La verdadera destreza. La aportación española a la Historia de las artes marciales.

Gustavo de Lerancos

Si Okinawa es la clave para entender cómo, hasta que punto, cuando hablamos de Cultura, los conceptos de Oriente y Occidente pierden realmente sentido a través de algo considerado tan oriental como las Artes Marciales, el método más bien la ciencia, de la Verdadera Destreza, es el vértice donde confluyen Historia, Cultura, Artes Marciales y la negación acomplejada hija del desconocimiento de nuestra valiosa herencia cultural.

A menudo buscamos referentes y místicas en el Lejano Oriente cuando tan solo con escarbar en nuestra cercana tradición descubrimos cosas tan sorprendentes como que la exótica tempura que modernamente hemos incorporado a nuestros yantares, no es ni más ni menos que un ibérico rebozado de toda la vida, llevado a Japón por los jesuitas portugueses y españoles allá por el s. XVI. Y que ahora nos vuelve.

Aunque, si bien como ya hemos visto, el pankration griego nos puede llevar directamente desde la Antigüedad Clásica al kárate de nuestros días, la Verdadera Destreza, resulta en si, en este aspecto, una pista falsa en el camino desde Occidente a Oriente de las Artes Marciales.

¿En qué consiste la Verdadera Destreza?

La Verdadera Destreza es un método de lucha, de lucha con espada, basado en las enseñanzas y la obra de Don Jerónimo Sánchez de Carranza, autor del libro De la Filosofia de las Armas y de su Destreza y la Agression y Defensa Cristiana (1.569).
Este sistema basado en la razón, la geometría y las matemáticas y que más allá de un manual de lucha es un compendio filosófico y moral, fue desarrollado por Don Luís Pacheco de Narváez, maestro de armas del rey Felipe IV de España, a través de sus once obras publicadas.
El método acabaría por convertirse en la principal escuela de esgrima española, imponiéndose a la denomina Destreza Común, vigente hasta el momento. Tuvo y tiene una gran influencia y difusión. Tanto es así que aún hoy en día se ofrecen seminarios y hay quienes debaten sobre su influencia en otras Artes Marciales orientales, como la Eskrima de Filipinas, aunque he aquí la pista falsa a la que nos referíamos.
España tuvo dominio de varios siglos sobre las Islas Filipinas, de donde es originario este Arte Marcial, cuyos practicantes manejan con contundente destreza un bastón corto. Si de algún modo recibieron influencia de la esgrima española, esta más bien tuvo que provenir de la esgrima común de la soldadesca y la marinería que se batió por aquellos lares, más que de la Verdadera Destreza, más extendida entre los espadachines civiles en sus lances y reyertas a punta de espada ropera.

¿Cómo se llega desde el olímpico Pankration a la Verdadera Destreza española?

Al respecto de todo esto y centrándonos en la propia Europa, si el pankration griego es el bisabuelo del kárate y si la Verdadera Destreza es en cierto modo similar al famoso Hagakure (el libro secreto del samurai japonés, escrito en el siglo XVIII); si la cultura y las artes están en el fondo tan interconectadas, ¿cómo se explica la evolución tan dispar entre las Artes Marciales asiáticas y las europeas, las cuales hemos tenido que importar ante la aparente carencia (más bien desconocimiento) que sufrimos?
La respuesta la hallamos en primer lugar en que en Europa, como en todos lados, la cultura se adapta a las necesidades. De este modo las Artes Marciales europeas siguieron una evolución paralela a la de las tecnologías aplicadas al arte de la guerra, quedando tempranamente relegadas las técnicas de lucha con la mano desnuda, así como en su momento, la esgrima fue arrinconada por las armas de fuego.

Es reveladora la historia de la práctica desaparición del pankration de la faz de Europa. En Grecia, el permanente estado de guerra entre las polis condujo a que el final sólo pudiera quedar una, y esa una no sería ninguna de las ciudades helenas, ni siquiera ninguno de los esquejes de cultura griega que desde Ampurias al Ponto prosperaban alrededor del Mediterráneo. Sería una Roma militarista e imperial aunque en cierto modo desde sus orígenes muy en deuda con la cultura griega que acabaría por liquidar. Ya en época romana, el pankration se vería rebasado por la violencia y el sucio negocio de las sangrientas luchas de gladiadores para ser finalmente apuntillado por las beatas prohibiciones de los inmorales emperadores bizantinos cristianos, de todo lo que oliera a juegos paganos.
No cabe duda de que los deportes y entretenimientos son el reflejo del estado moral de una sociedad (pensemos sino en el fútbol contemporáneo…).

Para finalizar y relacionada con todo esta historia, una película, Los Inmortales (Highlander), 1.986.
Vale, está llena de anacronismos, pero algo debían saber los guionistas de todo este rollo que os he explicado. Y además me gusta mucho.
Os pongo dos trocitos, el segundo sólo lo he encontrado en inglés (sorry). Aquí un maestro de armas español, encarnado por Sean Connery, adiestra al escocés Connor MacLeod en el manejo de la espada, porque al final, “sólo puede quedar uno”.
Además, fijaos que el arma que lleva Juan Ramírez Sanchez-Villalobos es, ¡una katana japonesa! Ni más ni menos: esto sí que es transmisión cultural.

 

Para saber más (y mejor):
*Asociación Española de Esgrima antigua: Las Escuelas de Esgrima Españolas La “Verdadera Destreza” y la “Esgrima Común”: http://www.esgrimaantigua.com/EsgrimaComun.php
*La verdadera Destreza: http://en.wikipedia.org/wiki/Destreza
*Luis Pacheco de Narváez: http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Pacheco_de_Narv%C3%A1ez
*Jerónimo Sánchez de Carranza: http://es.wikipedia.org/wiki/Jer%C3%B3nimo_S%C3%A1nchez_de_Carranza
*The Influence of Spanish Renaissance Swordsmanship on Filipino Martial Arts? by John Clements: http://www.thehaca.com/essays/influence.htm
*Martinez Academy of Arms SPANISH MARTIAL ARTS WEEKEND, http://www.martinez-destreza.com/spanish2005/

Fuente: Blog Historia por Resolver

Author: Gustavo de Lerancos

Share This Post On

2 Comments

  1. Saludos.
    Excelente artículo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>