitivo, de actuación mental que transforma una idea o reflejo en un pensamiento que determina una actuación, una conciencia. Una “Mente-Intención” es una actividad mental que produce una sensación corporal asociada a la imagen que concibe.

Veamos como suele traducirse (意): “Yì” del chino se entiende como:pensamiento, idea, opinión, mente, corazón, alma, conciencia, significado, sentido, anticipación. “い, I” del japonés se traduce como: idea, mente, corazón, deseo, pensamientos, sentido; prácticamente coinciden ambos idiomas. Se podría entender todo esto en un sentido de “intención” como una determinación de la voluntad en orden a un fin. 

En MTC, el aspecto psicomental que reside en el Bazo es el Yì (意), que se traduce por «intelecto» o a menudo por «alma lógica». El Yì engloba nuestra capacidad para asimilar conceptos e ideas, para comprender, aprender y memorizar.

Existe otro vocablo que también se aproxima a lo que en occidente podría parecerse a “Intención” y es (意味): “Yìwèi” que se traduce del chino como:significado, implicación, interés, sentir. “いみ, Imi” se entiende como:significado, implicar o implicación. En ambos casos nos da una idea de implicación, que en las AAMM también es un término importante y que suele ir muy próximo a la “intención” (hay quienes opinan que se trata de un sinónimo), pero entendemos que “implicación” es una grado de “intención” y puede que viceversa.

Pensamos que el término “Ito” es el más adecuado para lo que entendemos en las AAMM como “intención”. Veamos:

“Ito” (意 図, いと) es una derivación del chino (意圖) y se traduce literalmente como: Intención, objetivo. El verbo “Itosuru” (図意する, いとする) denota el “tener intención de…”, o “para estar pensando (de hacer algo)”. En Pinyin se pronuncia “Yìtú” (意圖, 意图) y claramente su significado es el de “Intención”. 

Se debe diferenciar entre “emoción” e “intención”. Lo primero denota el “querer hacer algo” y lo segundo “el pensar hacer algo”. Lo primero ocurre antes de lo segundo: emoción es anterior a intención, ya que la intención es un comportamiento que existe conseguir o lograr un propósito.

Tiene que existir una Intención no sólo para lograr un propósito, sino para poder pensar cómo lograr aquel propósito: ambos propósito e intención deben ser creados, son como el Yin y el Yang, no tiene sentido en uno sin el otro.

Fuente: nanbudohuesca.blogspot.com

Carmelo Marco Gracia

Author: Carmelo Marco Gracia

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.