Kata y Kumite: ¿Dos caras de una misma moneda? Parte 2 (final)

Roberto Gonzalez Haramboure. PhD. Hanshi

En la primera parte del presente trabajo se mostró el analisis comparativo entre la modalidad de kata y kumite, asi como el correspondiente fundamento que avala la necesidad de modificar alguno de ellos (el kata), tanto para lograr una mejor integración entre ambos, como para contribuir al desarrollo del karate y del practicante. Seguidamente abordamos el modo en que, a nuestro juicio, podria hacerse esa modificación.

Propuesta de solución

“Si quieres dar de comer a un hombre un dia, dale pescado; si quieres darle de comer toda la vida, ensenalo a pescar.”

Basados en los aspectos expresados en las secciones anteriores del presente documento, la propuesta de trabajo para la construcción de las katas será similar a otros deportes de arte competitivo como la Gimnasia Artística, Nado Sincronizado, Saltos Ornamentales y otros. En ese caso al practicante se le hacen llegar los principales movimientos, posturas y desplazamientos con sus alternativas de combinación; y el mismo las articula de acuerdo a sus posibilidades integrales.

Con respecto a situaciones similares, recordar las palabras de Tokitsu, K. (2008) al referir que el Karatedo: “Si se ha hecho accesible a todos no ha sido porque se hayan abierto las puertas de acceso sino porque se han producido modificaciones cualitativas importantes del contenido y modo de transmisión.”   No obstante esos cambios no deben hacerse a la ligera (si se quieren hacer bien). Para ello debe partirse de diversas normativas que controlen el diseño de esas nuevas kata, para lo cual se propone:


Indicadores para la construcción
del kata

Movimientos en general:

– Respetar las normas técnicas de cada postura y movimiento de acuerdo al estilo.
– Terminar donde mismo comienzan.
– Tener complejidad, creatividad y lógica práctica (demostrar eficacia real).

– Incluir los tres principales tipos de movimientos a realizar en las artes marciales: Chinkuchi Kaikin (fuertes y rápidos, fundamentalmente para movimientos ofensivos); Mushimi (fuertes y lentos, fundamentalmente para movimientos defensivos) y Nujisashi (suaves y lentos, fundamentalmente para movimientos preparatorios)

– El tiempo de la ejecución será entre 2.00 Min. – 2.30 Min., que es el tiempo promedio de trabajo activo en los combates, y coincide con el de las katas superiores que se ejecutan en los campeonatos de élite.

– El numero de movimientos a integrar será entre 70 –100, que es el promedio correspondiente tanto a las katas superiores que se ejecutan en los campeonatos de elite, como con el promedio de acciones a realizar en un combate.
–  Demostrar sus aplicaciones (bunkai)

Una vez compartida la información relacinada con el modo de construir el kata, toca el turno de analizar su contraparte: el modo de evaluarla.

Un aspecto vital en la evaluación de las kata (incluso las que todos conocen), se basa en las normativas que permiten evitar la subjetividad y empirismo a la hora de emitir un juicio, ya sea favorable o no. Bien sabido es que en los tribunales se juzga esencialmente sobre una “sensación general”. Como en este caso esa situación se acentúa por el hecho de que las katas son novedosas y creativas (y consecuentemente desconocidas para los jueces), al respecto se emiten las normartivas a utilizar. Para ello nos basamos en la Metrología, definida por Zartzoisky como la: “ciencia que asegura la unidad y exactitud de las mediciones.”


Indicadores de evaluación
del kata

En este caso la evaluación se basa en normativas específicas al respecto validadas por el autor, para lo cual se tomó como referencia para su posterior extrapolación las experiencias de deportes de arte competitivo como el Nado Sincronizado y la Gimnasia Artística fundamentalmente. Para ello deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos, que abarcan las competencias personales, cognoscitivas y procedimentales:

– Física y Técnica: representación estética general, cumpliendo con los patrones de cada movimiento.
– Táctica y Psicológica: Creatividad y racionalidad en la integración de movimientos y desplazamientos, demostrando eficacia en las acciones.

Para concretar esta evaluación, según los errores que cometa el alumno, se le realizan las correspondientes reducciones como a continuación se muestra.


Principales tipos de error y su respectiva penalidad

Direcciones Leve( – 0.5 punto) Moderado(- 1 punto) Grave(- 2 puntos)
PreparaciónFísica Cuando el desarrollo de las capacidades no entorpece la ejecución adecuada de los movimientos, pero se constata que es aún insuficiente. Cuando el insuficiente desarrollo de las capacidades entorpece la ejecución adecuada de los movimientos. Cuando el insuficiente desarrollo de las capacidades impide la ejecución adecuada de los movimientos.
PreparaciónTécnica Ejecución con deficiencia que, aunque no afecten la eficacia de la técnica, se contraponga con los patrones estructurales prestablecidos. Ejecuciones que, aún cuando no afecten la realización eficaz de la técnica, disminuyan su efectividad. No poder realizar la ejecución, o ejecutarla con deficiencias que afecten su integridad física.
PreparaciónTáctica y Psicológica No terminar en el mismo lugar. No coincidir en tiempo de ejecución o número de movimientos según lo establecido No poder integrar los elementos, o que en la integración no se observe lógica.

Como en toda evaluación no solamente debemos detenernos en los aspectos negativos, los aspectos positivos merecen igualmente especial atención, y en ese sentido se presentan las bonificaciones por complejidad de ejecuciones. Las mismas pueden ser cambios de ritmo o dirección, saltos, giros, movimientos seguidos o intercalados en un desplazamiento, etc; y cada una de ellas tendrá un valor de 2 puntos.

Aclaraciones con respecto a la evaluación del kata:

– Los atletas que se presentan a un torneo ya cuentan con un nivel superior a la media, debido a que casi siempre tuvieron que eliminarse previamente para poder participar. Esa realidad, unida al hecho que en la mayoría de los deportes de arte competitivo tienen un puntaje mayor de 10 (perfecto), avala que al comienzo de su ejecución el atleta tendrán una puntuación de 6 y la variará de acuerdo a la calidad del trabajo que realice.

– Los elementos complejos o riesgosos que ameriten una bonificación serán para atletas mayores de 10 años y podrá ser uno solo, consistente en actividades de cambios de dirección, combinaciones complejas o giros en el piso. Para practicantes mayores de 16 años podrán ser dos, ya sea como los anteriores o incorporando movimientos en suspensión.
– En caso de cometer un error durante el elemento con vistas a la bonificación, ya que una misma acción no puede ser premiada y a la vez penalizada, la misma no se tendrá en cuenta independientente del tipo de error cometido.
– Un mismo elemento complejo no podrá ser bonificado más de una vez, aún cuando se presente en reiteradas oportunidades.
– Un mismo error no podrá ser penalizado más de una vez, aún cuando se presente en reiteradas oportunidades.
– Los errores, independientemente de su magnitud, siempre que sean de origen circunstancial, serán considerados siempre como leves.
– Incluso cuando un atleta durante su ejecución cometa tanto errores que su puntuación sea cero, se le otorgarán dos puntos por su participacion.
– Si un atleta no puede terminar la ejecución, o incurre en alguna situación que amerite su descalificación, su puntuación será cero.

Para concretar la evaluación del kata, se propone el siguiente instrumento.

Campeonato: ______ Lugar:  _____ Fecha: ___

Atleta: _________ Procedencia: _________

Errores

Descripción Tipo Puntos reducidos

Aclaraciones necesarias: ____________________________

Total de puntos reducidos: _____________

Bonificaciones

Descripción Puntos otorgados

Aclaraciones necesarias: ______________________________

Total de puntos otorgados: _____

Total general de puntos obtenidos: _______

Juez: ______

Conclusiones

De acuerdo a la propuesta realizada no significa que intentemos minimizar las katas y su beneficio (que es innegable), solo evitar que sean  magnificadas porque ello limita el desarrollo del Karatedo. Tampoco pensamos que las katas tradicionales deban dejar de existir. Estas pueden (y de hecho deben) seguirse haciendo para los exámenes de grado y en los torneos internos de cada estilo, pero pienso que en los macroeventos abiertos a todo estilo deben hacerse libres como se propone.

A analizar los aspectos que se derivan de la decisión de de aplicar la propuesta, a nuestro juicio, solo tendría en contra el hecho del necesario cambio de pensamiento al respecto por parte de las personas de un modo u otro involucradas, y consecuentemente su preparación para asumir el nuevo reto. Al respecto, a manera de ejemplo, podemos perfectamente comprender todo lo que la humanidad estaría dejando de aprovechar, por no pasar el trabajo de aprender a utilizar las computadoras. Por el contrario, a su favor, tendría una serie de aspectos entre los que se encuentran fundamentalmente:

– Mayor creatividad y motivación de entrenadores y atletas, lo cual garantiza una mayor cantidad y calidad del personal involucrado en el Karatedo, tanto en su vertiente deportiva como marcial.

– En el mismo sentido, el perfeccionamiento propuesto garantiza un Karatedo expresado de una manera más dinámica y motivadora como espectáculo público. Este aspecto, conjuntamente con el anterior, de manera integrada son muy eficaces para retomar el terreno que progresivamente a ido perdiendo el Karatedo con respecto a otras especialidades de lucha como las Artes Marciales Mixtas y otras, que pese a ser menos educativas y lucidas, muestran un constante incremento de su popularidad.

– Disminuye y elimina algunos movimientos o acciones que pertenecen a algunas katas que biomecánica y fisiológicamente estan contraindicados, que por no ser objeto de estudio específico de este trabajo no se mencionan en detalle.

– Contribuirá grandemente a minimizar (y eventualmente eliminar) la despersonalización que caracteriza a la modalidad de kata, en la cual se considera error todo lo que no se ejecute de acuerdo al patrón original.

– Permitirá poner en igualdad de condiciones a atletas de otros estilos con menos desarrollo en sus katas, que se ven precisados a utilizar recursos de otros estilos…o bien tratar de hacer lo mejor posible con los propios.

– Por si misma será un eficaz modo de desarrollo de la espontaneidad, creatividad y facultades intelectuales y analíticas del practicante; que le podrá servir no solo para un mejor kata o para el beneficio del kumite, sino para su vida diaria como ser social.

– Finalmente, y no por ello menos importante, quizás esta alternativa sea un paso de avance en el acercamiento del Karatedo al cuadro Olímpico.

Esta propuesta de trabajo solo cambia la forma de expresión pero no la esencia, por cuanto incluso con katas construidas, siempre que un atleta haya perfeccionado su estilo, al realizar la ejecución puede indentificarse su origen técnico. Un aspecto más en favor de estos criterios, y de hecho prometo que ya es el último, radica en que si la humanidad hubiese insistido en mantener lo clásico estaríamos viviendo en cavernas, alumbrandonos con fuego, comiendo carne cruda, trasmitiendo información por gestos y ruidos y escribiendo en piedra. Por el contrario en la actualidad vivimos en departamentos o casas, nos alumbramos con luces incandescentes, comemos carne a la parrilla, hablamos por celulares y usamos computadoras. Esos cambios externos no afectan su esencia interna ya que el acto de cocinar, escribir, comunicarse y alumbrarse sigue siendo el mismo; solo que expresado de otra manera y con mayor calidad.

La estrategia propuesta en el presente documento, si bien es cierto que puede no ser la mejor, pero si es la mejor que el autor ha podido encontrar…al menos por el momento.

Principal bibliografía utilizada
Ver primera parte del trabajo

Autor: Roberto Gonzalez Haramboure. PhD. Hanshi.

Roberto Gonzalez Harambouren

Author: Roberto Gonzalez Harambouren

Share This Post On

1 Comment

  1. Me siento un poco decepcionado por que la propuesta no pasa de ser una nueva forma de evaluar el kata y no de repensarlo. Sinceramente, esperaba más.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *