RI y JI

Decía, durante la visita de mi Maestro Yasunari Ishimi a Oviedo, que, con los años, había llegado a la conclusión de que es imposible llegar a un alto grado de conocimiento del Karate sin conocer los Principios Fundamentales de la MTC.

Y es cierto, estoy plenamente convencido de ello.

Pero…. No sólo del Karate, sino de los Budos en general.

A veces, no hay más que escarbar ligeramente sobre las capas externas de una determinada Escuela de Karate, para emplear la terminología utilizada el otro día por el Maestro Ishimi, para darse cuenta de todo lo que hay debajo de la piel de una determinada Escuela y cuales son los Principios sobre los que se basa y la Filosofía que subyace bajo sus técnicas.

Pongamos el ejemplo de Shito Ryu que ya describí en mi trabajo para el Anuario de la FMK titulado Las Bases del Shito Ryu, en el que explicaba como su Fundador había utilizado la Teoría de los Wuxing o Cinco Elementos, o de los Cinco Reinos Mutantes como le gusta llamarlos a mi amigo Andrés Congregado.

Lo mismo podemos decir de Gensei Ryu, en cuya definición técnica el Maestro Tsukumine utiliza similares principios y hace una declaración expresa de ello con los Katas Básicos Chi no Kata, Jini no Kata y Teni no Kata. En los que está expresando, y teniendo en cuenta, El Cielo (Ten), El Hombre (Jin) y la Tierra (Chi). Pero ese es un camino que pronto recorreré en compañía de Fujita Sensei.

Normalmente, de forma tradicional, se ha entrenado Karate basado en la práctica de sus técnicas y Katas y a base de repetir y repetir se llega a la habilidad técnica, aunque no al conocimiento, y, por ello se producen los estancamientos y las decepciones. Aquello de ¿Y ya está, no hay nada más?.

JI, es decir, la práctica es una de las caras de la moneda, pero no la única cara de la moneda. JI es la manifestación externa de RI, que son los Principios o razones que guían la Técnica. RI y JI son inseparables y forman parte de un todo.

Pero para entender los Principios que regulan la práctica de la técnica, hay que estudiar. Ese debería ser el camino que indica la diferencia en los grados o Danes.

Un Cinturón Blanco y rojo, que representa a un Renshi, o incluso a un Kyoshi, debería indicar un total conocimiento de todos los Principios RI que regulan las Técnicas y Katas que se enseñan. Ahí está el gran error.

Ser capaz de distinguir en cada momento, cuando se está enseñando una técnica, una variación o una combinación de técnicas, o, incluso sus aplicaciones, que principios las sostienen o influyen en ellas, debería ayudar a comprenderlas, modificarlas, buscar el mejor camino, y hacer la técnica más fuerte y eficaz, mas acoplada a lo que haga el otro, o incluso, en armonía con lo que haga el otro, porque si, es cierto, hay Leyes que regulan cada movimiento, y no son, solo, las de la Biomecánica.

El análisis de los Principios RI, obtenido en muchos casos a través de la experiencia en Combate, se ha convertido, con el tiempo, en cosas muy concretas, como los Katas.

La simple modificación de alguno de los principios, intentando mejorar lo anterior, ha dado como consecuencia diferentes visiones del mismo Kata, cual es el caso paradigmático de los Passai.

Pero eso, señores, es otro capítulo digno del Blog de la IOSTK. Feliz Fin de Semana.

Author: Ramon Fernandez-Cid

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.