Nunca seas profesor…

Masaaki Hatsumi es muy conocido como Soke de la Bujinkan y como el guardian de la tradición de los Ninja, además de famoso por haber instruido en el Arte del Shinobi jutsu a muchos Occidentales.

Es decir, que rompió el secreto del que fue heredero para mostrar al mundo la otra cara del Ninjutsu.
No tantos conocen que era un Maestro de muy alto grado del Estilo Shito Ryu.

Las frases que van a continuación fueron pronunciadas por el.

“El Budo es tan enorme que necesitas estudiar duro toda tu vida. Sigue moviéndote! No puedes solamente estudiar Budo si quieres entender el Budo.”

“Nunca seas profesor, cuando te conviertes en profesor tu budo muere. Se siempre un estudiante y no pienses nunca que eres bueno.”

Son dos frases para meditar sobre ellas. La primera es importante porque indica que, por muy fuertemente e intensamente que uno entrene, nunca acabará el aprendizaje, siempre habrá algo nuevo que aprender o entrenar. Además de que la Vida necesita, en línea con el Bun Bu Ryodo del Maestro Matsumura Sokon, que el practicante del Budo (y el Karate lo es) estudie y conozca otras cosas además de las técnicas propias del Budo.

La segunda frase es importante también, y suele ser olvidada por los que enseñan, ya que el espíritu que hay que conservar es el del eterno aprendizaje. Si nos creemos Maestros y nos creemos que somos buenos nos estancaremos.

Hay practicantes que ganan un par de campeonatos y ya se creen los reyes del mambo. Enseñar es guiar y es aprender.

No es solamente demostrar, contar, y corregir, también es investigar, entender los movimientos que se enseñan, los Principios que subyacen detrás de ellos, las sensaciones que proporciona la práctica.
Enseñar, al menos en mi experiencia, es aprender sobre uno mismo, sobre los diferentes alumnos, sus peculiaridades personales, su manera de entender las explicaciones, y su técnica. También ayuda a avivar el espíritu crítico y la capacidad de comprensión de lo que se ve.

Creerse bueno es sumergirse en un mar de autocomplacencia, y perder la capacidad crítica que nos muestra el Kagami, el espejo. Y es no tener Magokoro.

Ramon Fernandez-Cid

Author: Ramon Fernandez-Cid

Share This Post On

2 Comments

  1. TOTALMENTE DE ACUERDO (COMO SIEMPRE CON LOS ARTICULOS DE MI QUERIDO AMIGO MONCHO) ESTO, SE PUEDE EXTRAPOLAR EN TODOS LOS ÁMBITOS DE LA VIDA, HAY QUE SER HUMILDE PARA PODER CRECER, EL QUE DEJE DE SERLO, HABRÁ DEJADO DE CRECER, SE PODRÁ SEGUIR MIRANDO EN EL ESPEJO Y PENSAR QUE ES EL MAS GUAPO DE TODOS, PERO ESTARÁ VACÍO.
    POR DESGRACIA COMO DOCENTE, HE TENIDO ALGÚN CASO, DE ESOS, QUE EN FUNCIÓN DEL GRADO AL QUE VAN ASCENDIENDO, PIENSAN QUE YA ESTÁN POR ENCIMA DEL MAL Y DEL BIEN, HASTA LLEGAR A CUESTIONAR A SU ENSEÑANTE.
    EN EL AMBITO DE KARATE, VENDEMOS MUCHO LA ETIQUETA DE LA HUMILDAD, BRILLA EN MUCHOS, MUCHOS CASOS, ESA HUMILDAD.
    UN ABRAZO

    Post a Reply
    • Eduardo, ya sabes cada uno presume de lo que carece, ya sea humildad, conocimientos,…. Nos queda tanto por aprender y es tan poco lo que conocemos.
      Un abrazo amigo.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *