Las lejanas raíces griegas del kárate.

Gustavo de Lerancos

Sobre las vidas y haciendas de los habitantes de las polis griegas, archipiélago de civilización y cultura en un mar de barbarie, pendía constantemente la pesada espada de Damocles de los bárbaros. Si la ciudad caía en manos de los enemigos, todo su bienestar, la libertad, la vida incluso, podían serles cruelmente arrebatadas, sus templos profanados y sus hijos, sus hijas, y ellos mismos podían verse reducidos a la ignominiosa esclavitud. Así las cosas, más allá del caso extremo de Esparta, cuyos ciudadanos de pleno derecho, nacían y se criaban para la milicia, todos los hombres libres de todas las polis se preparaban y entrenaban constantemente para la lucha, tanto con armas como sin ellas, y tenían sus espadas, sus lanzas y sus escudos bien a mano, así como sus músculos bien engrasados en los gimnasios y en la palestra.
Durante siglos, como dignos herederos de los oscuros reinos micénicos de la edad heroica, que conocemos bien gracias a los poemas de Homero y a las modernas excavaciones de sus palacios fortificados, los griegos adquirieron una gran destreza para el combate y así, gracias a su bien ganada fama como guerreros, contingentes griegos figuraron como mercenarios al servicio de todos los Imperios de Oriente Medio, desde Egipto, hasta Persia.
La sociedad helénica era profundamente religiosa, todos los actos, hasta los más cotidianos estaban impregnados de una religiosidad pagana que se refleja en todos las manifestaciones artísticas, desde la escultura y la decoración de las vasijas, hasta las artes…marciales.

Por ejemplo, los Juegos Olímpicos no eran ni un simple entretenimiento de masas, ni una mera competición deportiva: se trataba de una festividad religiosa, respetada en todo el mundo helénico. De entre todas las pruebas a las que se sometían los atletas, destacaba por encima de todas las demás, la prueba de lucha, por supuesto, sin armas. Las armas eran para la guerra y durante su celebración se establecía un periodo de tregua que abría un paréntesis de paz. Esta modalidad de lucha, un verdadero arte marcial, como los que se han ido conservando hasta hoy en día en Asia, se conoce como Pankration y los combates, en los que bien poco estaba realmente prohibido, podían acabar con la muerte del contrincante.

Cuando ya a finales del siglo IV a.C., Alejandro Magno condujo a su ejército de griegos y macedonios helenizados, a las puertas de la India, siguiendo en sentido inverso la que después sería conocida como la ruta de la seda, llevó la cultura griega al lejano Oriente. La India es el punto de conexión entre las culturas de Oriente y Occidente, la India y una vez más, la religión. Aquí el relevo lo tomaría el budismo, que enseguida cobraría enorme importancia en la India, con la conversión del emperador Asoka, cuyo abuelo el rey Chandragupta luchó contra Alejandro y trabó también batalla con el sucesor de este en la zona, Seleuco I de Siria al que venció de manera aplastante. A pesar de todo, no pudo impedir que se formara un reino griego en lo que hoy es el norte de Afganistán, el reino Grecobractriano, que perduró hasta las invasiones islámicas del siglo VII d.C. y el cuál en su periodo de apogeo conquistó brevemente amplias zonas de Pakistán y del noroeste de la India. Este reino, tan impresionante como poco conocido, fue un verdadero crisol cultural, donde se fundieron el arte griego y la religión budista.

A partir de aquí, lo que se sabe con certeza es que el budismo se extendió desde la India hacia el Este, primero hacia China, llevado por monjes misioneros, cuyo primer gran protector fue precisamente Asoka. De entre estos monjes, destaca la figura semilegendaria de quien se considera, el fundador de las artes marciales chinas y por extensión okinawesas y japonesas: Bodidharma, que el siglo VI d.C. fundó también la secta Zen del Budismo. Y de allí a Okinawa y Japón.
Curiosa vuelta la mundo, la de las artes…marciales, hasta llegar al kárate.

Para saber más (y mejor):
*H. Taine: “Filosofía del Arte”
*El Egipto saítico, los griegos: http://www.webhistoria.com.ar/articulos/160.html
*Chandragupta Maurya: http://es.wikipedia.org/wiki/Chandragupta_Maurya
*Reino Grecobactriano: http://es.wikipedia.org/wiki/Reino_Grecobactriano
*Origins of karate: http://www.karate-institute.com/history_origins.htm

Fuente: Blog Historia por resolver

Author: Gustavo de Lerancos

Share This Post On

1 Comment

  1. Hombre,
    no sé… a mi esto de los griegos no me cuadra…

    todo el mundo sabe que el karate es de origen vasco. Creado y difundido, como su propio nombre indica, por la familia Azkarate. Antiguamente el grado lo marcaba el color de la boina pero como en los violentos combates era frecuente perderla pasaron a diferenciarse por el color del “gerriko” o cinturón. Si nos fijamos el karategi con el cinturón de color y el traje de gala vasco blanco con color rojo o verde son clavaditos ymuy fácilmente confundibles… no sé..

    vale más una imagen que mil palabras…
    http://www.eduardo-chillida.com/uploads/tx_abdownloads/files/Dantzari.JPG

    yo lo veo clarísimo

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *