Coaching profesional aplicado a las artes marciales. Líderes marciales. ¿A quién seguir y porqué?
Nov22

Coaching profesional aplicado a las artes marciales. Líderes marciales. ¿A quién seguir y porqué?

INTRODUCCIÓN: Las artes marciales, desde el punto de vista organizativo, siempre se ha caracterizado por su congregar a sus participantes inicialmente en clanes o sectas; y posteriormente en agrupaciones tipo asociaciones, federaciones, ligas, clubes, etc. Todas ellas tienen en común que la interacción entre sus participantes presente diversos niveles jerárquicos, representados mayormente por un líder y sus seguidores, incluyendo ocasionalmente algunos mandos medios. Es por ello que, el éxito o fracaso de las instituciones antes mencionadas depende, en gran medida, del líder que tengan. En ese sentido, y con la intención de esclarecer algunos puntos importantes a respecto que puedan anticipar errores en el futuro, en el presente material se analiza la principal información relacionada con los líderes, de modo tal que cada uno de los participantes tenga claro a quién seguir. DESARROLLO: Lo primero que debe dilucidarse es: ¿porqué, o para qué, se necesita un líder? La respuesta a esa interrogante subyace, mayoritariamente, en la esperanza de las personas de encontrar (o encontrar mejor) la respuesta a sus problemas contando con ayuda externa, y para ello seleccionan a la persona en la que, a su juicio, radica la autoridad o el poder para poder resolver la situación adversa que se presenta. De manera general, los líderes se reconocen como aquellas personas capaces de guiar e influir a otras personas o grupos de personas. Pero para entender lo que realmente es un líder, es imprescindible conocer los principales aspectos que caracterizan el liderazgo. Liderazgo formal (impuesto): el designado por herencia (clanes) o por designación directa (sectas); así como el de más alto grado o el más antiguo de la institución (también de manera directa, como se acostumbra  a asumir aún en algunas instituciones modernas), etc. El problema, en esos casos, es que la persona no necesariamente tiene todas las condiciones para liderar eficazmente, por lo cual su acción inductiva y la pertinencia de sus decisiones no satisfacen las expectativas de sus supuestos seguidores, afectando el desempeño integral dela institución. Por el contrario, se presenta el liderazgo real (ganado): el que el resto de las personas reconoce de manera espontánea (cuando es elegido por votación democrática, o cuando se erige naturalmente durante la acción que se realiza). En ese caso, de manera general, al empoderar a una persona con la capacidad de hacer bien las cosas, e inducir que el resto haga igual, es mucho más probable que la institución, y todos sus integrantes, logren el éxito. Pero, ¿qué es realmente un líder? Si se analiza el resumen de criterios coincidentes que sobre diversos autores se ha podido conciliar, se observa que, de manera general, una persona para considerarse líder debe...

Read More
La aportación japonesa al Karate-Do, via el Budo Karate
Nov19

La aportación japonesa al Karate-Do, via el Budo Karate

Se pueden oír unas cuantas, bastantes diría yo, voces que claman contra el llamado Karate Japonés presentándolo como una tergiversación del Karate original okinawense. Y eso, como tantas cosas, es una simplificación inexacta. Véase sino el caso de Uechi-Ryu. Kanbun Uechi se fue a China, entrenó allí tres Estilos de Quan fa y regreso a Okinawa. Una indiscreción de Gokenki, al que había conocido en China, le puso en la tesitura de tener que enseñar el Quan fa que había aprendido en China a sus paisanos okinawenses , o volver a exiliarse, y Kanbun Uechi hizo lo segundo, se exilió, y se fue a vivir a la Prefectura de Wakayama en Japón para trabajar en una fábrica. Así es que el Uechi-Ryu como Estilo no nació en Okinawa, sino como una forma de autodefensa de los trabajadores okinawenses en Wakayama, Japón. Y, cosa importante, los primeros y más importantes alumnos de Kanbun Uechi, los iniciadores del Uechi-Ryu, comenzaron todos en Japón. Cuando Kanbun Uechi regreso a su Okinawa natal, su Estilo de Karate se estaba desarrollando en Japón, no en Okinawa. Así es que fue el regreso de Kanbun, y de buena parte de sus alumnos de origen okinawense a Okinawa , el que dio carta de naturaleza al Uechi-Ryu en la propia Okinawa, y no al revés. Está históricamente claro, y diáfano, que el desarrollo del Karate en Japón se realizó a través de Maestros okinawenses que como Funakoshi, Mabuni, Miyagi, Motobu, Toyama, Taira, Yabiku, etc, etc, se trasladaron a la metrópoli, bien de manera ocasional, o de manera definitiva, enseñando el Karate original de Okinawa a los japoneses. ¿Qué ocurrió pues para que se produjeran diferencias entre lo original y lo transmitido, por Maestros originales okinawenses, en Japón? Pues, mas allá de las nuevas tendencias deportivas del Karate y que se suelen identificar como Karate Japonés, lo que ocurrió fue que el Karate, un arte considerado local y que recibía, incluso, el nombre de cada una de las tres ciudades más importantes de la isla principal de las Ryukyu, no muy bien descrito y explicado, fuera de una tradición oral y una enseñanza personalizada, entró en contacto con una tradición guerrera ancestral altamente desarrollada en todos sus aspectos, tanto técnicos, como físicos, filosóficos e ideológicos : El Budo japonés. La riqueza de las técnicas de los diferentes Budos en Principios subyacentes reguladores, y la descripción pormenorizada de todos y cada uno de los aspectos de la técnica, desarrollada e investigada por los encargados de cada Koryu o Escuela Antigua, sobrepasaba con mucho lo que venía de Okinawa. Era desde luego mucho más academico desde el punto de...

Read More
Caerse siete veces y levantarse ocho
Oct28

Caerse siete veces y levantarse ocho

En España tenemos nuestros Refranes , en Japón tienen sus Proverbios, a los que llaman Kotowaza (諺, ことわざ ). No pocas cosas sobre la Filosofía y la Técnica del Karate se han expresado en forma de Kotowaza. Uno de esos Proverbios, de esos Kotowaza, es : 七転び八起き Nanakorobi yaoki, que traducido al español es «Caerse siete veces y levantarse ocho», y que tiene como significado último que hay que ser capaces de recobrarse de cada infortunio, que no hay que darse por vencidos, que hay que luchar siempre, en todo, y por todo lo que se cree, importa, o quiere, en ésta vida. Me importa muy poco el Karate de Competición, esencialmente porque fue una etapa de mi Camino en el Karate, y ya no lo es, y esa es la razón de que no vaya a muchas Competiciones, mas allá de para saludar a viejos amigos y compañeros. Aunque, como he hecho, a veces me gusta analizar lo que veo en los videos de la Competición,y eso me retrotrae a mis tiempos de Competidor. Se ha dicho que la Competición actual no tiene nada que ver con la de mis tiempos, y estoy de acuerdo en ello, los Competidores actuales tienen muchas mejores condiciones atléticas y físicas que las que teníamos nosotros, las técnicas y las tácticas se han adaptado y evolucionado muchísimo. No hay más que ver videos antiguos nuestros compitiendo y videos de combates actuales. Aghayev, sin ir más lejos…. Pero cada época tiene a su Dominique Valera, su Ennio Falsoni, su José Manuel Egea,su Iván Leal, su Aghayev …. Es Ley de vida que así sea. No voy a ser yo quien diga a nadie como tiene que vivir o caminar su Camino personal, que al final de eso se trata. Y, en este caso, menos. Siempre, en todos los aspectos de la vida, se han separado ramas pertenecientes a un tronco común, y ese hecho representa la vitalidad de ese tronco. El Karate deportivo representa a una de las ramas evolucionadas de ese tronco común, y no es la única, pero si es la que han elegido millones de practicantes, y eso hay que saber respetarlo. Como también hay que saber respetar a aquellos que piensan que el Karate es un evolucionado y efectivo Sistema de lucha, y que es un Arte Marcial, no un deporte. Son los partidarios del Karate jutsu. Otros piensan que el Karate es en realidad Karate-do, un Budo, un Camino de autoperfeccion personal a través de la práctica y perfeccionamiento de técnicas marciales ancestrales, muy ricas en Principios y Conceptos que hay que descubrir y estudiar. Otros, a través...

Read More
Historias que cuentan la historia
Oct26

Historias que cuentan la historia

Hoy se sabe que los 5 novenos danes graduados por Chibana Choshin dai sensei fueron: Higa Yuchoku, Miyahira Katsuya, Nakama Chozo, Yugoro Nakazato y Kensei Kinjo…Pero de este ultimo es seguro que muy pocos de Uds. sabrán algo…Acá les dejo una interesantísima historia que pondrá en el tapete al menos conocido de los uchi deshi del gran Chibana. Kinjo Kensei y el entrenamiento del antiguo Karate.Por Kinjo Masanobu Nota del editor: Este artículo lo edito Ernie Estrada, conocido historiador de karate. Él ayudó a traducir este artículo que a su vez le fue dado. Osaka, Japón, 15 de junio de 1964: este escritor, antiguo practicante de judo y kendo, se encontró con una pequeña sala de entrenamiento que enseñaba un arte marcial formidable de la ascendencia de Okinawa. Como nunca había visto el boxeo de estilo karate, me fascinó, aún más que el profesor también se llamara Kinjo – Kinjo Kensei de la Prefectura de Okinawa. Enseña el «estilo de bosque pequeño» del boxeo de Okinawa y es uno de los principales discípulos de Chibana Choshin-dai-shihan, de la Prefectura de Okinawa. Kinjo-shihan, robusto, de gran poder y con mucho espíritu de lucha, demostró a este escritor su golpe «del cielo a la tierra». Este método único, que posee el poder más aterrador que he presenciado, es capaz de matar o desgarrar a un hombre medio. Continuó mostrando sus otros métodos de bloqueo o patada continuados y seguido de su golpe «cielo a tierra». Mirando más de cerca, sus manos eran suaves y flexibles, pero con cicatrices en los nudillos. ¡Su sorprendente patada en el estómago o a la pierna lo hacía con el dedo gordo del pie, que era similar a una barra de acero! En una demostración de combate hecha para este escritor, dos estudiantes bastante grandes intentaron controlar el pasivo Kinjo-shihan a través del ataque de tipo jiujitsu. En vano, Kinjo-shihan luchó contra ellos hasta que se rindieron por miedo … ¡un miedo que estaba claramente escrito en sus caras! Kinjo-shihan nunca los golpeó, pero usó métodos de jiujitsu al estilo de Okinawa para someterlos. Más tarde declaró que no tenía necesidad de golpearlos o patearlos porque, aunque sus métodos de lucha son letales, sus técnicas con las manos vacías lo son aún más. ¡Este escritor no tiene dudas de esa verdad! Aunque el boxeo de karate es común en la prefectura de Okinawa, no ha alcanzado la popularidad de la lucha de judo y la lucha con espadas de kendo en Japón. He sido testigo del boxeo de karate en las manifestaciones contra el judo, pero esto fue muy parecido al estilo profesional de lucha occidental,...

Read More
Artes Marciales. ¿Qué hacemos en ellas, y eso qué nos hace de ellas?
Oct12

Artes Marciales. ¿Qué hacemos en ellas, y eso qué nos hace de ellas?

INTRODUCCIÓN. El maestro de Judo 6to Dan Manuel Copello Janjaque, mi otrora profesor universitario, luego compañero de estudios del doctorado y siempre un buen amigo; en una clase de didáctica deportiva que me enseñó cuando yo estaba en segundo año de la licenciatura, donde explicaba los niveles de dominio de las acciones psicomotoras, mencionó: “hay que escapar de la técnica, para comprender la técnica”. Esa frase, al inicio abstracta e ilógica para mí, con el tiempo no solo se convirtió en una premisa básica del aprendizaje, sino que por su validez lógica intrínseca se extrapoló a otras dimensiones. En una de las dimensiones que más la uso es en mi docencia metodológica para entrenadores de artes marciales y deportes de combate (aunque igualmente aplicable a todos los deportes en general) Lo que sucede es que en el contexto marcial, y muchas veces deportivo, se presenta una situación peculiar, que difiere de otros sectores profesionales relativamente similares. Esa situación, en esencia, se concreta en que, tanto practicantes como maestros, priorizan (y muchas veces limitan) su estudio a los contenidos propios de la especialidad. En ese sentido, no es que esté mal en profundizar el conocimiento particular de la actividad que nos ocupa, pero, lo que sí está demostrado, es que por sí solo eso es insuficiente para cumplir propósitos que de la actividad se espera. Para que se comprenda adecuadamente lo antes planteado se toman como referencia los postulados de diversas ciencias y se concretan en la especialidad del karate, solo por ser la de mi preferencia, aunque los planteamientos son válidos para el resto de las similares. DESARROLLO: Desde el punto de vista neurológico y pedagógico, los niveles de dominio de las acciones psicomotoras (aprendizaje técnico), transitan comenzando por la fase inicial de familiarización (donde la persona recopila información a través de las primeras interacciones con el movimiento a realizar). Didácticamente, en ese momento, la persona se encuentra en una fase de habilidad, donde no se observa ni control ni calidad en la ejecución, más bien experimentación y descubrimiento, caracterizados por los procesos psíquicos de las sensaciones y percepciones. Posteriormente, debido a la sistematización en la interacción con la acción, la persona se habitúa a realizar el movimiento, logrando cierto nivel de dominio pero que el permite solamente reproducir mecánicamente la acción, sustentada en los procesos de memoria. Luego, como consecuencia de la práctica continua, la persona alcanza un mayor nivel de destreza en el dominio de las acciones, lo que le permite aplicarlas con algunas variantes de acuerdo a la situación, estando sustentada psicológicamente en los procesos racionales como la inteligencia. Finalmente, al alcanzar el nivel de maestría...

Read More
Sobre Sutemi Waza y Minoru Mochizuki
Sep26

Sobre Sutemi Waza y Minoru Mochizuki

Sutemi 捨て身 significa Abandono.Y en el contexto del Budo, significa : Con el riesgo de la propia vida. 捨 significa : Abandonar, renunciar,sacrificar.  身 significa : Alguien, persona. David Orange budoka de los USA, escribe en un Foro anglosajón sobre Budo a cerca de Sutemi, y explica el Concepto que de estas técnicas tenía Minoru Mochizuki, además de explicar, de paso, su larga, impresionante, y fructífera vida y experiencia como Budoka : La cuestión es que no estoy realmente «enamorado» de las Sutemi waza, pero sí las considero muy importantes. Y no digo que Sutemi deba ser un porcentaje particular de entrenamiento, pero para Minoru Mochizuki, era una parte muy importante. Y en cuanto a «usar» las Sutemi waza, creo que hay un lugar para ello, como explicaré más adelante. Pero la razón por la que estoy tan interesado en las Sutemi waza es porque Minoru Mochizuki lo consideraba una parte importante del Budo y una expresión de la cultura japonesa pura. Deberíamos pensar en Mochizuki Sensei, como un protegido de Jigoro Kano, quien lo envió a entrenar con Morihei Ueshiba específicamente con el propósito de devolver el Budo de Ueshiba al Kodokan y enseñarle a evitar que el Judo se convierta en un estilo de lucha libre y que perdiera o tuviera poca conexión con sus raíces de Bujutsu. Mochizuki tenía unos 24 años en ese momento, pero ya había sido Uchi Deshi de Kyuzo Mifune en Judo y había entrenado extensamente con Toku Sampo, el contemporáneo de Mifune y, aparentemente, también parejo con él en habilidades. Y parece que fue durante este período que Mochizuki entrenó con el último Soke de la Gyokushin ryu jujutsu. Estoy impresionado de que Kano admirara no solo el espíritu de lucha y la dedicación al entrenamiento técnico del joven Mochizuki , sino también su capacidad intelectual para recibir Conceptos muy importantes y desarrollarlos. Mochizuki comprendió el deseo de Kano de conservar las raíces del Bujutsu en el Judo y, por lo tanto, de la Cultura Japonesa. Así que se entrenó en Judo, Kendo y Jujutsu con vigor mental y físico. En la época en que Kano envió a Mochizuki a entrenar con Ueshiba, también lo inscribió con instructores principales del Katori Shinto Ryu, donde aprendió la espada clásica y el Kobudo. Y Kano también lo hizo entrenar en Karate con Gichin Funakoshi. También fue uchi deshi de Morihei Ueshiba durante varios meses o un año en 1930 o 1931. Enfermó gravemente y casi se muere. Regresó a Shizuoka y Morihei Ueshiba le presentó un rollo de enseñanza en Daito ryu en 1932. Pasó la década de 1930 entrenándose en Judo, Aikido,...

Read More