Organización pedagógica de las artes marciales

 

¿Si en el Karatedo (y el resto de las artes marciales) se aboga por una formación integral del alumno, que incluya el desarrollo de valores morales, capacidades físicas, cualidades psicológicas y otros aspectos además de las técnicas de la especialidad; pero en los programas de grado, de manera general, solo se enumeran las técnicas; será éste un documento adecuado a efectos de orientar el trabajo a desarrollar por el maestro para beneficio de los alumnos? La respuesta, naturalmente, es NO… Pero el problema surge mucho antes que eso.

Para solucionar esa deficiencia (o carencia), es imprescindible, ante todo, asumir las artes marciales como el PROCESO EDUCATIVO Y PEDAGÓGICO que en realidad son. En ese sentido, como paso inicial, debe asumirse el proceso de influencias que recibe el alumno como parte de su proceso de formación, como el CURRICULUM de la especialidad (marcial). Consecuentemente, pedagógicamente hablando, el curriculum atraviesa por diversos momentos de desarrollo entre las que se encuentran:

1. EL DISEÑO, momento mediante el cual se construye metodológicamente todo el proceso que recibirá el alumno, y que atraviesa las siguientes fases:

– EL PERFIL, donde se enumeran de manera integrada las competencias (con sus capacidades incluidas) a desarrollar en cada una de las dimensiones del proceso (físicas, técnicas, tácticas, psicológicas, educativas, etc.)

– EL PLAN DE ESTUDIOS (lo que actualmente se conoce como programa de grado), donde se plantean los principales contenidos curriculares (pero de cada una de las dimensiones que componen el perfil y solamente las técnicas), refiriendo además los tiempos a cumplir en el proceso, edad de los alumnos y otros aspectos relacionados. 

– LOS PROGRAMAS DOCENTES (SYLLABUS), documento donde se precisa de manera detallada el contenido a desarrollar en cada una de las dimensiones por grado, y donde se incluye, además la metodología de enseñanza y evaluación.

– LA SESIÓN DE CLASE, donde se particulariza el trabajo a realizar cada día
Luego de concluida la fases del diseño, se pasa a la aplicación.

2. LA APLICACIÓN, fase en la cual se concreta en la práctica todo lo planificado en el diseño, que debe incluir los contenidos de todas las dimensiones que componen el perfil, con una adecuada metodología de trabajo.
Luego de concluida la fases del aplicación, se pasa a la evaluación.

3 LA EVALUACIÓN, fase en la que se realizan mediciones y análisis para comprobar si se cumplieron (o no) los propósitos educativos definidos en el perfil (desarrollo de las competencias relacionadas con cada una de las dimensiones del proceso de formación de los alumnos). Esta fase tiene que caracterizarse, ante todo, por su congruencia (relación con lo enseñando) y objetividad (contar con instrumentos y estándares de referencia que permitan determinar de manera objetiva y justa el nivel de desarrollo de cada alumno, en relación con lo que de él se espera).

 

La imagen puede contener: una persona, de pie

 

Soy consciente que este proceso es muy poco utilizado en las artes marciales, pero…
¿Qué este proceso es imprescindible para el adecuado desarrollo de las artes marciales, y las personas involucradas en ellas? ¡Sin lugar a dudas!

¿Que para aplicar este proceso se precisa que los maestros reciban un proceso capacitación profesional? ¡Sin lugar a dudas!

¿Que luego que los maestros dominen (y apliquen) este proceso podrán tener mejores resultados con sus alumnos, incluso con menos tiempo, esfuerzo y recursos? ¡Sin lugar a dudas!
Naturalmente esas decisiones no recaen en manos de los maestros de manera individual, sino a nivel institucional, mediante los organismos rectores de la actividad marcial internacional (Federaciones, asociaciones, organizaciones, etc.). Son precisamente las mencionadas instituciones (en caso que no lo hayan hecho ya) las encargadas de contar con una planificación curricular que, de manera clara, simple y completa; pueda cumplir eficazmente el rol orientador del proceso que deben utilizar los maestros que congrega, para beneficio de los maestros, alumnos, el arte en sí misma, y la sociedad que es la que finalmente recibe el impacto educativo más allá de los campeonatos y grados.

El camino puede que sea un poco largo y difícil al inicio, pero ya está marcada la ruta y demostrada su efectividad.

Foto portada: Guernsey Sports

Roberto Gonzalez Harambouren

Author: Roberto Gonzalez Harambouren

Share This Post On

1 Comment

  1. Muchas gracias por compartir, ya que se escribió con la intención de que llegue a la mayor cantidad de personas a las que les pueda ser útil.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.