SHIN GI TAI: o el Arte de vivir el Arte

Yo soy un convencido confeso de que en las artes marciales y en especial el karate, no hay misterios. Por lo cual me considera un pragmático practicante. No obstante con el paso de los años me voy dando cuenta dentro de mi propia perspectiva que si hay una vivencia mística que es imposible de trasladar a nadie y que responde a un estado que es la sumatoria de práctica, tiempo y edad. No existe ni un antes ni un después, solo el ahora y el acá. Tal apreciación no es un acto de iluminación fortuito que se alcanza cuando se han completado tantas horas, o se sepan tantas técnicas…para nada. Es una experiencia a la cual quizás algunos lleguen si no han cortado el camino.. Sin dar una respuesta que por supuesto y de acuerdo a lo expresado desconozco cómo se produce, es posible que algo se puede divisar por intermedio de lo que continua.

Hay factores que son comunes en todas las artes marciales, y una de ellas son los tres principios fundamentales, el Shin Gi Tai.

Traducido literalmente como Shin = espíritu, Gi = técnica y Tai = cuerpo, se trata de realizar un recorrido a través del entrenamiento (Do = camino), para llegar a fortalecer y mantener puro el propio espíritu, aprender e interiorizar la técnica y entrenar y preparar el cuerpo, todo en conjunto. El nivel más alto que puede obtener un artista marcial es el conseguir armonizar estos tres principios como uno solo, lo que un Sensei denominaría como Shin Gi Tai Ichi.

Y ese mismo Sensei tal vez te diria esto:

Puede ser también que de igual el tiempo que lleves de entrenamiento, hay artistas que puede que necesiten de toda su vida y aun así no llegan… Otros en cambio pueden ser capaces de encontrarlo en cualquier momento. La diferencia estriba en no buscar, siempre ha estado ahí, tu cuerpo lleva contigo toda tu vida, pero quizás no supiste escuchar cual era el entrenamiento más adecuado que le convenía… las técnicas existían desde hace mucho tiempo, pero tal vez no era el momento que llegarán a ti… tu espíritu rige tu camino, pero a veces no le entendemos…

Cualquier artista marcial medianamente instruido sabe de la importancia que hay de que los tres principios funcionen como uno solo para poder sobrevivir, para poder salir victorioso en el campo de batalla y lo más importante, para nosotros mismos para poder vivir plenamente el dia a dia.

De nada servirá entrenarlos por separado, tan solo conseguirás un cuerpo fuerte por las horas de entrenamiento físico, una gran concentración por el estudio de la meditación y un espíritu férreo como resultado de duros años de experiencia en la vida, pero no esto no es suficiente…

Cuando creas que te estás aproximando la la cima, cuando creas que ya casi llegas, es cuando caerás…

Tu cuerpo fallará por la edad, no serán suficientes las técnicas que sabes, querrás seguir aprendiendo más y más, sin saber que buscas, y tu espíritu se planteará cuestiones que no sabrás resolver, entonces dudaras de tu camino…

Realmente llegaras a lo más alto en el camino marcial y en tu vida personal cuando voluntariamente decidas permanecer abajo, de esta manera no serás el objetivo a batir de todos a tu alrededor, no tendrás que luchar contra ti mismo una y otra vez para superarte, no será una carrera contra reloj hacia ninguna parte, puesto que no hay que llegar, ya estás allí.

Mira el dibujo del Yin y el Yang, en todo lo bueno siempre hay algo malo, ese ha sido tu camino hasta ahora, pero en todo lo malo también hay algo bueno, no caigas en juegos y carreras inútiles, permanece en un discreto segundo plano, vence tu ego, y será entonces, cuando tu corazón será puro, dentro de las sombras podrás sentir lo que debes hacer, tu luz, por muy pequeña que sea, en la oscuridad podrá alumbrar a otros, podrá iluminar tu camino, no todas las batallas son de militares, policías o en la calle, existen muchos tipos de batallas a diario, pero para que un guerrero pueda afrontarlas, primero, debe forjarse como tal, lee, entrena y sobre todo, mantén puro tu corazón, eso hará que tengas tu mente clara y concentrada, para poder tener un espíritu fuerte que haga trabajar tu cuerpo con la técnica adecuada en el momento oportuno… el resto, tan solo es niebla, ten paciencia y desaparecerá con el tiempo…

Foto: Fran Alvarez

Gerardo Balves

Author: Gerardo Balves

Share This Post On

2 Comments

  1. Avatar

    Gracias por el artículo. Creo que es lo verdaderamente importante de las artes marciales y pocas veces se habla de todo esto. Entiendo que el camino de cada uno sólo puede ser personal e individual, no se puede decir más de la cuenta para que nadie haga su camino esperando algo, en lugar de «aquí y ahora». Así que desde mi entendimiento, gracias por expresarlo de forma clara y en su justa medida. Lo que queda es aplicarme el cuento.
    Domo arigato gozaimashita!

    Post a Reply
    • Avatar

      Gracias a ti Javier por seguir rincondeldo. Ciertamente el autor lo dice claro y conciso, es la esencia del camino. Un saludo

      Post a Reply

Responder a admin Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acepto las cookies que pueda usar esta web para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad