Yakusoku-Kumite-(2)

Yakusoku-Kumite Pinan Nidan

(2ª Parte)

El Kata y el Kumite

El kata se define como una serie de técnicas de defensa y ataque con un orden, ejecutadas en secuencias contra unos adversarios imaginarios.

Desde el punto de vista técnico, en los katas están contenidas todos los recursos con que cuenta el karate.

“Pero para poder entender correctamente los kata es necesario practicar kumite. Kata y kumite están íntimamente ligados, no basta con repetir indefinidamente los kata. Para llegar a comprenderlos plenamente lo debemos desarrollar a través del kumite”. 4

El entrenamiento de kumite debe de realizarse con el mismo interés y dedicación que el kata, investigando todas las posibilidades de nuestro arte marcial a través del “kumite” contenido en sus “katas” y practicando cada ejercicio hasta en sus detalles más pequeños, siempre con la mentalidad de un arte marcial y no de un ejercicio deportivo.

Consideraciones sobre el Kumite

Por el interés que tiene voy a reflejar un extracto del libro (Karate-do Nyu Mon)- Invitación al karate-do, por Mabuni Kenwa y Nakasone Genwa.5 , de esta forma podemos estudiar el concepto que sobre el kumite y el Yakusoku kumite tenía el creador del estilo.

El verdadero sentido del kumite: Los kata pueden practicarse en solitario pero para hacer Kumite necesitaremos una pareja con quien entrenar ataque y defensa. Vamos a examinar el sentido del kumite desde varios puntos de vista.

Para llegar a entender correctamente los kata es necesario practicar kumite. En los kata existen un sinnúmero de técnicas y muchas maneras de aplicar cada una de ellas. Merced a la práctica del kumite podremos llegar a comprender el sentido adecuado de cada una de ellas y ejecutarlas correctamente. No basta con repetir indefinidamente los kata. Para llegar a comprenderlos deberemos desarrollarlos a través del kumite.

Las variaciones técnicas, la respiración y los desplazamientos del centro de gravedad del cuerpo son los elementos fundamentales del karate. El kumite presta la ocasión para experimentarlos. Concretamente, con el kumite se entrenan las estrategias atacantes y defensivas que se fundamentan en un tipo concreto de respiración. Desplazando nuestro centro de gravedad podremos cambiar la dirección de nuestro combate de un modo libre y sin esfuerzo.

La práctica del kumite es imprescindible para ensayar el kiai y la distancia de combate. Existen dos tipos de distancia:

  • distancia de ataque,
  • distancia de defensa.

También hay diferencia entre la distancia física y la distancia mental. El karateka puede conseguir un distancia física idónea para atacar pero si no tiene la distancia mental oportuna su maniobra fracasará. Debe existir una completa coordinación entre cuerpo y mente.

El grito (kiai) es la expresión de la tensión. También requiere una coordinación del cuerpo y de la mente. El kiai mental (sinteki kiai) expresa la tensión del espíritu. El kiai físico (taiteki kiai) expresa la tensión de los miembros del cuerpo. Coordinando estos dos kiai podremos lanzar el verdadero kiai.

El kumite se disputa entre dos luchadores. Si la distancia es errónea, cualquier técnica que apliquemos, sea de ataque o de defensa, será inútil. Cuando el kiai no es suficientemente agudo ni el ataque ni la defensa producen resultados aunque la distancia sea adecuada.

Por consiguiente, las características más importantes del karate son la distancia correcta, las técnicas correctas y un kiai potente. Para llegar a alcanzar un desarrollo destacado deberemos coordinar estos tres aspectos. Esto se consigue mediante el kumite.

Las técnicas que desarrollamos en el kumite para atacar y defendernos se practican como si luchásemos a vida o muerte. Esta práctica fomenta nuestro valor (tan ryoku). Cuando ejecutamos un kata luchamos con un enemigo imaginario pero en el kumite el enemigo es real y no permite que descuides la guardia.

El sistema de entrenamiento del kumite: Existen muchos sistemas para entrenar el kumite. A continuación examinaremos el sistema empleado por Mabuni.

Mabuni establece tres grados diferentes de kumite:

  • Tanshiki kumite:
  • Fukushiki kumite:
  • Sinken kumite: Tanto en tanishiki como en fukushiki existe un acuerdo previo con el rival (Yakusoku kumite). Pero en sinken kumite este trato no existe. El ataque y la defensa son libres. También se le llama Jiyu kumite.

Las posibles combinaciones de yakusoku kumite son elevadas. Se deben elegir unas técnicas determinadas para constituir el kumite gata con el que se entrenarán dos karatekas.”

“La investigación de las técnica a través del kumite encierra cierto peligro. A lo largo de los últimos años se ha introducido la costumbre de practicar con protectores. En principio parece conveniente, pero todavía no conocemos el resultado definitivo que producirá esta variedad de kumite. En el karate se utiliza como un arma cualquier parte del cuerpo, por lo que las protecciones hacen que las técnicas de ataque pierdan efectividad. Pero la cuestión de los protectores no debe hacernos olvidar la práctica de los kata, de yakusoku kumite y de jyu kumite sin protectores, porque solo de este modo aprenderemos a ejecutar las técnicas con precisión.”

Kenwa Mabuni

Mabuni Sensei practicando kumite con protectores de Baseball (Fig.4)

No se refiere el texto, lógicamente, a la competición actual, sino a experimentos que se hicieron en algunas universidades y en los que participó el propio maestro, con protecciones de Kendo e incluso de Baseball, y a los que se llamó Bogu Kumite (Bogu es la armadura de Kendo). Pero estos fueron quizás las bases del kumite deportivo, y sus palabras son perfectamente aplicables al Karate de hoy.

Continuara…

Foto portada: Cesar Martín

Bibliografía/Referencias:

4.  Dentoshitoryu.es

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.