Yamashita, Yosuke

Fecha de nacimiento: 1941

Lugar de nacimiento: Japón
Residencia: Madrid
Estilo: Goju-ryu.

Profesión: Profesor de Karate-do

Grado: 9º Dan


yamashita2
El Sensei Yosuke Yamashita es una referencia del Karate en España desde su llegada a Madrid en 1969. Previamente había vivido en Dusseldorf (Alemania) pero, tras coincidir y hablar de las bondades de España con el Maestro Ishimi en Inglaterra, se dio cuenta de que congeniaba más con nuestro clima y con el carácter de los españoles. Desde entonces se ha convertido en una referencia en el Karate Europeo. Es Delegado para Europa de la Goju Kai, cargo que compagina con la docencia de Karate en su célebre dojo en la calle Echegaray en Madrid ), por el que han pasado hasta ahora 20.000 alumnos, entre los que se cuentan personalidades tan destacadas como el Rey don Juan Carlos, en los tiempos en que era Príncipe. La seriedad en su trabajo le ha ganado el respeto de todo aquel que le conoce hasta el punto de haber sido nombrado Presidente de la Comunidad Japonesa en Madrid con el apoyo de la Embajada de Japón, cargo de indiscutible importancia en España. En el ámbito de Karate siempre que se nombra al Maestro Yamashita se suelen mezclar palabras como samurai, seriedad, Do, espíritu, trabajo, técnica, etc.

Yamashita

Además, Yamashita-sensei ha sido Director General del Departamento Internacional de la Federación Española de Kárate, circunstancia que aprovechó para invitar a los grandes maestros japoneses de kárate a impartir cursillos en España cada año.

Comenzó su práctica de Karate hace más de 50 años en Tokio, Japón. De joven tenía un vecino que era estudiante en la Universidad de Takushoku en Tokio donde daba clases el Sr. Masatoshi Nakayama (Karate Shotokan),  Él fue el que primero me le enseñó tsuki y geri en Karate. Por lo tanto su primer Karate fue Shotokan. Entrenó con Yoshihiro Urakawa muerto en el 74 y con Gogen Yamaguchi muerto en el 89.

El Maestro Yamashita recibió el pasado 18 de septiembre de 2007 de manos del

Embajador del Japón en España, Motohide Yoshikawa, el Diploma al Mérito que le concedió el pasado 9 de julio, el entonces Ministro de Asuntos Exteriores, Taro Aso.

El Diploma destaca “los inestimables esfuerzos para profundizar en la comprensión mutua entre España y Japón contribuyendo, de esta manera, a un mayor fomento de amistad entre Japón y países extranjeros amigos”.

La ceremonia de entrega del “Diploma al Mérito”, tuvo lugar en la Residencia del Embajador del Japón y contó con la presencia de cerca de cuarenta invitados, entre los que se encontraban grandes personalidades del mundo del kárate como los presidentes de la Federaciones: Internacional, Antonio Espinós; Española, Faustino Soria; y Madrileña, Antonio Torres; así como los Maestros: Choyu Hentona; Eric Henri; Atsuo Hiruma, Yoshiyuki Konno; Ángel López Sánchez; y de otras artes marciales, como el Maestro de Judo, Toshiyasu Uzawa; o el Maestro de Aikido, Yasunori Kitaura, entre otros.

Además, la Comunidad Japonesa en España estuvo representada, entre otras personalidades por la Vicepresidenta de la Asociación Japonesa (Nihon-jinkai), Eiko Kishi; el Presidente de la Asociación de Empresarios Japoneses en España, Satoshi Sozuka; el Director General de JETRO, Takamoto Tozuka, además de muchos otros destacados representantes del mundo empresarial japonés en España.

ENTREVISTA: www.elpais.com Mayo.09yamashita-yosuke

Un madrileño atípico: habla bajo, no se altera en los atascos y ni siquiera piensa en jubilarse con 68 años cumplidos. Un madrileño tan atípico que nació en Tokio: Yosuke Yamashita, maestro de kárate.

Un hombre menudo que pasaría por otro turista japonés -aunque algo raro: no lleva cámara de fotos- avanza por la calle de Echegaray. A la altura del número 8, tira de llave y abre un templo. Es su dojo (gimnasio). Escaleras abajo aparece la meca de la escuela Goju Ryu, una de las principales corrientes del kárate basada en la importancia de la respiración.

“Sol, buena comida y chicas guapas”. Yamashita dice que ésas fueron las razones para afincarse en Madrid en 1970. Vino desde Düsseldorf (“qué triste, mal tiempo”), dónde daba clase de kárate. Le prometió a su padre que sólo permanecería dos años en España. Y han pasado 39. En este tiempo, 20.000 alumnos han compartido tatami con él. Uno de ellos se llama Juan Carlos de Borbón y entonces ejercía como príncipe de España. “Le enseñé respiración. Buen alumno. Alto, fuerte, tenía lesión de cadera”.

yamashita-yosuke-2Yamashita forma parte de la élite de este arte marcial: es noveno dan. ¿Cuántos hay con este rango en el mundo? “Treinta”, responde como si la cosa fuera tan poco con él como los artículos gramaticales, que suele omitir. Sus alumnos -más bien discípulos- le llaman sensei (maestro) y le consideran “un samurái”. Él les inculca un arte marcial, el kárate-do, que viene a ser el camino de la mano vacía. “Una filosofía de vida, un camino a la tranquilidad”, en palabras de Yamashita.

Tranquilidad, la palabra talismán. La antítesis de la agresividad, un sambenito que acompaña al kárate pese a ser una disciplina basada en la defensa, no en el ataque. La respiración es la herramienta que permite controlar la fuerza y lograr esa calma vestida de sangre fría.

En el tatami de la calle de Echegaray, los movimientos rápidos hacen sonar la tela de los quimonos (karategis). Suenan gritos, son descargas de energía. También suenan las respiraciones. Los movimientos rápidos de Yamashita desmienten su edad. Andar por la sesentena larga le ha llevado a trabajar cada vez más “la concentración”.

Al maestro no le gustan los matones. En su dojo enseña disciplina y respeto. Aplaude las iniciativas de enseñar kárate a las mujeres maltratadas para que puedan defenderse. Él sólo ha golpeado tres veces fuera del tatami, a otros tantos tironeros que Yosuke_Yamashita_el paisacababan de robar bolsos en las inmediaciones del gimnasio.

Yamashita lamenta que la ciudad haya ganado agresividad y contaminación, algo que considera un problema planetario. Tampoco le gusta la abundancia de comportamientos violentos en las pantallas de televisión, aunque le encantaban las películas de Kung-fu y Bruce Lee -“gimnasio se llenaba”, dice- . No entiende el botellón, ni los gritos callejeros de los borrachos. “No puede ser. Tiene que haber respeto. Falta en todo el mundo”, asegura.

El karateka va más allá del deporte. Desde hace años preside la Asociación de la Comunidad Japonesa en Madrid. De los 2.500 miembros de la colonia, 800 son miembros, explica. La presencia nipona ha ido a la baja. Hace 15 años había 140 empresas con representación en Madrid. Ahora quedan 40. La culpa es de la crisis que sacudió el país del sol naciente a mediados de los noventa. Yamashita pone un botón de muestra: en 1995 el Colegio Japonés tenía 150 alumnos y ahora sólo se sientan en sus pupitres 18.

En cambio, Japón es un país de moda en Madrid, al menos en la faceta gastronómica: sushis, tempuras y sashimis por doquier. “Será porque es una comida con menos colesterol, más ligera”, deja caer el maestro, aficionado al picadillo de cerdo. Frente a su gimnasio hay dos restaurantes japoneses. Y es que la calle de Echegaray, en homenaje a un premio Nobel, es muy nipona. Yamashita lo toma con la misma naturalidad con la que aporta el dato: en To
kio, la ciudad donde él vino al mundo en 1940, existen “200 academias de flamenco”.

A punto de cumplir cuatro décadas como madrileño, Yamashita dice que nunca ha sentido racismo o xenofobia. Le han llamado “chinito” algunas veces, pero de forma “amable”. Ahora vive “con el corazón partido” la elección de sede para los Juegos Olímpicos de 2016 en octubre. A fin de cuentas, Tokio es rival de la Villa y Corte, entre otras. Quizá él tenga ya la corazonada. Sigue alabando de Madrid el sol, la buena comida y las chicas guapas. Cuarenta años después.

Yamashita.E.Japon2

  Yamashita.E.JaponFUENTE: www.elpais.com

Author: Rincondeldo

Share This Post On

3 Comments

  1. el maestro yosuke yamashita nos demuestra todo lo mejor de goju, yo quiero darle las gracias por su gran labor,sin mas me despido deseando todo lo mejor a nuestro gran maestro.oss

    Post a Reply
  2. Hola Carlos, como puedo ir a sus clases

    Post a Reply
  3. Hola Carlos como puedo ir a sus clases

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *